Las rutas de la oposición

Si bien tiene una marcada debilidad por los planteamientos histéricos, su organización y la simpleza de sus planteamientos sin duda ayudan a la movilización de ciertos sectores.


Para donde caminar


Lo sucedido en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación esta semana es un aviso de la política posible en términos de partidos: o eres de los que están en la lona, o eres de los que autorizó el presidente. Es decir, ahora hasta la oposición al gobierno la tiene que aprobar López Obrador. Ante este panorama nada halagador, tenemos que ver lo que se puede hacer.

Los nuevos partidos: No se cuenta con ellos. Son satélites de personajes con liderazgos en Morena. Lo mismo Ricardo Monreal que Marcelo Ebrard o Claudia Sheinbaum, todos tienen metidas las manos –aparte de en Morena– en los institutos aprobados hace un par de días. Así que todo seguirá girando alrededor del partido en el gobierno y quien pierda ahí tendrá un partido-colchón en el cual caer. Además, por el despliegue que tendrán en las próximas elecciones los diputados que ganen ayudarán a conformar las mayorías que necesite el presidente, tal y como ha sucedido en esta legislatura.

El PAN: Extraviado, perdido en la mediocridad de su dirigente, el panismo no tiene rumbo nacional y al parecer no le interesa. El personaje más destacado de las bancadas panistas es la exmorenista Lilly Téllez, que con un discurso duro cuestionó a López-Gatell y se ganó la aprobación de un buen número de opositores. Fuera de Lilly, nadie aparece en el Legislativo. Javier Corral –personaje nefasto e insufrible– ha ganado terreno en su enfrentamiento con el presidente. Es sin duda articulado y debiera tomar más una posición de liderazgo nacional, igual que los otros gobernadores. Lo mismo Ricardo Anaya cuando decida trascender su etapa de los videos. El panismo debe aglutinar más gente de la que tiene a la mano, no es un reto difícil en estas circunstancias, pero el problema es que parece que con la derrota se les fue la voluntad.

EL PRI: Pues quién sabe qué vaya a pasar ahí.

FRENAAA: Aunque es una expresión que se ve de inicio organizada y con orientación, al no tener sello electoral o partido que abandere todas sus causas, es muy posible que se incorpore a la fuerza que lleve el liderazgo opositor. Si bien tiene una marcada debilidad por los planteamientos histéricos, su organización y la simpleza de sus planteamientos sin duda ayudan a la movilización de ciertos sectores. Es la oposición más parecida a AMLO en muchos elementos.

Sí por México: Es una organización cuyas cabezas visibles son Claudio X. González y Gustavo de Hoyos –dirigente de la Coparmex– y que agrupa más de cien organizaciones civiles, según anunciaron hace unos días. Es muy bueno que los empresarios participen en política, y si participan decididamente, sin personeros, es mejor. En sus planteamientos advierten que “Ya basta de polarización, ya basta de debates estériles, basta de políticos peleándose con otros políticos”. También ya basta de lugares comunes, digo yo. La polarización la pone el presidente así que habrá que entrarle si quieren significar algo en los ciudadanos; los debates estériles son aquellos que no salen de un forito, de un aula determinada o de un periódico: hay que transformar los debates en política. Y los políticos siempre se pelean entre ellos y es mejor que lo hagan para no pelearse con los ciudadanos, como hace el presidente. Se trata entonces de cambiar a los políticos. Habría que aplaudir que le entren abiertamente a la política estos empresarios.

El PRD: Es un partido que ya no vale nada su membrete y que, por ejemplo, debería tomar por asalto –o prestado– Sí por México y desde ese lugar ser una plataforma con poder y convocatoria.

En fin, qué sinuoso se ve el camino para la oposición, pero no será la primera vez que se tenga que recorrer.


Te puede interesar: AMLO, en preguntas y respuestas

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.