68: Crear víctimas para fortalecer movimiento

La finalidad de esa matanza fue que se suspendieran las Olimpiadas y posesionar a radicales de izquierda.


movimiento


La matanza de estudiantes hace 52 años es irrelevante para la mayoría de los jóvenes, y los que quieren conocer sus causas se encuentran con mitos que encubren a los verdaderos asesinos de estudiantes y soldados el 2 de octubre de 1968 en Tlatelolco, y los fines reales de esa matanza.

La versión más difundida, que afirma que los soldados dispararon contra los estudiantes es falsa, pero de ella parten la mayoría de los analistas de esos hechos. Viví de cerca las protestas del 68 como líder estudiantil, presidente de la sociedad de alumnos de la Escuela Libre de Derecho.

No hay ninguna foto ni video que muestre a los soldados disparando a estudiantes, sí a soldados apuntando hacia arriba, hacia el edifico de donde salieron los disparos. El principal fin de la matanza era “sembrar el caos” y “crear víctimas para darle fuerza al movimiento”.

Esos objetivos son recomendados en el “manual de psicopólitica”, escrito por Laurenti Beria, jefe de la policía secreta de Stalin, que seguían al pie de la letra radicales de izquierda con un entrenamiento para convertirse en activistas dispuestos a morir y matar por su causa.

En todo delito se coloca como principal sospechoso a quién beneficia el acto delictivo. Al gobierno de Díaz Ordaz no le convenía un asesinato de estudiantes a unas semanas de las Olimpiadas, con los ojos del mundo puestos en México. A quienes sí les convenía eran a los radicales trotskistas, uno de los cuales presuntamente disparó la ametralladora, dirigida a estudiantes y a los mandos del ejército. Entre los primeros en caer herido fue el general Hernández Toledo, por los tiros del franco tirador apostado en un edificio.

¿Hay lógica en que los soldados le disparen a su general? Los organizadores, activistas de izquierda, advirtieron a quienes hablaron en el mitin que se retiraran de la explanada apenas terminara. En la matanza no murió ningún líder, solo soldados y los llamados “idiotas útiles” en el “manual de psicopolítica”.

La finalidad de esa matanza fue que se suspendieran las Olimpiadas y posesionar a radicales de izquierda, cuyo héroe era “Che” Guevara, como una fuerza política a nivel nacional.

Leer monografía “Tlatelolco 52 años de mitos” en cisle.org.mx

 

Te puede interesar: ¿Corrupción, atrás del cambio de aeropuerto?

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.