México ocupa el último lugar de apoyo a mipymes de países de la OCDE

Sólo el 7% de las micro, pequeñas y medianas empresas en México tuvieron acceso a apoyos del gobierno para enfrentar la crisis generada por el confinamiento derivado de la pandemia.


 


De los países que integran la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), México se destacó por ocupar el último lugar en donde se dieron apoyos a las pequeñas y medianas empresas (pymes), pues mientras en Estados Unidos ayudó a este sector con el 14.7 por ciento de su Producto Interno Bruto (PIB), en nuestro país sólo se le otorgó el 0.6 por ciento.

De acuerdo al informe "Perspectivas del Emprendurismo y las Pequeñas y Medianas Empresas 2021", únicamente siete por ciento de las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) tuvieron acceso a apoyos del gobierno para enfrentar la crisis generada por el confinamiento derivado de la pandemia, cifra que es casi cinco veces menor al 33.6 por ciento que en promedio otorgaron los países de la OCDE.

El análisis señala que este porcentaje está muy por debajo de otras naciones como Japón, Grecia y Reino Unido, donde el apoyo fue del 62, 55 y 54 por ciento, respectivamente.

El estudio advierte que "muchas empresas viables podrían haber desaparecido y muchas más aún podrían hacerlo, si el apoyo del gobierno se retira abruptamente".

De acuerdo a la OCDE, cuando la crisis del COVID-19 estalló, la situación financiera de las pymes era en general favorable. No obstante, señala, una gran proporción de estas siguieron dependiendo en gran medida de los fondos internos y del crédito bancario para respaldar sus actividades y su crecimiento, lo que las hace especialmente vulnerables a las recesiones económicas.

Asimismo, destaca que existe el riesgo de que los países con una menor proporción de pymes que reciben apoyo financiero y grandes shocks económicos vean un mayor número de pymes quebrar, reforzando la necesidad de una consideración cuidadosa de las nuevas políticas para evitar una ola de quiebras de empresas intrínsecamente viables.

El estudio muestra que en Nueva Zelanda el 52 por ciento de las mipymes que contaban con una página de Facebook señaló haber recibido por lo menos un apoyo en lo que va de la contingencia sanitaria, mientras que en México este porcentaje fue de solamente 7 por ciento.

El porcentaje de estas empresas que exhibió no haber recibido ningún estímulo en México fue de 47 por ciento, lo que contrasta con la cantidad de pymes que se quedaron sin apoyos en Hungría que fue de dos por ciento.

El análisis de la OCDE indica que México tiene una población muy grande de microempresas de baja productividad, a pesar de ello contribuyen al 71 por ciento del empleo.

Los daños al empleo del sector turismo en México afectaron al seis por ciento del total, mientras que en la OCDE fue de 6.7 por ciento en promedio; además de que las mipymes mexicanas tuvieron una menor exposición a disrupciones en las cadenas globales de valor.

Agrega que el país estuvo menos expuesto a las interrupciones comerciales durante la pandemia y los sectores más afectados representan el 35 por ciento del empleo total. La industria de la construcción y el sector manufacturero de vehículos de motor fueron los de mayor riesgo.

Asimismo, menciona que las pequeñas empresas en México están rezagadas en la captación digital, pero el país ha avanzado en la digitalización, especialmente durante la crisis del COVID-19.

 

Te puede interesar: Pymes son la columna vertebral de la economía global: CMN

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.