Fragilidad humana

El ser humano ha recordado su propia fragilidad con la llegada de la pandemia.



Esta epidemia nos ha puesto cara a cara con nuestra fragilidad. En realidad, somos mucho más vulnerables de lo humanamente tolerable. Las circunstancias que podemos controlar son escasas y los placeres en los cuales nos solemos refugiar son sumamente efímeros. Una de las preguntas más importantes que nos podemos hacer es quiénes somos y para qué estamos aquí. De estas respuestas depende enormemente nuestra actitud ante los retos de la vida.

Te puede interesar: Día de la Hispanidad

 

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.