Inventario de tu vida

Mantener relaciones personales de calidad es un factor indispensable en la vida de cualquier persona, tanto para su salud física como emocional.



Hoy haremos un inventario de tu vida, basándonos en el modelo SPIRE (por sus siglas en inglés), creado hace dos décadas por la psicología positiva y desarrollado por Martha Pardo García en el libro Ser Grande.

Son cinco las dimensiones que ofrece este modelo para hacer un balance de vida y definir qué cambios tenemos que realizar. Te invito a que revises cada uno y contestes sinceramente las preguntas relacionadas.

-Dimensión Espiritual: todos tenemos la necesidad psicológica de tener un propósito, un sentido, una vocación y una misión. Saber que ese propósito nos brinda un sentimiento de bienestar. Tener un camino y ponernos metas hacia nuestra misión impacta positivamente nuestra salud emocional.

1. Haz una lista de los proyectos cumplidos y otra de los que están en proceso o pendientes.
2. Reflexiona sobre aquello que hoy le da sentido a tu vida.
3. Piensa en tus actividades diarias. ¿Cuáles están encaminadas a tu proyecto de vida?
4. Pregúntate: ¿Tengo las riendas de mi vida en las manos?

-Dimensión Física: el cuidado de nuestro cuerpo debe ocupar un lugar importante en nuestra vida. La mente y el cuerpo se afectan mutuamente. Si uno no está sano, el otro se ve afectado. El aspecto básico del bienestar físico es el movimiento, la actividad física.

1. ¿Qué tan frecuentemente hago actividades en la naturaleza?
2. ¿Cada cuando realizo ejercicio físico?
3. De 1 al 10, ¿qué tan sana es mi alimentación?
4. ¿Estoy descansando lo suficiente?
5. ¿Me he realizado un chequeo médico general?

Dimensión intelectual: la mente debe estar estimulada con actividades dirigidas al aprendizaje y la creatividad. No importa la edad que tengamos, el cerebro posee la característica de la neuroplasticidad, que es la capacidad de cambio que poseen las neuronas y sus conexiones. Siempre podemos seguir aprendiendo.

1. ¿Cuáles son los temas que te interesan?
2. ¿Qué libro quieres leer o estás leyendo?
3. ¿Qué clase o curso puedo tomar para aprender algo nuevo? De lo que se, ¿qué podría enseñar a otros?

Dimensión relacional: mantener relaciones personales de calidad es un factor indispensable en la vida de cualquier persona, tanto para su salud física como emocional.

1. ¿Cuáles consideras que son las relaciones más significativas en tu vida?
2. ¿Te has distanciado de alguna de ellas?
3. ¿Qué personas te llenan de energía y optimismo?

Dimensión emocional: saber entender, escuchar y dirigir nuestras emociones positivas y negativas en nosotros mismos y hacia los demás. Las emociones por sí mismas no son ni buenas ni malas, dependen de cada persona. Un ingrediente muy importante es el buen humor, tanto en los buenos como en los malos momentos.

1. ¿Qué emociones positivas has tenido últimamente? ¿Cuál de ellas te falta cultivar?
2. ¿Qué emociones negativas has sentido? ¿Cuál necesitas aprender a modular?
3. ¿Eres una persona optimista, o más bien pesimista?
Una vez que hemos mencionado las cinco dimensiones que nos conforman como seres humanos: espiritual, física, intelectual, relacional y emocional, piensa muy bien si hay alguna en la cual debas trabajar o modificar lo que estás haciendo. Y si tu inventario de vida está en balance: ¡felicidades!


Te puede interesar: La amistad mejora tu vida

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.