¿Debe al empresario importarle más el día después que la jornada electoral?

En un mundo que obliga al cambio continuo y celebra la flexibilidad, es fácil subestimar el valor de la consistencia.



¿Qué va a pasar el lunes 7 de junio? ¿Obtendrá el presidente más poder? ¿Perderá su partido la mayoría de la Cámara de Diputados? ¿Subirán los impuestos? ¿Reformarán los órganos autónomos? Las preguntas que hacen los empresarios al conversar de la próxima elección.

Los estados de ánimo son tan variantes como sus empresas hayan sufrido los efectos de la contracción económica del 2020. Los miedos o enojos acentuados según la afectación directa que estén padeciendo por las últimas reformas. Todos, sin embargo, tienen la preocupación del día después.

En su definición más simple un proceso electoral, es un conjunto de actos ordenados por la Constitución y las leyes que tiene por objetivo renovar periódicamente los integrantes de los diferentes cargos de elección popular en los tres niveles de gobierno. Es un esfuerzo logístico institucional para darle al país autoridades de manera legal y pacífica.

¿Por qué en esta elección percibimos tensión alrededor de los resultados posibles de la ya muy próxima jornada electoral? Aquí tres reflexiones para la ponderación directiva:

1) El árbitro no goza de respeto institucional pleno.- El empresario confía en el INE. La mayoría de los ciudadanos también. El titular del Poder Ejecutivo Federal no. Sus muy partidarios tampoco.

A pesar de que esa institución conduce con profesionalismo un sistema electoral hiperregulado, costoso y muy vigilado por todos los muy solventes partidos políticos, estamos en la antesala de una elección donde ya se descuenta que el principal quejoso del resultado será quien despacha en Palacio Nacional.

2) La aceptación de la derrota está puesta en duda.- El demócrata sabe que la base de la democracia electoral no es sólo el reconocimiento legal del ganador, sino la aceptación honorable del derrotado.

Y ante la muy alta litigiosidad poselectoral que se da por descontada, la pregunta que prevalece en el empresariado es ¿qué tanto aguantarán los integrantes del Consejo General del INE y del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación la altísima presión multifactorial que vivirán?

3) Votarán menos de los que sería deseable.- Así tienden a ser las elecciones intermedias. La participación real decrece y la movilización territorial partidaria adquiere mucho valor.

Sólo cada empresario sabe si tiene credencial actualizada o si sus prioridades del día estarán subordinadas al ejercicio de su voto o no.

Un millón 460 mil 232 ciudadanos voluntarios amablemente han comprometido su tiempo para hacer funcionar la jornada electoral del próximo 6 de junio. Amanecerán temprano para operar las casillas de las 8:00 a las 18:00 horas y darle al ciudadano la oportunidad de votar.

Y mientras los políticos promueven sus votos y ejercen su influencia para motivar a vecinos y audiencias extendidas a que asistan a la urna en su favor, más de un empresario sigue preguntándose si debe utilizar su margen de influencia para promover votos en favor del equilibrio de poder.

Entiendo a quien con sentido estratégico se cuestiona el día después. Pero el 6 está antes del 7 y, con sentido táctico, los empresarios y sus familias deben salir a poner su boleta electoral donde constantemente ponen su crítica gubernamental.

AERI tendrá su 1er Congreso de RRHH en digital…

Por cambios en la tecnología, por modificaciones en la legislación, por incrementos en costos y por variaciones bruscas en la realidad, el mundo del capital humano está cambiando aceleradamente y hay que reentenderlo.

De eso y más conversaremos los convocados por la Asociación de Ejecutivos de Relaciones Industriales en junio 16 y 17. La lista de conferencistas especializados incluye a Tal Ben-Shahar, Soraia Kutby, Leo Piccioli, Jon Black y Claudia Jañez. Más en www.congresoaeri.com.


Te puede interesar: Los tres errores más comunes al ejecutar cualquier proyecto 

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.