Sección - Yo Influyo News - Editorial

El regreso a la llamada nueva normalidad sí ha marcado cambios, pero no necesariamente positivos sobre todo en las cuestiones violencia en todas su formas.
Nuestro país está más cerca del momento en que deberá demostrar, que está integrado por una sociedad consciente, capaz de mantener unidad en la diversidad.
La democracia reclama con urgencia un tanque de oxígeno que le permita respirar nuevamente.
Los acontecimientos en la Cámara de Diputados con las pugnas internas y las prácticas legaloides deben motivar la ciudadanía a cambiar esa situación con su voto.
El regreso a clases no aprovecha las ventajas de las nuevas tecnologías y más bien apunta a profundizar la desigualdad social y económica.
Tenemos que otorgar al INE un voto de confianza, pero no podemos aflojar en materia de vigilancia, de exigencia y de supervisión.
El rechazo al “pin parental” podría significar dar un paso más hacia la alienación de las nuevas generaciones y la imposibilidad de los padres a ejercer su legítimo derecho a educar a sus hijos.
Muchos son los problemas no resueltos en el país que el presidente evade sin siquiera tocar, sin embargo impone su agenda gracias a las “mañaneras”.
Con el dictamen sobre el aborto, la Suprema Corte defendió la vida y defendió con gallardía la división de Poderes que establece la Constitución mexicana.
Directivos de Notimex intentan desgastar y cansar a los trabajadores de la agencia en huelga; el gobierno lo sabe, pero hace como si no estuviera enterado.
El presidente sigue en campaña y no ha querido comenzar a gobernar. La que tiene que despertar es la población votante.
Frente a cifras sustentadas que contradicen a la cuatroté, AMLO tiene otros datos, en cambio, cuando hay información que le sirve, no importa la fuente.
Yo Influyo no es una página más en internet, es un portal de información y análisis político, social y económico que promueve el bien común.