UNAM da recomendaciones para no infectarse de ómicron

El especialista de la UNAM recomendó que hay que usar el cubrebocas hasta el puente de la nariz y por debajo de la barbilla.



Debido a que el virus del COVID-19 se transmite fundamentalmente en “gotas aéreas” que expulsamos al hablar, al estornudar, al toser y que quedan flotando en forma de aerosol en ambientes cerrados, nuevamente la barrera fundamental para no infectarnos es utilizar correctamente el cubrebocas, dijo el doctor Samuel Ponce de León, titular de la Comisión Universitaria para la Atención de la Emergencia Coronavirus.

“Siempre que estemos en ambientes cerrados o semicerrados, como salón de clases, oficinas, iglesias e incluso en congregaciones de gente a la intemperie, hay que portar el cubrebocas y mantener una sana distancia”, reiteró el especialista.

Ponce de León indicó que es necesario tener una correcta ventilación en las áreas en donde estamos laborando o dando clases o realizando nuestras actividades. También dijo que es fundamental que las personas que desarrollan síntomas de la enfermedad o que sospechan que tiene COVID-19 deben voluntariamente autoconfinarse.

En lo que respecta al transporte público, “donde la convivencia es muy íntima”, el titular de la Comisión Universitaria para la Atención de la Emergencia Coronavirus recomendó que para minimizar el riesgo de infección, se deben mantener abiertas las ventanas de los vehículos y una higiene correcta, sobre todo de manos.

Además de llevar ajustado correctamente el cubrebocas y si es posible usar dos, “perfectamente sallados. No quitárselos ni tomarlos con la mano”, puntualizó.

Samuel Ponce de León señaló que todos los cubrebocas son útiles. “Desde aquellos que se pueden elaborar fácilmente en casa y hasta cubrebocas de diferente tipo que se pueden adquirir en farmacias”.

El especialista de la UNAM recomendó que hay que usar el cubrebocas hasta el puente de la nariz y por debajo de la barbilla.

En caso de un familiar con sospecha de infección, con síntomas o ya infectado con SARS-CoV-2, además del autoconfinamiento, los utensilios de comida deben lavarse “con agua, jabón y listo. No es necesario ningún otro cuidado”.

El académico insistió que la transmisión del virus es por vía aérea. No a través del contacto con este tipo de utensilios ni del consumo de alimentos.

“Uno se puede infectar si después de tocar alguna superficie (mano, vaso, botella…) donde se haya depositado secreciones respiratorias por toser o estornudar en ellas, se agarra la nariz, los ojos o la boca”, explicó.
Por último, Ponce de León dijo que la mayoría de los contagios son por ómicron y “a todas las variantes del SARS-CoV-2 hay que tenerles miedo y mantener las precauciones para evitar la infección”, concluyó.

 

Te puede interesar: IMSS relanza el Permiso COVID 3.0 para solicitar incapacidad laboral

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.