Quienes desean la vida y quienes desean la muerte

La OMS establece las normas para la salud mundial, así es que las políticas, programas y publicaciones afectan en todo el mundo.



Todos nos hemos dado cuenta de que estamos en tiempos de ‘guerra’ aunque muchos queramos negarlo, sobre todo en estos últimos días en que hace dos mil años Alguien dio su Vida y nos la dio para que la tuviésemos en “abundancia.”

¿En qué consiste la guerra? Podríamos decir que la guerra consiste en la ‘muerte’ de seres humanos por mil razones. Una de las muchas sin-razones tanto de situaciones de guerra, como en la vida común es acabar con el ser humano que no tiene defensa alguna, y la que más se facilita en un ‘nuevo orden mundial’ es acabar y dar muerte al ser humano inocente que se encuentra en un vientre en gestación.

Recientemente el Dr. Julio Tudela, Director del Observatorio de Bioética en la Universidad Católica de Valencia puntualizaba una denuncia ante la doble moral de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Esta se pronunció recientemente por la liberalización casi total del aborto, la cual aconseja facilitar el aborto “sin límites de semanas de embarazo ni restricciones legales.” Según esta organización de la ONU, sugiere:

- Eliminar semanas de gestación
- Eliminar el período para reflexión
- Eliminar el control de fármacos abortivos, etc.

La OMS ¿Vela por la salud de la población mundial? ¿Quién es el director de esta organización y por qué olvida los principios fundacionales de derechos humanos que la originaron?

Acudimos a una organización internacional no gubernamental dedicada durante muchos años a luchar en favor de la vida y de la familia y al seguimiento de políticas que impiden y obstaculizan estos propósitos dentro del ámbito Internacional: “Family Watch International, (FWI)” (https://familywatch.org/)

De acuerdo con una investigación detallada de FWI sobre agencias de la ONU y a los antecedentes del Dr. Thedros A. Ghebreyesus, director de la OMS (https://familywatch.org/2020/08/18/who-exposed-sexual-rights-vs-sexual-health/#.Yl2PtoVBzIU) nos podemos dar una idea del por qué se ha llegado a este punto del desprecio por la vida humana y a la salud en la OMS.

Para comenzar, la familia es atacada por múltiples agencias de la ONU, no sólo por la OMS, entre las que se encuentran también: UN Women; UNESCO; UNFPA; UNAIDS; UNICEF; etc.

La OMS establece las normas para la salud mundial, así es que las políticas, programas y publicaciones afectan en todo el mundo.

La OMS ha estado trabajando en las siguientes áreas:

- La agenda de salud y derechos sexuales y reproductivos
- La agenda sexual para menores de edad
- La agenda transgénero
- La agenda sobre prostitución

Todas estas se forman en planes o agendas en contra de la vida y la familia. Algunos de los términos usados por estas entidades son: derechos sexuales y reproductivos, derechos reproductivos, salud sexual, sexualidad, aborto seguro, estigma, dignidad, discriminación, aborto médico, auto-cuidado/auto-tratamiento, aborto médico, elección-autonomía, derechos humanos, etc.

Cuando el Dr. Thedros A. Ghebreyesus fue electo, todos los grupos a favor del aborto celebraron su designación. En su país originario Etiopía, como Ministro de Salud, introdujo ampliamente el aborto seguro y legal con la ayuda de ONGs como el IPAS a favor de mujeres que desean anticonceptivos y aborto. Las áreas que maneja el IPAS son las que retomó la OMS sobre el aborto en países en desarrollo.

Otra de las organizaciones que celebró la designación como director es la IPPF, que constituye una de las mayores proveedoras del aborto en todo el mundo, además de promover las agendas o planes de derechos sexuales y para sexualizar a la niñez mundial. El IPPF consta de 161 asociaciones miembros mundialmente y su cuerpo de trabajo tiene como fin “…la promoción de salud y derechos sexuales y reproductivos.” Con este fin, promueven el cambio de las leyes en los países, sobre todo de los países pobres o en desarrollo (“sexual and reproductive health and rights” SRHR por sus siglas en inglés).

Estos planes o agenda incluyen la ‘Educación Integral en Sexualidad, (EIS)’ para las personas menores de edad y jóvenes en general como herramienta para sexualizar a menores de edad y conducirlos a ser dependientes de sus servicios.

En resumen, la OMS tiene como fin promover:

1. Derechos sexuales y reproductivos
2. Servicios de salud sexual y reproductiva
3. Educación integral en sexualidad (EIS)

Dentro de esta agenda del aborto, en publicaciones de UNDP, UNFPA, UNICEF, OMS, y el Banco Mundial, en del Plan de Respuesta Humanitaria (HRP) se pueden encontrar definición y ampliación de la definición de la “salud sexual” dentro de manuales sobre aborto seguro, en guía para sistemas de salud y cuidado del aborto seguro y anticoncepción posterior al aborto. Además, algunas de las recomendaciones siguientes:

- “La posibilidad de controlar la propia fertilidad a través del “acceso a la anticoncepción y el aborto”

- “La posibilidad de tener “experiencias sexuales placenteras y seguras”

- “El reconocimiento de la diversidad de expresiones de comportamientos sexuales… para el bienestar y la salud”

- “Todos los países deberían trabajar a favor de la despenalización del trabajo sexual”

- “Algunos países han legalizado los matrimonios del mismo sexo para proteger los derechos humanos fundamentales…”

- “Los países deben proveer a transgéneros el acceso al tratamiento hormonal y/o a la cirugía de reasignación de género”

- “Para respetar y proteger los derechos humanos, los Estados deben asegurar que los servicios de salud puedan “cumplir con las necesidades específicas de salud sexual y reproductiva de adolescentes, incluyendo la anticoncepción y servicios seguros de aborto…” (Nota: Esto se refiere a los adolescentes menores de 18 años. Además, aclaramos que la expresión “aborto seguro” es engañosa, pues el aborto nunca es “seguro.”)

- “Las normas de derechos humanos en todos los niveles…. Están desarrolladas con respecto a la protección de adolescentes menores de 18 años… requieren que los Estados garanticen a los adolescentes derechos de privacidad y confidencialidad, otorgando servicios de salud sexual y reproductiva sin el consentimiento parental.” (Nota: esto constituye un ataque directo a la familia)

- “La educación, incluyendo la EIS son cruciales para la salud sexual. (Nota: esta es una afirmación falsa que proviene de la OMS)

Podemos notar que en todo esto se quiere borrar el ‘estigma’ para hacer del aborto algo ‘bueno’ en sociedad, para lo cual no es necesario una ‘tercera opinión’, esto es, según lo anterior, no es necesaria la información ni autorización por parte de los padres de una menor.

En otro folleto de OMS se describen las “intervenciones para el autocuidado de la salud” tomando como base la ‘salud y derechos sexuales y reproductivos (SRHR) como:

- El automanejo del aborto médico’ (píldoras para abortar)
- El tratamiento del aborto no tiene necesidad de la asistencia profesional médica

Dentro de la agenda sexual para menores de edad, la OMS define la ‘sexualidad’ como:

“La sexualidad comprende identidades de género, actitudes, placer, deseos, fantasías, erotismo, orientación sexual.” Y dentro de esto, recomienda que los pequeños de edades 0-4 años sepan sobre: sexualidad, disfrute, placer. masturbación, tengan conocimiento de la identidad de género y cómo hablar sobre ‘género.’

En edades de 4 a 6 años conozcan: placer. masturbación, expresión sobre sexualidad, hablen sobre temas sexuales, etc.

A la edad de 9 años deberán aprender sobre sus ‘derechos sexuales’ de acuerdo con la definición de la IPPF. Ver folletos: EXCLAIM / Healthy, Happy and Hot.

Y de edades 10 a 18 años deberán saber sobre su derecho al aborto. En: “Technical Guidance on Sexuality” o “Guía Técnica en Sexualidad” por OMS, UN Women, UNICEF. En todo esto, los menores aprenderán a diferenciar entre los valores que ellos tienen personalmente y los valores que sostienen sus padres sobre la sexualidad.

Reflexionando un poco sobre todo esto, recordemos que desde hace 30 o 40 años, precisamente el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo PNUD, junto con la OMS y el UNFPA lanzó un programa de control de la natalidad, claramente maltusiano, es decir, la ONU propone el control de la natalidad como un medio, una condición previa para el desarrollo de los pueblos.

Contrariamente a esta idea, científicamente nunca ha sido demostrado que exista una relación entre la densidad de la población de un país y el desarrollo. Hay países poco poblados que son desarrollados como Australia, y otros poco poblados que son subdesarrollados, ej. países del África Central; y por otra parte, hay países muy poblados que son desarrollados como Holanda que tiene más de 400 personas por Km2 y hay países poblados subdesarrollados como Pakistán. Por tanto, no hay relación en las dos cosas, depende de cada caso.

La ideología maltusiana es discriminatoria, eugenista y segregacionista, la cual según el autor Michael Schooyans se expresa diciendo: “nosotros los ricos del hemisferio norte necesitamos controlar el crecimiento de la población de los países del sur porque tenemos miedo de esa población” o también “los ricos debemos controlar el crecimiento de las poblaciones pobres” y de allí se busca utilizar un lenguaje nuevo, mentiroso, ideológico: “el lenguaje de los derechos humanos.”

Este lenguaje consiste en decir también: “Ustedes los pobres tienen derecho a la anticoncepción, al aborto,” estos son los nuevos derechos humanos. Nosotros -los ricos- “queremos ayudarlos a ejercer este nuevo derecho y vamos a ayudarlos a desarrollarse mandándoles métodos anticonceptivos y dispositivos intrauterinos y aparatos para realizar abortos con máquinas especializadas…”

Así estamos terminando por ver ya con más claridad lo que es una sociedad de violencia en donde permanece la voluntad del más fuerte. Ya hemos hablado del impacto que tienen las teorías culturales contemporáneas en la sociedad y el relativismo integral que produce (Yo Influyo News - Impacto de las teorías culturales contemporáneas)

Y cuando hablamos de ‘globalización’ puede decirse que estamos caminando hacia un gobierno ‘mundial’ en donde poco a poco la ONU se convierta en un gobierno mundial y las agencias ONU en los ministerios de este gobierno (tentativa de instaurar la “Internacional” soñada por los marxistas en el siglo pasado). Y por otro lado la globalización que tiende a una ideología liberal, en la cual el mundo es visto como un inmenso mercado que debemos integrar, pero el problema es que, a través de materias primas, industrias, etc. se llega al control de los seres humanos también.

Hemos de regresar a las preguntas que se hicieron aquellos que sobrevivieron a dos Guerras Mundiales: ¿por qué? ¿por qué tanta violencia, tanta maldad, tantas lágrimas? Y ahora además ¿por qué matar al ser humano en gestación? La Declaración Universal de los Derechos Humanos, elaborada por representantes de todas las regiones del mundo con diferentes antecedentes jurídicos y culturales, fue proclamada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en París, el 10 de diciembre de 1948 en su Resolución 217 A (III), como un ideal común para todos los pueblos y naciones.

En la Declaración Universal de los Derechos Humanos y para evitar tales desastres era preciso reconocer que todos los hombres tienen la misma dignidad, los mismos derechos y que estos derechos deben ser protegidos por los Estados y por la comunidad internacional. Esta es la base sobre la que se define la responsabilidad de la ONU en asuntos relacionados con los derechos humanos y ésta, asimismo, es su misión de paz y desarrollo que olvidan agencias como la Organización Mundial de la Salud.

Terminamos con algunas palabras del autor mencionado: “… blanco de las decisiones de los ideólogos de supuestos “nuevos derechos humanos,” la familia resplandece como un signo de esperanza en un mundo que decididamente necesita volver a aprender a amar.” (M. Schooyans)

 

Te puede interesar: Impacto de las teorías culturales contemporáneas

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.