Papás y mamás al rescate de la familia en un mundo de cabeza

Comunicación, unidad y convivencia son algunos de los elementos necesarios para proteger a nuestra familia de los embates de la sociedad actual.



No es necesario hablar mucho sobre la situación actual de la familia tan atacada y perseguida.

Sabemos que hay intereses que buscan destruirla para manipular a nuestros hijos e imponer su ideología antinatural y pagana.

Por lo tanto, vivir en familia es muy difícil y cada día se complica más; por eso, hoy les dejo mis 5Tips para vivir en familia en este mundo que nos ha tocado vivir.

PRIMERO. El equipo es de 3 no de 2.

Es muy importante que veamos nuestro matrimonio como un gran equipo donde los esposos son una parte y Jesús es la otra, es decir, el equipo es de 3.

Debemos hacer nuestros planes familiares tomando en cuenta a Jesús y cómo haría Él las cosas.

SEGUNDO. Unidos contracorriente.

También es muy importante que estemos muy unidos para hacer frente a los problemas que la sociedad nos presenta.

Para sacar adelante la institución familiar en este mundo de cabeza, es necesario decidirse a andar contra corriente, es decir, ir juntos y de la mano haciendo lo correcto, aunque el mundo invite a lo contrario.

TERCERO. La familia es primero.

Si ponemos a nuestra familia como la prioridad, entonces haremos todo para cubrir con lo que se va presentando y lograremos dar buen testimonio.

Para lograrlo podemos agendar tiempos fijos para convivir en familia y es importante respetarlos.

CUARTO. Me duele como cuando…

Para poder llevar tener una relación adecuada es necesario tener una muy buena comunicación.

Y también es bueno aprender a expresar nuestros sentimientos y quitarnos la pena de decirle a nuestro esposo o esposa lo que tenemos.

Para esto hemos encontrado que comparar lo que sentimos con algún tipo de dolor nos ayuda a dimensionar las cosas.

Un día mi esposo me dijo “oye, eso que hiciste me duele como cuando me duele el estómago” o “me duele como cuando me duele una muela” con esto comprendí que tanto le pueden afectar mis acciones a mi familia.

Y QUINTO. ¿No estoy yo aquí que soy tu madre?

Lo más importante es estemos conscientes de que lo más importante es encomendar nuestra vida familiar a nuestra Madre Santísima.

Nuestra Madre Santísima nos ha dicho que podemos acercarnos a ella, como a nuestra madre, para pedirle y contarle nuestras penas y sufrimientos.

Que ella nos escucha y comprende e intercede ante su hijo para alcanzarnos las gracias que le pedimos y que nos ayudan a llegar al cielo.

No tengamos miedo de pedir ayuda en los momentos de prueba y dar gracias en los momentos de gracia.

Nuestra familia vale mucho y por lo mismo es importante ponerla bajo el cuidado materno de María Santísima.

Te puede interesar: ¡Chismes! Eduquemos a nuestros hijos para que no caigan en ellos

@yoinfluyo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com