Imprimir esta página

Perdónalos porque sí saben lo que dicen

El narcisismo no tiene ni admite límites, por lo tanto AMLO tampoco.


AMLO


Ríos de tinta

Algo que el escribano agradece al presidente López es, que gracias a sus ocurrentes intervenciones –por la mañana, tarde, noche y en condiciones sonambulescas– es que da mucha tela de donde cortar. En la jerga, “hay mucha carnita” para editorializar y comentar. La gentileza de nuestras bellísimas lectoras y gentiles lectores, nos facilita la tarea de tundir el teclado.

En efecto, ríos de tinta han corrido desde antes de la toma de protesta y después, fueron océanos interminables. Hace algunas lunas, fueron las gracejadas de “forzar” al papa Francisco y a Felipe VI a que le pidieran perdón por la conquista. Luego, de las amenazantes posturas para decirle a Trump todo lo que se merece, a mandarle mensajitos de que lo quiere mucho y que sólo busca la paz. Y para demostrarle el afecto, se celebra en Tijuana el ser el traspatio gringo en el tema migrantes.

Lo nuevo

El narcisismo no tiene ni admite límites. Ahora, el Financial Times tiene que disculparse con el mandatario mexicano, porque las medidas tomadas para el país, costarán más de cuatro mil nuevos despidos. (La Otra Opinión //www.laotraopinion.com.mx septiembre 23) Lo curioso, jocoso y chispeante de la nueva ocurrencia radica en que ya hay cientos de despidos durante los primeros meses de la mal llamada “austeridad”, lo diga o no el presidente.

El prestigiadísimo periódico sostuvo además que, derivado del análisis del paquete económico que suscribió el presidente, se deduce que el mismo paquete “no será suficiente” para corregir las necesidades de los mexicanos. Por esa razón, otros cuatro mil paisanos se quedan sin chamba.

Después de un galimatías interpretativo, vociferantativo y hablantoso –que el escribano se niega a citar– el macuspano le exige disculpas al Financial Times, por asegurar que la reforma energética “era la panacea”.

Lo curioso del asunto es, –además– que, desde el inicio de este año, según la nota que comentamos, se han desembolsado 698.6 millones de pesos, en finiquitos para los nuevos desempleados de la 4T. Bueno, hasta la secretaría de Hacienda del jefe Herrera, señaló que 16 instituciones de gobierno tuvieron que liquidar a cientos de personas. Tal es el caso del Instituto Nacional de las Mujeres, la CFE y el IPAB.

Para casos como este, mi santa agüe tenía 2 recursos retóricos formidables: Uno, “se trata de un pleito ranchero”; y dos, “ahora resulta que, los patos les tiran a las escopetas”. Es decir, ya profetizaba el comportamiento de la 4T.

La verdad no peca…

El periódico catalogó el proyecto económico del tabasqueño como “una oportunidad perdida”. No hay grandes inversiones en infraestructura y tampoco estrategias funcionales para aliar a PEMEX con empresas privadas y revertir la baja en la producción.

El problema adicional: No genera certidumbre a empresarios e inversionistas. De ser así –y el escribano considera que fue lo que más dolió al mandatario– es la predicción del periódico: “los mercados lo obligarán a una Quinta Transformación”. La economía estancada puede descarrilar el presupuesto. Por eso “López Obrador debería (…) descartar su dogma de los 70 que favorece la inversión estatal en petróleo y reabrir a Pemex a alianzas con privados (…) Y deberá revertir la mal considerada cancelación del nuevo aeropuerto de la ciudad de México”.

De aquí la oportunidad coyuntural del pensamiento de Alissa Zinovievna Rosembaum: “Cuando adviertas que para producir necesitas obtener autorización de quienes no producen nada…” El escribano agrega y parafrasea, entonces el dinero fluye a favor de quienes trafican, no con bienes, servicios y estrategias de desarrollo…

Por lo mismo, don Héctor Díaz Polanco, destacado miembro de Morena, ha sostenido que es “importantísimo” que el gobierno de México se incorpore a la brevedad a consolidar los cambios como se han hecho en Venezuela. México, palabras más, palabras menos, debería integrarse, según el moreno, a la Revolución Bolivariana.

Por andar diciendo lo mismo, ya cayó Pedro Salmerón por las mismas razones. ¿Sigue Héctor Díaz? Al tiempo.

A los mexicas de a pie, solo nos queda decir, ¿habrá que perdonarlos porque sí saben lo que dicen?

 

Te puede interesar: Lo engañoso de los programas sociales 

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.