Hablemos de lo importante

El déficit hospitalario y de personal de salud sigue siendo señalado por los trabajadores de la salud y denunciado por diversos partidos políticos.



Entre las quejas que oímos de parte del gobierno están los reclamos que tienen que ver con el resultado de las elecciones, acusaciones sin medida, sustituciones de funcionarios, descalificación nada más y nada menos que de la clase media, rechazo a las opiniones de los humanistas. En fin, que resulta difícil pensar en una voluntad de reconciliación por parte de quien, desde el poder, sigue buscando culpables de la derrota. Lo que todos quisiéramos ver es un gobierno que mire hacia adelante y no hacia atrás.

Y lo que nos toca ahora enfrentar a los mexicanos no es cosa fácil. En medio de un rebote posible de COVID y de una nueva cepa —que vuelven a minimizar en el gobierno— nos encontramos además con los problemas de aquí y de ahora de millones de familias mexicanas. Veamos, por ejemplo:
1. El desabasto de medicinas y de tratamientos para los niños y niñas con cáncer. La Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer ha señalado que 1,602 niños y niñas han fallecido por el recorte presupuestal.

2. El déficit hospitalario y de personal de salud sigue siendo señalado por los trabajadores de la salud y denunciado por diversos partidos políticos.

3. Una Ley General de Reactivación Económica implica un paquete fiscal que no le pida más dinero a las empresas privadas, sino que les ayude a sostenerse para poder reactivarse y generar empleo. También puede significar la flexibilización y adaptación de determinadas normas laborales.

4. Tanto la reactivación económica como la urgencia educativa requieren ambas de la recuperación del proyecto de estancias infantiles.

5. La falta de Estado de derecho que se refleja en la violencia que vivimos está escalando a ritmo acelerado y, al menos, debe haber claridad en cuanto a la acción del Estado (si es que ha habido alguna) frente a la delincuencia y al crimen organizado.

6. La violencia contra las mujeres requiere también del fortalecimiento de las instituciones de policías en los tres niveles de gobierno, así como el apoyo a la red de refugios.

7. El fortalecimiento de las energías renovables y el cuidado de los recursos naturales.

8. El regreso a clases se complica cada vez más por la falta de proyectos y de coordinación en el gobierno y en sus mensajes. Además del hecho, al menos preocupante, que a los maestros nos aplicaron la vacuna “Cansino” (ojalá nos aclaren qué está pasando con esa vacuna).

9. Podríamos también hablar sobre Nicaragua y la actitud tan cobarde del gobierno frente al terror que se vive por los nicaragüenses a causa del régimen de Daniel Ortega.

Todas estas acciones e iniciativas pasan, primero que nada, por el presupuesto de egresos, cuya aprobación es exclusiva de la Cámara de Diputados. El poder ejecutivo, por conducto de su secretario de Hacienda, debió haber enviado, desde abril, los escenarios sobre el monto total del presupuesto de egresos y los programas prioritarios. Desde luego que eso no se ha tratado profundamente en las mañaneras ni se ha hecho del conocimiento de la opinión pública.

Pero viene otra oportunidad para poder discutir asuntos importantes para la patria: A más tardar el miércoles 30 de junio, de acuerdo con la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, la Secretaría de Hacienda, en representación del Presidente, deberá enviar a la Cámara de Diputados “la estructura programática a emplear en el Proyecto de Presupuesto de Egresos”.

No estaría mal que le diéramos una revisada a esos dos envíos del Ejecutivo a la Cámara de Diputados. Así, conseguiremos empezar a hablar de las cosas que más importan al país y al pueblo de México.


Te puede interesar: Reflexiones

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.