Sección - Yo Influyo News - Editorial

La reflexión es el primer paso para no repetir errores, para entender lo que sucede, y es también de lo que carece el ser humano, hoy en día.
Tal parece que nadie sabe qué es lo que quiere el presidente de México (ni siquiera su gabinete); no se ve claro el rumbo del país.
Ciudadanos y el presidente tienen los mismos datos, se mantienen los niveles de violencia de la pasada administración, no hay avances y la crisis con la Policía Federal agudiza el problema.
La inseguridad no es una percepción ciudadana, es un hecho identificado por el empresariado y por el ciudadano; al único que parece no importarle es al gobierno.
El compromiso del sector empresarial es con México, por ello su postura firme frente al gobierno.
No es un invento de la prensa fifí, los datos hablan por sí solos; la CDMX vive una situación de inseguridad igual o peor que en la pasada administración.
El planeta exige una respuesta inmediata, no podemos continuar con su destrucción. Es tiempo de actuar ya.
YoInfluyo.com se suma al mensaje del papa Francisco con motivo de la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, y reitera su compromiso con la verdad y el fomento de la solidaridad para el bien común
La participación de los jóvenes en la vida social y democrática es clave para el desarrollo de México; ¿qué papel está jugando este sector de la población?
Mensaje del presidente ejecutivo de YoInfluyo.com, Fernando Sánchez Argomedo, a 16 años de su creación.
Ante los discursos que buscan crear división entre nuestro pasado prehispánico y español, debemos recordar que así como somos herederos de una cultura occidental, también por parte de los pueblos originarios contamos con una gran herencia.
A pesar de que podría pensarse que la subsidiariedad y el asistencialismo buscan apoyar a los más necesitados, la realidad es que una estrategia asistencialista sólo generará más pobreza y México ya no necesita eso.
Todos los mexicanos hasta los más pobres tienen la capacidad de construir nuestro propio destino, y el gobierno debe procurar las herramientas y oportunidades para ello. Nada más alejado de compararlos con mascotas a las que hay que alimentar.