En la CDMX amplían atención en los 117 módulos para pruebas rápidas de COVID

La próxima semana se habilitarán macroquioscos para realizar pruebas rápidas de detección de COVID-19.



La Secretaría de Salud (Sedesa) de la Ciudad de México informó que amplió el horario de 8:00 a 14:00 horas en los 117 centros de salud que realizan pruebas COVID-19 en la capital del país. También se reabastecerán los insumos para duplicar el número de pruebas a 200, con lo que se podrían realizar hasta 23 mil 400 diarias.

Además, a partir del martes 4 de enero se reinstalarán módulos de prueba de antígenos en las plazas comerciales Zentralia, Pabellón Universidad, Centro Comercial Santa Fe, Parque La Antenas, Parque Vía Vallejo, Centro Comercial Perisur, Chedraui Aragón y Fórum Buenavista, cuyos insumos serán dados por los Servicios de Salud Pública de la Ciudad de México.

Asimismo, la próxima semana se habilitarán macroquioscos para realizar pruebas rápidas de detección de COVID-19, por lo que se analizan los lugares donde estarán con base en el mayor número de positividad en las alcaldías.

La Secretaría de Salud de la Ciudad de México solicitó a la población mantener las medidas sanitarias, y en caso de presentar síntomas, realizar una prueba COVID-19. De resultar positiva, conservar distanciamiento social para evitar la propagación del contagio.

 

Variante ómicron representa alto riesgo de contagios

El doctor Rafael Bojalil Parra, investigador del Departamento de Atención a la Salud de la UAM, advirtió que la variante ómicron representa un importante riesgo de contagios de SARS-CoV-2 en México, donde se ha vacunado con esquema completo a sólo 56 por ciento de la población.

El académico de la UAM expuso en entrevista que esta variante del coronavirus sí es mucho más contagiosa que las anteriores, incluyendo la delta, debido a que, de acuerdo con lo que se sabe hasta ahora, coloniza sobre todo en bronquios y la parte superior del tracto respiratorio, a diferencia de las conocidas previamente que lo hacen en pulmones y generan enfermedad más grave.

Bojalil Parra explicó que “hoy sabemos que Cansino o Johnson & Johnson, que se había dicho eran dosis única, no protegen adecuadamente, y que una tercera dosis de Pfizer, AstraZeneca, Sinovac o Sputnik pueden evitar que haya mayor índice de enfermedad en la población”.

El especialista dijo que tener 44 por ciento de los habitantes sin esquema completo de vacunación representa un riesgo importantísimo ante esta variante porque todas las personas, por ejemplo, la mayoría de los menores de edad pueden ser susceptible a enfermarse, reiteró.

 


Te puede interesar: Accidentes automovilísticos aumentan 30% en fiestas decembrinas

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.