Nos quieren distraer

El gobierno nos distrae para que no nos demos cuenta de la tragedia que es el sistema de salud en México: sin medicinas, sin tratamientos, sin mantenimiento en hospitales y en equipo médico.



El actual periodo ordinario de sesiones se caracterizó por su particular bajeza y, como no es de sorprender, el final no habría de ser la excepción. Los diputados de Morena, quienes ha quedado claro que no tienen conocimiento del quehacer legislativo ni verdadera información, se mostraron dispuestos a prolongar una sesión hasta que el poder Ejecutivo pudiera enviar su iniciativa de reforma electoral a la Cámara de Diputados. Esta reforma fue anunciada entre varias mentiras. Menciono dos de ellas:

La primera mentira es que “eliminaron a los plurinominales”. Falso. En realidad, lo que eliminan es a los diputados por mayoría, de tal manera que los 300 diputados lo serán solamente por la vía plurinominal.

La segunda mentira radica en decir que les importa mucho la reforma electoral. Otra vez falso. Lo que les importa es distraer. En cada una de las sesiones en la Cámara de Diputados se dedican a distraer a través de insultos para los que no se requiere ni formación ni conocimiento.

¿Y saben de qué nos están distrayendo? Nos están distrayendo de la verdad:

1) Nos distraen para que no caigamos en la cuenta del gran retroceso de la economía familiar, con la inflación más alta del siglo, con la menor inversión y, por lo tanto, nos distraen del precio del gas, del precio de la tortilla y de los alimentos cuyos precios se han disparado. Sobre el aumento del costo de la vida no han dicho nada.

2) Nos distraen para que no reparemos en el hecho de las vacunas que repartieron sin ton ni son porque un millón de estas iban a quedar caducas. Por eso decidieron vacunar masivamente, como se debió haber hecho antes: de manera masiva. Había que acabarse esas vacunas.

3) Nos distraen para que no nos demos cuenta de la tragedia que es el sistema de salud en México: sin medicinas, sin tratamientos, sin mantenimiento en hospitales y en equipo médico. Para que no nos demos cuenta de la falsedad del Insabi.

4) Nos distraen del deterioro ambiental que han provocado por descuido y como consecuencia de sus obras. El tema ya es internacional. Y para eso mienten con disparate: que pasar un tren sobre unos cenotes no daña el medioambiente. No quieren que nos demos cuenta del deterioro ecológico, basta saber que la Comisión Federal de Electricidad manda a trabajar la energía con combustóleo despreciando las energías limpias y renovables.

5) Nos distraen de drama de la inseguridad. Sobre todo en el caso de las mujeres. Estamos en una situación en la que hay 20 feminicidios diarios y se reportan siete agresiones por hora a las mujeres. Llevan cuatro años y no han preparado un plan, un programa, una política pública que permita combatir la violencia más cruel contra las mujeres que se expresa en el feminicidio. Por eso en la Cámara de Diputados todos aprobamos la tentativa de feminicidio. Pero el gobierno no ha hecho nada, solo declara que es un tema “cultural” como si hubiera tiempo para esperar.

6) Nos distraen del hecho de que el crimen organizado ahora extiende sus alas sobre todo el país. Un crimen organizado al que no le conviene que existan gobiernos valientes e independientes y, mucho menos, en los estados de Aguascalientes, Hidalgo, Tamaulipas, Durango y Quintana Roo.

No caigamos. Nos quieren distraer. Se trata de que demos nuestra opinión, pero no caigamos en soltarlo todo por una reforma con la que nos quieren distraer.


Te puede interesar: ¿Qué hacemos con el discurso de odio?

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.