¿Duermes bien?

No se puede entrar en un estado de inconsciencia como es el sueño si el cuerpo no está tranquilo. El estrés y la ansiedad son causas del insomnio.



Si tienes problemas para dormir últimamente, no estás solo. Se calcula que más del 40% de las personas no llegan a dormir siete horas, lo que ocasiona que durante el día estén cansados y tengan un mayor riesgo de gripas, enfermedades, depresión, obesidad y ataques cardíacos.

La buena noticia es que el dormir mal generalmente viene de malos hábitos y una falta de rutina.

Es por ello, que hoy comparto contigo algunas recomendaciones muy prácticas del Neurólogo Doctor Bae, especialista en la medicina del sueño, y publicadas por la revista Time:

1. Poco a poco: el dormir no es un switch que se prende y se apaga. Es como ir quitando el pie del acelerador y colocarlo en el freno. Una hora antes de dormirte, empieza gradualmente a desconectarte: dedica 20 minutos a preparar lo del día siguiente; 20 a cambiarte y asearte y los últimos a una actividad como leer, rezar o reflexionar.

2. Mantén un horario: aunque puedas dormir más los fines de semana trata de no hacerlo, mantén el mismo horario de dormir y levantarte. Si lo cambias, tu cuerpo lo reciente.

3. Oscuridad: el patrón del sueño se refuerza con la oscuridad. Empieza a bajar luces después de cenar para que tu cuerpo produzca melatonina, la hormona que regula el sueño. Duerme con total oscuridad, y en la mañana exponte a la luz, para que la producción de melatonina disminuya.

4. Tu recámara: trata que esté lo más cómoda posible: almohada, sábanas y cortinas. No utilices la cama para trabajar, ver televisión o sacar pendientes. Es para dormir.
5. Mantenla fría: se ha visto que el calor atrasa el sueño, por lo que se recomienda mantener la temperatura del cuarto a 20 grados centígrados.

6. Saca el estrés de tu recámara: muchas personas se duermen con papeles de trabajo, reportes o computadora. Practica el hábito de no introducir a tu zona de dormir nada relacionado con tu trabajo.

7. Cena: si la cena es tu comida fuerte del día, hazla de dos a tres horas antes de acostarte.

8. Relajación: no se puede entrar en un estado de inconsciencia como es el sueño si el cuerpo no está tranquilo. El estrés y la ansiedad son causas del insomnio. Tienes que realizar actividades que te permitan ir relajando tu mente y tu cuerpo.

9. Pantallas: se recomienda que cuando menos una hora antes de dormir, se apaguen los aparatos electrónicos: televisión, computadora, celulares.

10. Actividad física o deporte: a muchas personas les gusta realizar ejercicio en la noche. Los expertos coinciden en que éste debe terminar tres horas antes de irse a la cama.

11. Un baño puede ser muy relajante después de un día estresante y ayudar a que el sueño sea mejor.

12. Algunas otras recomendaciones: lee algo tranquilo, aléjate del ruido, utiliza calcetines y haz una lista de los pendientes para el día siguiente cuando menos dos horas antes de acostarte. No te lleves asuntos pendientes a la cama.

Como podrás darte cuenta, estos consejos no son más que hábitos que todos podemos adquirir para lograr que las horas de sueño sean constantes y tanto nuestro cuerpo como nuestra mente puedan descansar y recargar energías para el día siguiente.

Sino duermes bien, te invito a adquirir estos hábitos cuanto antes, y verás como tu día es mucho más productivo y gratificante.

 

Te puede interesar: Mamá sola 

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.