El papá en la primera infancia

Toma en cuenta que más del 80% del cerebro de tu bebé se forma antes de los tres años.



Al estar embarazada una mujer, surge un lazo natural con el bebé que va a nacer, durante estos meses ella se prepara para la maternidad. Te has preguntado, ¿qué sucede con el papá? ¿Cuál es tu papel como padre en esos meses y en los primeros años de tu hijo o hija?

Las investigaciones han demostrado que el rol del padre durante la primera infancia es vital. Esta comienza durante el embarazo y termina cuando el pequeño cumple seis años de edad. En ella se sienta la base para el desarrollo de las capacidades y habilidades del niño.

Es por ello, que aunque la mamá pasa más tiempo cerca de su hijo, los papás deben estar comprometidos con su papel de crianza.

Para la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), estos primeros años definirán el futuro de los pequeños, pues son en los que más están expuestos a la influencia de su entorno y el contexto en que viven.

Cuando se desarrolla el cerebro de los pequeños, sus experiencias y estímulos influyen directamente en sus conexiones neuronales y no prestarles la atención debida implica consecuencias irreversibles y aumenta el riesgo de que se desarrollen problemáticas como comportamiento violento, deserción escolar, alcoholismo y padecimientos como depresión.

Es increíble que en los primeros mil días, el cerebro de los bebés forma nuevas conexiones a un ritmo asombroso: hasta mil conexiones por segundo, un ritmo que no se repite de nuevo.

Con cada abrazo y cada beso, con cada alimento nutritivo y con cada juego, ayudas a desarrollar el cerebro de tu bebé.

Toma en cuenta que más del 80% del cerebro de tu bebé se forma antes de los tres años.

Cómo podrás darte cuenta, tu presencia como papá es indispensable en estos años. Es por ello que comparto contigo algunos consejos prácticos que puedes seguir:

- Jugar con ellos, porque en esta actividad los niños expresan sus sentimientos, aprenden y se divierten.
- Abrazarlos y besarlos, porque ese contacto contribuye a su autoestima y confianza
- Alimentarlos sanamente y con cariño, pues eso es clave para su desarrollo y crecimiento
- Enséñales a respetar su cuerpo e integridad desde temprana edad.

Cuida mucho los pleitos y conflictos con tu pareja, y que aunque parezca que no se dan cuenta, si les afecta.

Está atento a los cambios debido a la llegada de un nuevo miembro de la familia, si algún familiar muere, si tiene problemas para comer o dormir, o bien un cambio de escuela o trabajo. Todo esto puede llegar a afectarles.

Papá solo hay uno en su vida y estos años son básicos para que tu hijo o hija se desarrolle sanamente. ¡No los pierdas! ¡Pasan muy rápido!


Te puede interesar: Tomar una siesta, ¿bueno o malo?

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.