Las redes sociales: ¿nos acercan o nos alejan?

Las redes sociales tienen que estar a nuestros servicio para disfrutarlas y aprovecharlas positivamente, pero nunca para esclavizarnos o hacernos sentir mal.



Recuerdo muy bien las palabras de un experto: estamos más cerca que nunca, y más alejados que siempre. Las redes sociales han revolucionado la forma de comunicarse; de los amigos contados con los dedos de una mano se ha pasado en muy poco tiempo a tener cientos, a los que la mayoría de las veces nunca se le ha dado un abrazo. Estas estructuras de contacto acercan y alejan.

Si se usan adecuadamente, ofrecen grandes ventajas como:

- Facilitan comunicarse en la distancia. Ahora solo se necesita una conexión de internet.
- Visibilidad para tu negocio: las redes sociales son un gran escaparate para atraer clientes o inversionistas.
- Permiten que personas tímidas se puedan expresar tranquilamente: en ellas se pueden practicar las habilidades sociales para exponerse al público cuando uno se siente inseguro.
- Búsqueda de pareja o amigos que comparten los mismos intereses.
- Facilitan estar informados al segundo de lo que ocurre en el mundo.

Por el otro lado, las redes sociales también tienen grandes inconvenientes:

- Te alejan de la gente cercana. Es un error usarlas durante los momentos en los que tendrías que estar interactuando con las personas con las cuales estás.
- Engaños. Tener en cuenta que puedes encontrar en ellas personas que mienten sobre distintos aspectos.
- Cobardía. Detrás de mensajes anónimos, se enconden personas que insultan, menosprecian y humillan sin dar la cara.
- La falsa seguridad. Muchas personas y sobretodo adolescentes aprenden a relacionar su autoestima en función del número de seguidores y los “likes” que reciben.
- La falta de paciencia. Hace años, cuando se necesitaba discutir con alguien, había que verlo y controlarse. El hecho de hacerlo por mensaje o texto da lugar a malas interpretaciones y a ser más desinhibido.
- Adicción: su atractivo y rapidez pueden provocar adicción.
- Intimidación y acosos: la falta de valentía puede llevar a personas agresivas, rencorosas y con malos sentimientos a arremeter contra alguin, acosarlo y hacerle daño.

Algunas reglas establecidas por expertos para comunicarnos mejor:

- Ten mucha prudencia con lo que expresas y con las fotografías que compartes con los demás. Una vez que está en la red ya no controlas quien lo está leyendo o viendo.
- Sé discreto y pide permiso antes de hacer un comentario de alguien.
- Paciencia: piensa las cosas dos veces antes de escribir y contestar.
- No escribas con faltas de ortografía: aunque son redes sociales, pierde credibilidad algo mal escrito.
- No sustituyas la comunicación personal por la comunicación en redes: ver, tocar, besar, observar, felicitar un cumpleaños o agradecer algo requieren de una llamada o tu presencia.
- Sé sincero, pero a la vez protege tu intimidad: no proporciones datos ínitmos o privados.
- Sé empático: si vas a hacer un comentario público, piensa en los demás, en quien lo recibe y que tanto le afecta.
- Sé amable y positivo: a todos nos gusta relacionarse con personas positivas, alegres y agradecidas.

Las redes sociales tienen que estar a nuestros servicio para disfrutarlas y aprovecharlas positivamente, pero nunca para esclavizarnos o hacernos sentir mal. Y mucho menos para hacer sufrir a los demás.


Te puede interesar: Lo que los niños no aprenderán en la escuela

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.