Sección - Yo Influyo News - Editorial

Estamos a unas semanas de la hora de la democracia. México reclama la participación consciente, responsable, informada e inteligente de todos los demócratas.
El accidente en el Metro de la Línea 12 debe ser un punto de partida para que se tome en serio la necesidad de gobernar.
Resulta indispensable votar por una opción de pluralidad, libertad y equilibrio político. Votar con inteligencia.
Mientras existan cortinas de humo con objetivos bizantinos e irrelevantes, Morena no se detiene para no perder la sobrerrepresentación en el Congreso.
En las elecciones del 6 de junio, depende de los votantes desechar los distractores, analizar la realidad y reforzar la democracia.
El 6 de junio, el INE será un árbitro imparcial que valide lo que cada vez apunta con más claridad a ser un triunfo de quienes quieren hacer contrapeso al Ejecutivo.
Estos días de Semana Santa son de reflexión, de pensamiento, de revisión.
En nuestro sistema democrático existen mecanismos que permiten defender las leyes, los mandatos y las reglas que a lo largo de la historia nos han beneficiado.
La lucha por tener división de poderes en México ha sido larga y el riesgo de que sea efímera es hoy una realidad.
La sociedad está dispuesta a cambiar, y ellas son las que están más dispuestas a erradicar el síntoma antes de que se vuelva una enfermedad mortal para la nación.
En la Cámara de Senadores, se votó la Ley de la Industria Eléctrica a una velocidad y eficiencia sorprendente. Ni una coma se cambió, tal como se ordenó.
Los mexicanos de a pie tienen los verdaderos datos y ellos pueden detener el agravio y acabar con el poder dañino de los “otros datos” del presidente.
La logística del gobierno parece estar guardada en un cajón, porque el primer día de vacunación está muy lejos de augurar una campaña eficiente y despolitizada.