“Maletas” hasta para ayudar

En este gobierno son “maletas” para tener bajo control una pandemia que, el “maleta” de López Gatell solo controla en su imaginería.



DE JORGE NEGRETE

¿Se acuerda usted de la película “Dos Tipos de Cuidado”? ¿Aquella celebérrima canción donde Jorge “Bueno” critica a Pedro “Malo”, no por ser muy malo, sino por “ser maleta”?

Eso significa que “ser maleta” es un despectivo mayor porque además adquiere una tonalidad de torpeza, imprudencia y supina ingenuidad. Es algo similar a la combinación lingüística en el caso del verbo “lamer”, que, con un mayor desprecio y descalificación, se conoce como “lamber”. De ahí, el profundo despectivo de “lambiscón”, que en el Mondragonario significa: “Personaje burocrático o “nini” que, sujeto a intercambiar dinero y favores por aplaudir generosamente a su caudillo, se dedica a “lambisconear” a los que puede sacarles un beneficio sea lícito o no”.

CITA CITABLE

En efecto. La cita es citable, porque al mandatario mexicano de repente, se le cruzan los cables de la “maldita realidad” y, entonces, todo se le revierte. Así, no dijo “ni Pío” cuando se filtró el video de su hermanito pidiendo y recibiendo dinero para el macuspano.

Ahora, se trata de Felipa Obrador, a quien de no ser porque se ventiló en prensa, ni cuenta se hubiera dado de que Pemex le había dado un contrato por bastante dinerito. Eso es lo que se define como “ser maleta” hasta para hacer negocios raros.

MÁS LO QUE FALTA

Mucho escándalo y sombrerazos por el tema de las fosas clandestinas; mucho más material para satanizar al “pasado neoliberal”; y todo, para que los colectivos de las mamás, hermanas, esposas e hijas de muchos miles de desaparecidos, sean los que reciban el “regalo” y “ayuda” de la autoridad –como lo consigna Reforma– convertida en picos y palas para que esas mujeres de 130 colectivos, se encarguen de escarbar con la esperanza de que alguno de esos restos sea del familiar que siguen esperando.

¿Por qué? Por que como lo destaca una de las líderes: “No nos inspira confianza el trabajo de la autoridad”. Es decir, son “maletas”, refiriéndose a Sara Valle, alcaldesa de Morena en Guaymas, Sonora.

En la Ciudad de México, acaban de inventar un color diferente para el deficiente “semáforo” de salud. Ya están en “naranja al límite”, con cualquier cosa que ello quiera significar, matizar o esconder. Es que son “maletas” para tener bajo control una pandemia que, el “maleta” de López Gatell solo controla en su imaginería.

“MALETAS” PARA ORGANIZAR

Para variar, la “maleta” administración federal, relata El Universal, tampoco tiene idea clara de las partidas de donde se obtendrán los 11 mil 460 pesos que, con chispeante alegría, el gobierno federal –supuestamente– entregará a las familias de los fallecidos por COVID-19.

En este rubro, son tan “maletas” que, todavía, no tienen ni idea de dos temas: ¿Cómo le harán para distribuir “la ayuda”? Y tampoco, qué van a organizar frente a las protestas de familiares de aquellas personas que murieron en su casa o en camino al hospital y anotaron como causa de defunción “Neumonía Atípica”.

BOFETÓN PRESIDENCIAL

Y lo que el analista Roberto Rock define como “el bofetón presidencial” dirigido al –el neologismo vale– “empodersobebecido” de López Gatell, facilita el cierre tempranero del Club de Los Maletas.

Ya se sabía de las fobias del activista de izquierda metido a subsecretario. Por ninguna razón quería introducir las vacunas contra el COVID-19. Mientras unos proponían una coordinación estratégica para la distribución de las referidas vacunas, López Gatell caía del pedestal donde lo colocó el que ahora mismo también lo quita.

Esta circunstancia dejó en claro que al exconsentido del presidente los enfermos, los muertos y sus familiares, lo tienen sin cuidado. Por eso, el “maleta” funcionario calificó de “ilegal” que los mismos gobernadores acordaran con los fabricantes de la vacuna.

No cabe duda, los señores y señoras del gobierno federal, son maletas hasta para ayudar. ¿O no?


Te puede interesar: Lo merecen nuestros hijos

 

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.