Lavado de manos reduce contagio de COVID y otras enfermedades: Cinvestav

Estas medidas podrían reducir las enfermedades gastrointestinales, en particular las causadas por norovirus que provocan vómito y diarrea.



Las medidas sanitarias para reducir el riesgo de contraer COVID-19 como el lavado de manos, empleo de gel desinfectante, uso de cubrebocas y el distanciamiento podrían incidir en la disminución de otras enfermedades infecciosas, señalaron investigadores del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

Ana Lorena Gutiérrez Escolano, investigadora del Departamento de Infectómica y Patogénesis Molecular, dijo que esta medidas podrían reducir las enfermedades gastrointestinales, en particular las causadas por norovirus que provocan vómito y diarrea.

La investigadora refiere las estadísticas de Public Health England sobre dimensiones hospitalarias y notificaciones de enfermedades, en Reino Unido, donde se indica cómo las medidas diseñadas para frenar la propagación del coronavirus podría tener impacto en la reducción de enfermedades transmisibles, pero aclara que dependiente de cada país la reducción es distinta, mientras que en lugares como México es difícil determinar si realmente se ha dado.

En tanto una investigación sobre el “Distanciamiento Social para COVID-19 y diagnóstico de otras enfermedades infecciosas en niños”, publicada en el Official Journal of The American Academy of Pedriatric, Gutiérrez Escolano también refiere que el distanciamiento, además de reducir la transmisión del coronavirus, supondría una disminución muy significativa en enfermedades infecciosas como otitis, bronquiolitis, resfriado común, gastroenteritis, faringitis e influenza, entre otras.

Las autoridades sanitarias han insistido que la higiene de manos es una medida eficaz para evitar la propagación del SARS-CoV-2 y los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, lo confirman al observar que esa práctica reduce hasta el 23 por ciento de enfermos con diarrea; disminuye 58 por ciento el padecimiento en individuos con sistema inmunológico debilitado, y baja entre 16 y 21 por ciento las afectaciones respiratorias, como resfriados, en la población general.

Los investigadores del Cinestav coinciden al señalar que de manera intuitiva se puede proponer que algunas de las medidas emprendidas para contener la COVID-19 tienen impacto positivo en la reducción de enfermedades gastrointestinales o respiratorias, ya que sus vías de transmisión son similares.


Te puede interesar: Será un error para México no apostarle a las energías renovables: Diego Sinhue

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.