Los Juegos del Odio

La nación no se iba a quedar atrás del presidente y su equipo. El ánimo festivo se sentía por todos lados, nadie escatimaba una sonrisa, una palabra amable.


Festival de AMLO 


A tono con el ánimo del presidente López Obrador, continúan las celebraciones del AMLOFest, también conocidos como los Juegos del Odio. La semana comenzó a todo lo grande con “bailongo” en el Zócalo y la militarización del país. Qué mejor manera de celebrar declarando ese día que si fuera por él, por el presidente, “desaparecía al Ejército” (entrevista en La Jornada01/07/2019). Que el comandante supremo de las Fuerzas Armadas haga ese tipo de pronunciamientos sin duda mantiene la cohesión de la milicia, eleva la moral, fomenta el orgullo de pertenencia y reafirma la lealtad al líder.

Después vinieron los insultos cotidianos y el desprecio de siempre al conocimiento. Este tipo de declaraciones y chistoretes son muy del agrado de los colaboradores del presidente. Ríen a carcajadas. A la información que brindó el presidente el día de su discurso, subrayó, ante las dudas expresadas en diversos lugares, que eso era “como para decirle a los expertos: ‘tengan para que se entretengan’”. Graciosísimo y como siempre entreteniendo a chicos y grandes el señor presidente, con ese imperturbable ánimo positivo y dispuesto a querer y reconocer a los demás.

Por supuesto la nación no se iba a quedar atrás del presidente y su equipo. El ánimo festivo se sentía por todos lados, nadie escatimaba una sonrisa, una palabra amable. Quizá por eso los trabajadores de Notimex quisieron sumarse al festejo presidencial de los Juegos del Odio y denunciaron que más de cien trabajadores fueron despedidos injustificadamente por la directora de la agencia –una mujer mezquina y retorcida. A muchos de ellos se les avisó el mismo día, al término de su jornada laboral, y varios fueron acompañados a la salida por policías como si se tratara de delincuentes. Denunciaron la existencia de un sistema de “amiguismo e influyentismo” en la nueva administración y que la directora Sanjuana Martínez gana más de 120 mil pesos, mientras algunos de los corridos su sueldo era de poco más de 15 mil.

Empleados del Canal Once tampoco se quisieron marginar de las celebraciones del AMLOFest y participaron abiertamente con una carta en la que denunciaron el despido de decenas de trabajadores dándoles solamente una quincena y sin tomar en cuenta la antigüedad de cada uno. Se les avisó del cese inhabilitando sus computadoras. Dijeron que el director –el salinista y expriista José Antonio Álvarez Lima– ni siquiera se presentó con los trabajadores y que no hay presupuesto para producir nada más en lo que resta del año. Muy festivo el ambiente como se puede ver.

Quizá contagiados por el ambiente de fiesta nacional, los investigadores del Centro de Investigación y Estudios Avanzados del IPN –Cinvestav, un centro de alta especialización–, se manifestaron afuera de la sede presidencial. Los investigadores señalaron que ya no pueden realizar sus tareas diarias por la falta de recursos, que les quitaron el seguro de gastos médicos, les han reducido sus ingresos y prestaciones. Esta fue una de las maneras en que la comunidad académica se sumó los festejos de la 4T.

Animados por el bailongo y las expresiones de felicidad nacional, los policías federales están en paro. Demandan, entre otras cosas, un trato digno, que se les hable con la verdad y no ser considerados como de segunda en la conformación del cuerpo militar que es la Guardia Nacional. En respuesta recibieron enfáticos señalamientos del presidente López Obrador, de ser corruptos, de estar podridos, echados a perder, de ser delincuentes, de ser manejados por una mano negra, de ser liderados por un secuestrador, de no cumplir con los requisitos para formar parte de la Guardia Nacional. El secretario Durazo puso el ejemplo y se asumió como el primer y principal subordinado de los militares, mientras anunciaba investigaciones a las compras de la institución policíaca federal. Todo esto en el ambiente festivo del aniversario en el que la nación no sale de la felicidad. Bienvenidos al gobierno de la 4T. Bienvenidos a los Juegos del Odio.

 

Te puede interesar: El festejo a contrapelo

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.