Línea 12, Nuevo León y otros temas

El tiempo está pasando y el domingo 6 de junio está cada vez más cercano, por lo que Morena pierde popularidad a velocidad vertiginosa y AMLO no las tiene todas consigo.



No nos cabe la menor duda de que, con tantos acontecimientos que se han venido dando durante las últimas semanas, ha sido imposible aburrirse.

El 3 de mayo se produjo el derrumbe del puente de la Línea 12 del Metro en la Ciudad de México. Una tragedia sangrienta que costó 26 vidas y produjo decenas de heridos, algunos de los cuales podrían quedar inválidos de por vida.

Como era de esperarse, de inmediato, se buscaron culpables y fue así como los índices acusadores apuntaron hacia el Canciller Marcelo Ebrard, ya que fue durante su gobierno que se construyó la llamada “Línea Dorada”.

Asimismo, los citados índices acusadores apuntaron también hacia la actual jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, por considerarla responsable de no haberle dado a la Línea 12 el debido mantenimiento.

El caso es que uno por acción (Marcelo) y la otra por omisión (Claudia) son señalados como culpables por la opinión pública.

Claudia y Marcelo, nada menos que los posibles candidatos presidenciales de Morena en 2024.

Aquí lo curioso del caso es que -fuese de un modo o fuese de otro- la Ciudad de México ha estado bajo gobiernos populistas desde 1997, año en el que Cuauhtémoc Cárdenas tomó las riendas de la capital del país.

Considerando que la popularidad tanto de Claudia como de Marcelo amenazaba con desplomarse, fue que se intentó embarrar al exjefe de gobierno Miguel Ángel Mancera convirtiéndolo en una especie de chivo expiatorio. Y es que, si la jugada daba resultado, tanto Claudia como Marcelo podrían respirar tranquilos y mirar con esperanza el 2024.
Ahora bien, la gota que colmó el vaso fue la decisión de AMLO no solamente de negarse a visitar a los heridos en los hospitales, sino de -en un absoluto alarde de prepotencia- gritar la que posiblemente se convierta en la frase del sexenio: ¡Al carajo!

Nunca, en toda la historia de México se había visto algo igual.

Por todo esto y mucho más -a menos de un mes de las elecciones- todo indica que Morena podría sufrir un descalabro, especialmente en el estado de Nuevo León donde la candidata morenista. Clara Luz Flores, cayó del primer lugar hasta el tercero.

Fue entonces cuando, obedeciendo órdenes de AMLO, el Fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, intentó sacar de la competencia electoral a los candidatos punteros, o sea, a Samuel García, de Movimiento Ciudadano y a Adrián de la Garza, postulado por la coalición PRI-PRD.

Una jugada mediante la cual se pretendió mancharlos acusándolos de cometer delitos electorales.
De inmediato, brincó la ciudadanía neoleonesa, la jugada se detuvo e incluso renunció Víctor Fuentes, candidato morenista a la alcaldía de Monterrey.

Ni duda cabe que ya raya en el descaro -por no decir en el cinismo- la intervención presidencial en las campañas electorales.

Se adoptan poses propias de un dictador o sea que, si su partido no gana por las buenas, él se impone por las malas.
Repetimos, parece ser que la conjura morenista contra los candidatos punteros de la oposición neoleonesa parece haber abortado.

Y es que, si los sacasen por las malas de la jugada, podría ocurrir que sus frustrados votantes harían cualquier cosa antes que permitir el triunfo de Clara Luz.

Entonces podría ocurrir que el favorecido, a quien le vendría cayendo la gubernatura de rebote, fuese Fernando Larrazábal, candidato del PAN.

Todo, antes de que el industrial estado de Nuevo León -motor de la economía nacional- cayese en manos populistas.
El caso es que el tiempo va pasando, el domingo 6 de junio está cada vez más cercano, Morena pierde popularidad a velocidad vertiginosa y AMLO no las tiene todas consigo.

En una situación desesperada, hasta lo increíble podría ocurrir…

Y es que en estas elecciones -las más grandes de nuestra historia- se está jugando el futuro de México.

 

Te puede interesar: Anthony Hopkins. Un merecido Óscar

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.