Cada año se lee menos en México

En el Día Nacional del Libro hay varios aspectos que considerar para la promoción de la lectura, tales como la estrategia para fomentar el gusto por los libros.


Libros


A pesar de las estrategias, los programas y los eventos culturales para el fomento de la lectura, así como ferias de libros en las que las casas editoriales aplican descuentos a sus productos y el público tiene contacto con los materiales impresos, los esfuerzos no han dado los resultados esperados, pues en los últimos cinco años el porcentaje de lectores ha disminuido.

En 2015, de cada 100 mexicanos encuestados, 50 dijeron haber leído al menos un libro en los últimos doce meses; para los siguientes tres años (2016, 2017 y 2018), la cifra pasó a 45% de lectores; pero en 2019 cayó hasta 42% el total de los mexicanos que dedicaron tiempo a leer.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), la incidencia de lectura se asocia con el nivel de estudios de los potenciales lectores; es decir, a mayor grado de estudios, el porcentaje de población que lee libros es mayor.

De los mexicanos sin educación básica, apenas 24.7% lee libros; el porcentaje aumenta a 36.3% en las personas con educación básica terminada o algún grado de educación media; mientras que los que tienen al menos un grado de educación superior, la cifra asciende hasta 64.8%.

Asimismo, en el Módulo sobre Lectura (Molec) del Inegi, se indica que cada año, el promedio de libros que leyó la población de 18 años y más fue de 3.3 libros.

No se lee por falta de tiempo

Durante la presentación de la Estrategia Nacional de Lectura, Francisco Ignacio Taibo, encargado del Fondo de Cultura Económica, aseguró que en México no se lee debido a los altos costos de los libros. En ese sentido, como parte de su colaboración con el gobierno federal, anunció que disminuiría el costo de los mismos.

No leemos porque el precio de los libros es caro. Pues vamos a desbaratarlo, vamos a hacer libros baratísimos, vamos a regalar libros”, expresó. Sin embargo, de acuerdo con el Módulo sobre Lectura (Molec) del Inegi, tan sólo 2.2% de los encuestados dijo no leer por falta de dinero, en contraste con 47.9% que señalaron que no lee por falta de tiempo; y con 21.7% que confesó falta de interés, motivación o gusto por la lectura.

También lee: 85 años del Fondo de Cultura Económica 

Un poco de historia

El 12 de noviembre, en México, se celebra el Día Nacional del Libro. La fecha fue elegida en conmemoración del natalicio de una de las mayores figuras de la literatura mexicana, sor Juana Inés de la Cruz. El decreto fue publicado en el Diario Oficial de la Federación el 6 de noviembre de 1979, durante la administración de José López Portillo.

De acuerdo con el Banco del Bienestar, Sociedad Nacional de Crédito, Institución de Banca de Desarrollo, uno de los objetivos de la fecha es transmitir la importancia de la lectura y del fácil acceso a los libros en beneficio de la sociedad, así como crear conciencia de la necesidad prioritaria de impulsar la educación dentro del procesos de desarrollo del país.

Como parte de las festividades conmemorativas, se hacen varias actividades como exposiciones, festivales, ventas de libros y talleres en las que se pretende realzar el significado del libro como un “transmisor de ideas que puede ser compartido socialmente”.

 

Te puede interesar: En México hace falta más lectura 

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.