La economía entrará en un bache, lo que impactará fuertemente a las empresas, por lo que hay que estar preparados.
Vienen tiempos difíciles para las empresas que, para sobrevivir, requerirán de decisiones contundentes.
Disminuir los viajes al extranjero y seguir las recomendaciones sanitarias, como lavarse las manos, aminorarán el riesgo de contagio de coronavirus.
Quien gobierna el destino de una familia empresaria, enseña a quienes involucra directa e indirectamente en los asuntos del negocio.
La consistencia es la cualidad de mantenerse estable y coherente ante la ilimitada posibilidad de variación que la dinámica organizacional ofrece.
El director, como el almirante, no deja ver su talento cuando el viento es calmo, la corriente favorable y la visibilidad perfecta.
Quien posee un particular talento, cuando lo despliega, lo hace ver fácil para los demás.
La competitividad es resultado de la gestión habilidosa de las estructuras de producción en un entorno específico de políticas e instituciones.
Priorizar requiere establecer un número definido y limitado de actividades o asuntos en cierto orden y con cierta asignación metódica de tiempos.
Lejos de padecer estos días por no estar fuera de la oficina, la temporada ‘en calma’ se debe aprovechar para calibrar la mira y para afilar la navaja.
Mauricio Candiani: “¿cómo procesar las ‘n’ ideas surgidas en múltiples espacios y momentos?”, es una pregunta que una organización saludable hace.
Las mayores vulnerabilidades a las que cualquier empresa puede enfrentarse son de tres tipos: financiera, operativa y legal.
Según Mauricio Candiani, los empresarios también tiene que considerar el impacto que su empresa tiene en el medio ambiente.