Sección - Yo Influyo News - Margarita Zavala

Si el presidente no está allí para defender a los mexicanos de la fuerza que mata y que destruye al propio Estado, entonces, ¿para qué está?
El gobierno de la Ciudad de México es injusto con la empresa DNV, pero se comporta peor aún con los ciudadanos que vivimos aquí, nos amenaza con su comportamiento y nos oculta la verdad.
Se trata de que demos nuestra opinión, pero no caigamos en soltarlo todo por una reforma con la que nos quieren distraer.
El Estado no debe ser neutral frente al discurso de odio, debe prevenirlo y, en todo caso, condenarlo.
La oposición, de la mano de la ciudadanía, le devolvimos la dignidad al Congreso. Nada más, pero nada menos.
Una de las tareas que tenemos en los próximos meses van acompañadas de una condena de “traición a la patria” por parte del gobierno de Morena.
A través de la experiencia hemos constatado que la confianza es una de las emociones más importantes para las relaciones humanas.
Las relaciones internacionales se construyen con paciencia, entendimiento mutuo y cooperación, pero, sobre todo, con valentía y con inteligencia.
Una Suprema Corte que se hunde cada vez más y cuyo ministro presidente parece querer llevar al fracaso.
Las próximas elecciones locales y las del 2024 no serán un día de campo, sino que requerirán todo nuestro esfuerzo y toda nuestra estrategia.
La justicia en México está distraída en venganzas, servilismos y resentimientos que se generan desde el poder sin que importe lo que le pasa a un pueblo.
El lacayismo no debe ser bien visto por una ciudadanía que lucha por la democracia. Ojalá que en la Corte no cunda el ejemplo.
La libertad de expresión debe ser una de las primeras libertades que el poder público debe proteger a través del respeto al derecho.