Los juegos de la política internacional

Queda claro que para ganar en la política exterior, primero deberíamos saber de qué juego se trata, a ver si toca usar dados, palillos chinos o lograr un conecta cuatro.



Ya se sabe que durante estos meses de encierro los juegos de mesa han sido una de las formas de unir a la familia. Lo de unir depende del juego y del resultado, porque luego entre el ñor y los escuincles, perdón, bendiciones, se arman los peores pleitos. Pero sin duda son una buena manera de pasar el tiempo.

Al parecer al gabinete el-aguinaldo-es-neoliberal-por-eso-se-los-recortó-a-los-burócratas le da por jugar a la política exterior como si fuera un juego de mesa. Claro, ellos creen que están jugando al ajedrez y están haciendo jugadas maestras moviendo estratégicamente sus piezas, pero la verdad más bien juegan al Operando; cada que tratan de sacar una pieza, suena una chicharra.

A Evo lo apoyaron y hasta lo sacaron de su país a una velocidad impresionante, y en las siguientes elecciones de Bolivia también felicitaron prontamente al ganador. Pero en las elecciones de Estados Unidos, aún con el reconocimiento de resultados de casi todo el mundo, se siguen haciendo los interesantes. Y según leyó esta ñora, incluso se ha pedido a la embajada de allá que por favor usen el identificador de llamadas y no respondan si es Biden el que marca. Además de que la embajadora resulta que no sabe cómo traducir ciertas palabras y otra vez “toing” en el tablero de Operando.

Esta ñora ha leído un par de explicaciones sobre esa actitud. Unas apuntan a que reconocer la derrota electoral es una traición al compadre anaranjado y que eso sería muy gacho si hasta los llevó a la Casa Blanca y les dio comida mexicana en la cena (y no puros cacahuates como cuando nomás va Ebrard). Ay, pobrecito del Trun al que no le quieren dar su “vote for vote”. El Nayarit-es-mi-segundo-hogar-algo-así-como-mi-casa-chica repite lo de fraude como merolico y a la menor provocación, e insiste en que así le hicieron en 2006 aunque nadie ha visto una sola prueba.

Otras explicaciones que esta ñora leyó, dicen que el-quité-el-FONDEN-porque-quería-la-lana-para-armar-mis-propios-desastres sintió ñáñaras de que la derrota muy apretada de agente naranja (esta ñora se fija en los detalles) sea algo que le pase en el 2021 y prefiere no verse en ese espejo. La verdad es que lo de evitar verse en cualquier espejo sí es una política constante como lo muestran las muchas fotos donde sale con unas fachas de pena ajena. Al ñor, esta ñora nunca lo hubiera dejado salir así. Se ve que la no primera dama no lo ve salir por las mañanas… porque la reunión del gabinete de seguridad es muy temprano, no sean mal pensados.

Volviendo al exterior, en México, según la ñora recuerda, al Senado le toca también ver las cuestiones de política internacional. Y no es sorpresa que la mayoría de los senadores de Morena se unió a la iniciativa del tengo-muchas-cosas-que-hacer-por-eso-nomás-voy-a-Tabasco-por-encimita y explicaron que actuarían con lo que llaman prudencia, o sea, no sean afanositos en andar felicitando gente antes de que les llegue el papel oficial, aunque que felicitar al final de día de la elección sí se vale si eres el yo-soy-ave-que-cruza-los-pantanos-de-Tabasco-sin-mojarse-ni-responsabilizarse.

A la ñora no le extrañó esta postura. Después de todo, muchos de ellos llegaron a candidaturas de Morena luego de jugar Maratón. Obvio, que no eligieron a ninguno que haya ganado, sino a aquellos a los que la Ficha de la Ignorancia les ganó, pero por todas las casillas.

La Alianza Federalista que es la reunión de varios gobernadores en oposición al gobierno federal, encontró el momento propicio para dar sus pininos en la materia y han enviado una carta de felicitación al que parece el candidato ganador, según el consenso generalizado de los medios de comunicación, los conteos estatales y los líderes mundiales (¿cuántos prudencia-puntos ganaría esa frase?). La ñora se pregunta si habrán entrado al juego pensando que se trata de lotería y acaban de poner un frijolito en la casilla “política exterior”. Espero sigan poniendo frijolitos, pero todavía hay muchas casillas (sobre todo electorales) que ganar para poder gritar “lotería”.

Es evidente que la ñora no entiende mucho de este tema. Pero sí le queda claro que, para ganar en la política exterior, primero deberíamos saber de qué juego se trata, a ver si toca usar dados, palillos chinos o lograr un conecta cuatro.


Te puede interesar: Andar de cuentachiles

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.