El retorno de los brujos

Morena es el recipiente más apropiado para los priistas que renuncian y que buscan espacios de poder, aunque sea de lo que sea.


Morena PRI


Extremos que se tocan

Legisladores, como Juan Carlos Romero Hicks, se han referido a los cambios históricos –que no transformaciones– del expartidazo, como los simples cambios de nomenclatura, caras virtualmente distintas, situaciones a veces diferentes y actores tradicionales, pero que, en el fondo, sigue siendo lo mismo.

El pueblo bueno y sabio, inteligente y visionario, califica este híbrido-molusco-invertebrado-gaseoso, como PRI-MOR en clara alusión a la alianza estratégico-ideológica entre el Revolucionario Institucional (lo que queda) y el partido Morena del presidente.

Resucitación

Por propios, ajenos, amigos y no tan amigos, se ha destacado el proceso de resucitación que Morena ha realizado desde el inicio de sus operaciones, pero particularmente, desde la titularidad del Ejecutivo.

De esta forma, Bartlett, Monreal, Napito y toda una pléyade de priistas decepcionados o arrepentidos, desangelados o en la orfandad política, se han sumado y abrazado los postulados del partido presidencial. De esta forma, la resurrección, bendición, purificación y canonización en Palacio Nacional surge y blinda cualquier “pecadillo” de la vida política anterior.

Quienes quedaron fuera de esta férula, forman parte de los enemigos del estado, adversarios del presidente, neoliberales irredentos y perros del mal. Si a alguna de mis bellísimas lectoras o amabilísimos lectores le resulta un tanto excesivo, es prudente recordar que la gran némesis del presidente López es Calderón Hinojosa.

El comentario es oportuno, porque quien –como mi admirado periodista Luis Estrada– haya tenido la fortaleza y aguante para seguir las prédicas y homilías mañaneras, podrá constatar que es cosa común echarle la culpa de todo lo mal que anda este país a Calderón y a Fox, a Maximiliano o a Santana, pero –curiosamente– el presidente López jamás toca al recién casado Peña Nieto.

El expresidente está más allá de la culpabilidad y de los errores históricos. El disparo de superficialidades, dispendios, corrupción y abusos de poder del peñanietismo, ha resultado un fenómeno intocable hasta ahora. El efebo hijo de mis entretelas sostiene una divisa: “Entre bomberos no se pisan las mangueras”, lo que ahonda en el tema central de esta colaboración, no hay tal transformación, ni mutación, ni cambio de fondo. Se cambió la tipografía y el detalle de colorimetría. Nada más allá.

Comprobación

Cuando la lectura simple de los diarios es seguida con cierta asiduidad, cualquier ser vivo con tres centímetros de cerebro, evidencia los movimientos que Yeidkol Polevnsky, en su afán de noquear a Bertha Luján y quedarse con el partido –más las maniobras rumbo al 2024– y asegurar el poder que, por ahora, se le escapa.

Dicho de otra forma: la expresidenta de MORENA teje fino para abrir la puerta de ese partido a reconocidos priistas: Manlio Fabio Beltrones y Omar Fayad. De lograrlo, los morenos opositores rabiosos del pasado neoliberal y corrupto de los últimos 35 años, fatalmente, tendrán que reconocer que el PRIMOR sí existe como mutación simple del partido revolucionario institucional. Será interesante ver los bots.

Como algunos analistas destacan, la señora Polvensky –aunque sostenida por alfileres– es una gran impulsora de la incorporación de ese tipo de personajes surgido en el PRI y ahora bautizados de populismo guinda. Es una dirigente pragmática y con visión utilitarista. Por eso alaba a Maduro y a Evo, pero compra en almacenes exclusivos de neoliberales, igualito que con la ticher Gordillo.

Evidencias

Por supuesto que, esto evidencia lo que durante ríos de tinta se ha dicho: MORENA es el recipiente más apropiado para los priistas que renuncian y que buscan espacios de poder, aunque sea de lo que sea.

Estamos pues, en el vehículo y la trayectoria apropiada para el retorno de los brujos.


Te puede interesar: La realidad cruda

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo

 Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.