El impacto de las adicciones en las empresas

Los centros de trabajo que buscan ser un espacio libre de abuso de sustancias reflejan una productividad y moral elevadas, reducción del ausentismo, fraudes, robos y accidentes laborales.



Hemos platicado anteriormente sobre el efecto de las adicciones en una persona y hacia la familia, pero no hemos analizado qué pasa cuando un empleado o empleados llevan su adicción a la empresa.

Las drogas inciden también en el mundo laboral y generan altos costos porque disminuyen tanto la salud de las personas como la productividad, la calidad y la competitividad empresarial.

Es necesario poner atención a este tema, porque contrario a lo que se piensa, la gran mayoría de las personas que consume alcohol o drogas: el 70% de ellas tiene empleo.

La Organización Internacional del Trabajo considera que el desempeño laboral de quien consume substancias es 30% menor, pues presenta de 3 a 4 veces mayor ausentismo; casi 4 veces más accidentes que el resto de los colaboradores de una empresa; alrededor de 15 veces más retardos; 5 veces más sanciones disciplinarias; 8 veces más erogaciones en salud.

Reportes de la Secretaría del Trabajo indican que los adictos, además, presentan cinco veces más solicitudes de indemnización.El riesgo no se limita al consumo de substancias ilegales: la quinta parte de los accidentes en el trabajo se relacionan con la ingesta de bebidas alcohólicas.

Este problema perjudica a toda la empresa: afecta a los demás colaboradores, genera problemas de relación, de participación y de trabajo en equipo.

¿Cómo saber en qué tipo de trabajo existen factores de riesgo por los cuales un empleado pueda caer en una adicción? Platiquemos sobre estos:

- Trabajo nocturno o por turnos: perturban la salud y alteran también la vida familiar.
- Ritmo intenso de trabajo: ya que exige esfuerzo adicional para realizar las tareas asignadas.
- Jornadas de trabajo prolongadas: pueden impedir que la persona tenga oportunidad de desarrollar otros ámbitos de su vida como el deporte, arte o estudio; y que pueda convivir con su familia o comunidad.
- Niveles elevados de tensión y estrés laboral: generan desequilibrio en el ambiente de trabajo y se pueden presentar por diversos factores:
- Ambiente físico: ruido, temperatura o contaminación.
- Tarea a desempeñar: esfuerzo mental, riesgo de las acciones.
- Organización de la empresa: poca claridad en la definición de funciones, ambigüedad de roles, conflictos internos, falta de control o de autonomía.
- Situación personal: relaciones interpersonales deficientes o apoyo social escaso, falta de formación para el desempeño de las tareas, desproporción entre las responsabilidades y los recursos.

Es muy importante conocer las consecuencias por el consumo y tráfico de substancias. Pero sobretodo educar en este tema, para que la persona sea capaz de decir no al consumo de substancias y desarrolle saludablemente su vida.

Los centros de trabajo que buscan ser un espacio libre de abuso de sustancias reflejan con frecuencia una productividad y moral elevadas, y por supuesto, la reducción del ausentismo, la rotación, los fraudes, los robos y los accidentes laborales.

¿Cómo es el ambiente en tu trabajo? ¿Tienes alguna adicción que interfiere en tu productividad y resultados?


Te puede interesar: ¿Sabes qué es la objeción de conciencia?

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.