¿Familias extensas hoy?

Durante las últimas dos generaciones, las personas se casan más tarde, si es que se casan, y se divorcian más.



Las probabilidades de que las siguientes generaciones crezcan en familias extensas y de mucha convivencia intergeneracional se vislumbran cada vez más lejanas con una tasa de natalidad cada vez más similar a los países europeos y el aumento significativo de las personas que habitan solas los últimos años, de 6.9 en el 2000 a 12.3 en el 2020, según la Inegi.

Crecer con hermanos, primos, tías, tíos, tías abuelos y abuelas cercanos al hogar se ha vuelto una realidad cada vez más extraordinaria de encontrar, sobre todo en las ciudades más grandes. En un artículo escrito por David Brooks, intelectual columnista de la revista americana The Atlantic, llamado “La familia nuclear ha sido un error” se establece la teoría de que la familia extendida era el mejor modo de ordenar a la sociedad.

Los roles y el tipo de apoyo que los miembros de una familia extendida o “clan” ofrecían a sus miembros no pueden ser reemplazadas por instituciones, ayuda doméstica o la tecnología. El modelo nuclear de familia adoptado en los años 50´s, con la introducción de la mujer al ámbito público laboral y la revolución sexual, solo logró ser un modelo poco funcional pero es propuesto por el actual modelo económico.

En Estados Unidos de 1970 a 2012, la proporción de hogares formados por parejas casadas con hijos se redujo a la mitad. Durante las últimas dos generaciones, las personas se casan más tarde, si es que se casan, y se divorcian más. Las sociólogas Kathryn Edin y Maria Kefalas afirman que los jóvenes tienen diferentes percepciones sobre lo que significa el matrimonio a diferencia de cómo lo percibían generaciones anteriores, “… ya no se trata principalmente de tener hijos y criarlos. Ahora el matrimonio se trata principalmente de la realización de un adulto".

Brooks menciona en su artículo dos grandes fortalezas de las familias extendidas, una la red de apoyo cuando por ejemplo una madre muere, los hermanos, tíos, tías y abuelos están ahí para intervenir y reemplazar este rol tan importante. Cuando las relaciones se rompen, otros pueden llenar la brecha. Y la segunda fortaleza de las familias extendidas es el apoyo al compartir responsabilidades que resultan ser muy pesadas al cargarlas solos, como cuando un niño se enferma a la mitad del día o cuando un adulto pierde inesperadamente su trabajo. En las familias extendidas salen al rescate entre 10 o 20 miembros que apoyan como pueden a sus familiares.

Aún existe la oportunidad de fortalecer de forma significativa las familias permitiendo que los adultos y niños convivan y crezcan en hogares donde las mesas para comer y cenar sean cada vez más grandes y los abrazos se multipliquen. Es tiempo de recuperar a las familias numerosas y la convivencia intergeneracional en ellas.

Fuente:

Brooks, D. (01 de Marzo de 2020). The Atlantic. Recuperado el 20 de Agosto de 2021, de The Nuclear Family Was a Mistake: https://www.theatlantic.com/magazine/archive/2020/03/the-nuclear-family-was-a-mistake/605536/

Perry, B. D. (2002). Research Gate. Recuperado el 2021, de Childhood Experience and the Expression of Genetic Potential: What Childhood Neglect Tells Us About Nature and Nurture.: https://www.researchgate.net/publication/225759011_Childhood_Experience_and_the_Expression_of_Genetic_Potential_What_Childhood_Neglect_Tells_Us_About_Nature_and_Nurture/citation/download 

 

Te puede interesar: Convivencia intergeneracional: inclusión en la cultura empresarial

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.