Somos abanderados

Es necesario que estemos conscientes que las elecciones serán sólo un paso para tratar de enderezar el rumbo de nuestro país.



Ya hemos hablado en artículos anteriores sobre la urgencia de lograr un cambio en las próximas elecciones para evitar que todo el poder quede en unas solas manos, esa es una acción urgente, pero que debe ser después continua y basada en convicciones profundas, sobre esa responsabilidad me gustaría reproducir en parte un artículo del Lic. Anacleto González Flores que lleva el título de este artículo.

“La conciencia de nuestros derechos no puede ser solamente una actitud exterior, tiene que ser y debe ser ante todo, una actitud de nuestra vida interior y ha de estar formada esencialmente de una noción clara del significado que tiene el derecho para la realización de nuestros destinos y de la posición en que nos encontramos en presencia de nuestras propias prerrogativas.... desde este punto de vista no solamente somos y debemos ser poseedores de nuestras libertades y de nuestros derechos sino que somos y debemos ser algo así como abanderados de nuestra propia personalidad y caudillos y reclutas del ejército de nuestro mismo ser.

...Claro está que no todos los derechos exigen una recia e irreductible actitud de resistencia, pero los que sustancialmente constituyen la personalidad humana, los que se encuentran en la base de nuestro destino, no pueden renunciarse, no pueden abandonarse y en caso de ser atacados por alguien, llámese César o de cualquier otra manera, deben ser abroquelados con una actitud indomable de resistencia.

Para llegar al estado de postración y de abatimiento del espíritu individual y colectivo de nuestro país y a las profanaciones de los derechos más altos y nobles de la personalidad humana sin que se haya hecho sentir viva, enérgica, avasalladora y aplastante una reacción de defensa, ha sido necesario que antes haya sobrevenido unos obscurecimientos del significado que tiene el derecho y sobre todo de nuestra posición delante de él y de sus perseguidores... será, pues, preciso, que conozcamos nuestra posición de abanderados delante de nuestros propios derechos y que sepamos hacerlo a todas horas”.

Es necesario que estemos conscientes que las elecciones serán sólo un paso para tratar de enderezar el rumbo de nuestro país, pero que nuestra responsabilidad continuará hasta lograr que la ciudadanía, las instituciones y la conciencia nacional sean escuchadas por quien gobierna, y nos permitan recobrar el ambiente de paz, seguridad, trabajo, respeto a la propiedad y a libertad que se requiere para el auténtico progreso de México.

 

Te puede interesar: Es hora de despertar del sueño que padecemos 

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.