Esperanza y resiliencia, claves ante la pandemia

El COVID-19 vino a dañar la salud de las personas, pero no sólo eso: también la economía resultó golpeada afectando a todo el mundo, principalmente a quienes ya venían arrastrando dificultades en ese ámbito.


resiliencia 


La humanidad se enfrenta a una forma de vida distinta a la que conocía y en la que se venía desenvolviendo antes de la presencia del COVID-19, la crisis actual en el mundo rebasa el padecimiento exclusivo de la salud, pues afecta a la sociedad en todas sus esferas y por ello es necesario abrir escenarios que enriquezcan el diálogo e inyecten reflexión, autocrítica e inviten a la investigación acerca de las preguntas esenciales para la vida.

Con esta finalidad, la Universidad Intercontinental (UIC) a través del Instituto Intercontinental de Misionología (IIM) publicó el libro Vulnerabilidad, esperanza y resiliencia frente a la adversidad. Reflexiones interdisciplinarias frente a la contingencia por COVID-19.

En este compendio, con la participación de especialistas en ciencias políticas, economía y diversas especialidades sociales de esta casa de estudios, se analiza la situación actual y se generan propuestas con las que buscan aportar reflexiones y abrir una conversación en la sociedad sobre diversos ámbitos a fin de que sirvan para superar los retos que se han presentado.

En la presentación del texto, el rector de la UIC, Bernardo Ardavín Migoni, asevera que “lo que resulte de esta pandemia no será un fruto del azar ni mucho menos; conjeturamos que tendrá como fuente determinante la actitud voluntarista de algunos poderosos en la política o en la economía. Será lo que la libertad humana organizada, recuperando sus mejores virtudes, decida para atender al bien común, condición necesaria para una vida más humana.

“Indispensable, pues, es volver al verdadero humanismo: quién es esa persona humana de la que tanto se habla, sus derechos, sus satisfacciones, su felicidad. Consideraciones donde no puede ser ignorada la dimensión trascendente en esta existencia que es limitada, es corta y, por lo tanto, sus bienes y también sus males, como esta pandemia, se acaban. Pero el proceso puede ser doloroso o gozoso; de nosotros depende”.

El COVID-19 vino a dañar la salud de las personas, pero no sólo eso también la economía resultó golpeada afectando a todo el mundo, principalmente a quienes ya venían arrastrando dificultades en ese ámbito.

Sergio Sánchez Iturbide, director de la División de Negocios de la UIC, destaca a la esperanza como un aspecto de las organizaciones resilientes y saludables; y, señala que en este trance por el que estamos pasando, es fundamental.

“Si la esperanza falla, lo demás falla; porque sin el hálito de esta competencia (a veces conocimiento, a veces habilidad, a veces actitud, a veces praxis con sentido, a veces virtud), los demás aspectos que constituyen a la persona y a la organización se ven disminuidos del empuje que genera la confianza de un futuro posible y mejor”, subraya.

Asimismo, alude a que de acuerdo con diversos estudios los colaboradores de las empresas que tienen un alto nivel de esperanza son quienes son capaces de construir estrategias para el futuro y enfrentan mejor la ambigüedad y la incertidumbre.

Por otra parte, Juan Pablo Brand Barajas, docente de Psicología UIC, aborda en este compendio el tema de las familias resilientes, que son finalmente el sostén de cada ser humano. “Ya sea en hordas, clanes, tribus o familias, pertenecer a un grupo nos protege, nos contiene y nos da identidad… La familia es el jardín en el cual germina lo más sublime y lo más siniestro de la condición humana… pero cuando se trata de amar, estamos llamados a transformarnos y lograr que lo que dolió o estuvo enfermo, se convierta en la fuerza para afrontar toda adversidad”.

En otro aspecto, los directores de la licenciatura en Filosofía UIC, modalidades presencial y mixta, Rafael Espino y Víctor Hugo González respectivamente, coinciden en que el confinamiento y la pausa al ritmo acelerado del mundo globalizado, permiten tomar conciencia de lo que nos sostiene: la salud, la convivencia, la comunicación de experiencias significativas, el cuidado y el conocimiento personal; “estar con nosotros mismos, nos saca de la zona de confort… es una oportunidad de tenerse a sí mismo y ser para los demás”.

Descarga libro completo en: //www.uic.mx/wp-content/uploads/2020/06/LIBRO-CONTINGENCIA-COVID-19-descargable-baja.pdf 


Te puede interesar: Nueva herramienta para estudiar el COVID-19

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.