La vacuna de Pfizer requiere -80 °C para ser aplicada en México.

Académico de la UNAM consideró que la vacuna no es apta para países con economías medianas, sino para aquellas que puedan financiar sus cadenas de conservación.


vacunas


Especialistas advirtieron que en México no existe una cadena de frío que pueda transportar y almacenar la vacuna de Pfizer, la cual requiere estar conservada por debajo de -70 a -80 grados Celsius para aplicarse contra el COVID-19, lo que implica una dificultad logística de mayor grado.

Esta temperatura (-70 a -80 grados) se equipara a algunas de las más bajas registradas en la Antártida y es mucho menor que la que cualquier congelador común puede ofrecer, lo cual obstaculizará el almacenamiento y distribución de las vacunas, especialmente en áreas remotas y países en desarrollo como México.

Samuel Ponce de León Rosales, coordinador de la Comisión Universitaria para la Atención de la Emergencia del Coronavirus de la UNAM, advirtió que se necesita de transporte y almacenaje con ultracongelación para que esta pueda llegar a los sitios de aplicación. “Estamos hablando de una vacuna que en esencia está limitada al primer mundo y algunas partes del primer mundo. Digamos que no es una buena noticia para nuestro país que esto requiera la vacuna de Pfizer”.

Durante la conferencia de la UNAM: “Vacunas para COVID-19, la ciencia en acción”, el especialista dijo que este producto no tiene un tiempo de vida prolongado por arriba de esa temperatura.

“Es uno de los factores débiles de la vacuna que Pfizer está elaborando, estamos esperando la culminación de la fase tres, pero se han hecho anuncios de su eficacia muy importante”, dijo el especialista de la UNAM.

Ponce de León Rosales consideró que la vacuna no es apta para países con economías medianas, sino para aquellas que puedan financiar sus cadenas de conservación.

Por su parte, Mauricio Rodríguez Álvarez comentó que la gran mayoría de las vacunas requieren una cadena de frío de entre ocho y dos grados Celsius, una temperatura que puede obtenerse de un refrigerador promedio. El investigador de la UNAM señaló que este representa un reto logístico que podría impactar las campañas de vacunación en un futuro.

“En particular esta vacuna que se menciona requiere una temperatura de menos 70 grados Celsius, o sea, 50 grados menos todavía que lo de un congelador convencional doméstico”, detalló.

Cabe recordar que el pasado 9 de noviembre Pfizer dio a conocer que las dosis experimentales, que elabora con BioNTech, previnieron más del 90 por ciento de las infecciones en un estudio de decenas de miles de voluntarios en su fase 3, convirtiéndose en uno de los avances científicos más alentadores hasta ahora en la batalla contra el coronavirus. Aunque el compuesto de la farmacéutica todavía está pendiente su aprobación para su distribución y aplicación.

El gobierno federal, a través de la Secretaría de Salud, dio a conocer que tiene un convenio con Pfizer, quien enviará a México entre 15 y 34 millones de vacunas contra SARS-CoV-2 para el mes de diciembre.

 


Te puede interesar: OMS pide a gobiernos no abusar del confinamiento para enfrentar COVID-19

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.