Hasta dónde caerá PIB en 2020

En los Estados Unidos la Reserva Federal contempla una caída del -6.5%. En México, BANXICO ubica la caída hasta un -8.8% y Citibanamex, el pronóstico más pesimista para unos y más realista para otros, en -11.2%.


PIB cae en 2020


Normalmente al crecimiento del Producto Interno Bruto lo acompañan la creación de empleos, el aumento del Ingreso por habitante y la reducción de la pobreza.

Hay factores que se pueden cuantificar para pronosticar la variación del PIB, como el aumento o reducción de la inversión privada: más inversión, et ceteris paribus. es decir, sin que otras condiciones cambien, más crecimiento; menos inversión, menos crecimiento. Pero hay variables que no se pueden calcular mediante fórmulas matemáticas para pronosticar cambios en el PIB, como la confianza en el gobierno, la estabilidad jurídica y el respeto a la propiedad privada, determinantes en el aumento del PIB.

Podemos hacer pronósticos aproximados, pero no se puede dar una cifra numéricamente exacta, aunque hay quienes le atinan.

La caída de la inversión por COVID-19 vaticina un menor crecimiento o decrecimiento en todos los países del mundo. En China, donde se inició la pandemia, bajará el PIB, pero todavía se pronostica que el 2020 crecerá 0.5%. Su crecimiento promedio anual fue de 6.7% en los 6 años anteriores.

En los Estados Unidos la Reserva Federal contempla una caída del -6.5%. En México, BANXICO ubica la caída hasta un -8.8% y Citibanamex, el pronóstico más pesimista para unos y más realista para otros, en -11.2%.

No sabemos con certeza, pues depende de las decisiones que tome el gobierno en el segundo semestre del año, además de los efectos del COVID-19, para calcular la caída del PIB en México.

Si el gobierno continúa con el cierre al sector privado en el sector petrolero y eléctrico, con cambios frecuentes de reglas para los inversionistas, quebrantamiento del Estado de derecho y de la propiedad privada, acciones inconstitucionales y consultas populares, la caída del PIB será mucho mayor a la causada solo por el COVID-19.

Si cambia el camino, el presidente López Obrador, abre, con base en la Constitución, la inversión a particulares en el sector energético, dejan sus colaboradores de hostigar y satanizar a la inversión privada y garantizan el Estado de derecho, la caída rondará el -10%, si continúa con la misma retórica y prácticas del primer semestre, la caída fluctuará, según mis cálculos al día de hoy, del -12 al -17% o más.


Te puede interesar: Nazismo, fascismo, y socialismo, lo mismo

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.