Sección - Yo Influyo News - Margarita Zavala

Iturbide presentó el Plan de Iguala el 24 de febrero y el 1 y 2 de marzo quedó como primer jefe del Ejército de las Tres Garantías.
El “no pasa nada” tiene consecuencias muy violentas, pues genera un efecto inhibitorio de las denuncias de violencia e incrementa la cifra negra.
La elección de este año es trascendental para cerrar el paso al populismo que avanza en México y que se expresa claramente en la crisis de salud, economía y social.
En México, somos oficialmente 126´014,024 mexicanos; el 51.2% son mujeres y el 48.8% son hombres.
El número de contagios de COVID-19 ha aumentado en México, así como el dolor de miles de familias mexicanas que han perdido a sus seres queridos.
El gobierno era y es el único responsable de hacer un plan de compra y distribución de la vacuna anti-COVID-19, pero nunca lo hizo.
Estábamos unidos, unidos en favor de nuestro valiente personal de salud hasta que el gobierno decidió, una vez más, polarizar a la población.
El populismo pasa de la mentira contumaz al asedio de las instituciones y finalmente a la imposición del capricho de un hombre por encima de la voluntad popular.
Angela Merkel ha sido una extraordinaria mujer en la política que ha gobernado durante quince años en Alemania.
Amnistía Internacional publicó que más de 7 mil personas trabajadoras de la salud habían muerto a causa de COVID-19. De esos decesos, 1,320 fallecieron en México.
Si repasamos, vemos un México con crisis de salud, con crisis económica, con una ausencia clara de Estado de Derecho y sabemos bien que no será muy distinto el próximo año.
Morena se está dando cuenta que ya no tiene asegurada la elección del 2021. Debe saber que la fama del presidente no garantiza que vaya a obtener buenos resultados en las elecciones.
Los mexicanos vivimos un verdadero drama: en estos dos años el populismo ha permeado de tal forma que ha generado resultados negativos en todos los órdenes.