Claudia es Morena y cadena de mentiras, cuidado

¿Qué es votar por Claudia? No sólo lo es por una persona, sino por todo un grupo que ahora está en el poder federal, el responsable de lo que ellos llaman 4T, encabezado por Andrés Manuel. Este grupo que hablando de “transformación” ha transformado a México en un país con deficiencias, peligros y destrucción como no se había visto. ¿Es esta una exageración, una mentira o un insulto? No, no lo es, las propias cifras e informes oficiales lo demuestran: México ha retrocedido en vez de avanzar en el bien común.

La tal 4T ha tenido la peor corrupción vista en México, falta de trasparencia, opacidad de contrataciones, amiguismo, influyentismo, protección de delincuentes, endeudamiento, despilfarro del erario en obras faraónicas, incremento nunca visto en inseguridad (más asesinatos que nunca, cobro de piso, secuestros) y control territorial de la delincuencia organizada, violación descarada y reconocida de las leyes: “no me vengan con que la ley es la ley”.

La peor desunión provocada intencionalmente entre los mexicanos. También el deterioro de la imagen internacional de México, provocado también insensiblemente por el presidente. En fin, la lista de graves daños a México es muy, muy larga.

La tal 4T, empezando por su presidente federal, ha atacado como nunca quizás desde tiempos de Victoriano Huerta a periodistas y medios de comunicación, los que simplemente ponen en evidencia su mal gobierno; no lo “atacan” lo evidencian. Les hace amenazas que han obligado a muchos medios a guardarse la verdad de los daños del gobierno. Aquellos personajes y líderes sociales que lo critican o no se someten a sus caprichos presidenciales son objeto de persecución por los medios que el poder federal tiene. En cambio, una administración caracterizada por absoluta impunidad a sus leales que han cometido robos enormes y otros delitos a México y violado sus leyes en beneficio del partido en el poder; la malversación de fondos se vuelve noticia constantemente, sobre todo en los últimos años.

¿Y la mentira? La mentira cotidiana, descarada del presidente, diaria y las mentiras también evidentes y descaradas tanto de Claudia en campaña como de los personeros de Morena y de su promoción política. Cadena de mentiras que son un insulto a la inteligencia. Y las acusaciones de mentir, algo imposible de contradecir por parte del presidente, de Claudia y de Morena en general. Sólo dicen “no es cierto”, pero no pueden demostrar que dicen la verdad, y no pueden por lo burdo de esas mentiras.

Nunca un gobierno mexicano había destruido como el de la 4T al sistema público de salud, ni de dejar de surtir medicinas y material médico como se hace ahora. Acabaron con el Seguro Popular, crearon otro para sustituirlo y lo cerraron por ineficiente y por haber sido objeto de un saqueo financiero nunca visto, el INSABI. Los enfermos mueren por falta de medicinas, incluyendo en particular los niños y mujeres con cáncer por falta de material y medicamentos.

Un gobierno que se ha caracterizado por mentir sistemáticamente, con una candidata que hace exactamente lo mismo, mentir descarada y burdamente. todos los días, tanto en cuanto a supuestos logros del gobierno federal como del suyo en Ciudad de México. Y lo propio hace la candidata a gobernar la capital del país, Clara. Usar la mentira para asustar (con éxito, lamentablemente) a quienes reciben dineros por programas sociales, de que la oposición se los quitaría si gana.

Solo en una cosa no miente Claudia: en que ofrece continuar con lo que llama “el segundo piso” de su 4T. Ofrece continuar precisamente una política de transformación del país que hemos visto no ha sido para lo mejor, sino para lo peor. Mentir ofreciendo políticas a favor del pueblo que no han hecho en estos casi seis años no es creíble.

La acusación de hace unos años de que Andrés Manuel era “un peligro para México”, que tanto le enfurece y a sus seguidores, ha quedado plenamente justificada. Y si Claudia ofrece hacer lo mismo en una presidencia nacional que lo que ha hecho el presidente, decir que ella también es un peligro para México no es nada exagerado, ni es un insulto o falta de respeto, es una advertencia sensata.

Votar por Claudia es votar por la continuidad del deterioro visto, comprobado, documentado y medido de México. No hay manera de negarlo, de esconderlo, está allí frente a los ojos de quien quiera verlo. Votar por una candidata cuya campaña es mentir es una triste forma de dañar a nuestro país.

Te puede interesar: Lo más grave: violencia electoral

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo

Facebook: Yo Influyo

comentarios@yoinfluyo.com

Compartir
No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado su suscripción.

Newsletter

Suscríbase a nuestra newsletter para recibir nuestras novedades.