Perlas de enero

El gobernador Cuitláhuac García declaró que no había posibilidad de que la segunda cepa del COVID-19 llegara a Veracruz, pues esta salió de Inglaterra y la tierra veracruzana no cuenta con “aeropuerto internacional”.



Son muchos y variados los ejemplos de la “Transformación” emprendida por este gobierno y su clase política. Lamentablemente se trata, la mayoría de las veces, de personajes que se mueven en la raya de lo trágico y lo cómico. Algunos de ellos son humoristas involuntarios, personas que provocan la carcajada con sus ocurrencias. Sin embargo, al recordar uno que gobiernan, la cosa se torna verdaderamente trágica. Apenas empieza el año y ya tenemos una muestra abundante de disparates y tonterías que, en algunos casos, han representado la pérdida de vidas humanas. Aquí un resumen de algunas perlas de enero.

Austeridad criminal.- En su afán por desmantelar todo lo creado en tres décadas, la 4T no se detiene ante nada. Su idea del gobierno es la de administrar una tlapalería, guardar el dinero bajo el colchón y no gastar ni siquiera en zapatos porque se pueden desgastar. Es el caso del metro de la CDMX. Según informaciones periodísticas, la falta de mantenimiento en el edificio de control central fue lo que ocasionó el incendio en el que murió una agente de seguridad y que ha dejado paralizado ese vital servicio de transporte durante varios días. Al igual que en el gobierno federal, el de la CDMX se mueve en un ahorro malentendido, francamente criminal.

Yo solamente soy la directora.- La respuesta de la directora del Metro es verdaderamente alarmante. Se trata de una de las contestaciones más tontas y cínicas para tratar de evadir una responsabilidad. Decir que ella “solamente” es la directora general y que siga en su puesto es una de las muestras de que en la llamada cuatroté, la desfachatez tiene permiso. Nada más le faltó decir que ella ni la oficina conoce.

Lo importante es que tenemos beisbol.- En medio del pico de muertes con la tragedia del COVID-19, los hospitales saturados, con más de 300 asesinatos en los primeros días del año, las vacunas representando un verdadero reto logístico que este gobierno no podrá cumplir, la crisis económica causando estragos, los restauranteros clamando que abren o mueren, al presidente de la República se le ocurre la magnífica idea de destinar más de 100 millones de pesos para el equipo de beisbol con el que jugó en sus juventudes en Chiapas y que ahora dirige la rata de su hermano Pío. Para que quede claro quién gobierna y cuáles son las prioridades.

El COVID-19 no tiene pasaporte y no puede entrar a Veracruz.- El gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García, es uno de los elementos más connotados del patético circo lopezobradorista. Este señor, pródigo en barbaridades, declaró que no había posibilidad de que la segunda cepa del COVID-19 llegara a Veracruz, pues, como se sabe, ésta salió de Inglaterra y la tierra veracruzana no cuenta con “aeropuerto internacional”. Así que si el virus quiere entrar a tierras jarochas, que alguien le avise que lo tendrá que hacer por barco o por carretera. Ese gobernador es una verdadera tragedia.

Un violador para gobernador.- Que nadie se espante. Si hay un futbolista y un orate en los gobiernos estatales, si para diputados en Morena desfilan verdaderos zoológicos, ¿por qué iba a faltar un violador en la lotería gubernamental del lopezobradorismo? Félix Salgado Macedonio es un digno representante de la nueva clase política: procaz, primitivo y zafio, pero además es un delincuente sexual que cuenta con diversas acusaciones en su contra de violación. Y va a ganar, por eso lo ponen. Que quede claro: el violador es el candidato del presidente.

Un hombre vestido en la playa nudista.- López-Gatell es un personaje que hace tiempo perdió el sentido del decoro. Lo que dice está fuera de lugar; es capaz de irritar a millones con un comentario. No es un provocador profesional, simplemente es un hombre extraviado en su palabrería. Una foto de hace pocos días lo revela tal cual es: se presenta en una playa nudista con tenis, jeans a media panza y camisa fajada. El tipo ya no sabe en qué sitio está parado.


Te puede interesar: INAI: el miedo presidencial a ser exhibido

 

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.