Remedios caseros y sorprendentemente familiares

El colmo fue su discurso, opacado por el estreñimiento de la media naranja, hablar en un escenario vacío, con una silla vacía, seguro fue con feng shui para que hiciera juego con su discurso vacío.


estreñimiento


Esta ñora, como todos los mexicanos, ha intentado no ir al médico y ha acudido a todo tipo de remedios caseros con tal de evitar ir, no vaya ser que pesque algo más. Con esa preocupación ha leído de los remedios caseros que el gabinete necesita.

Doña Olguita, la canosita más sonriente de este gabinete, no necesita ayuda, al contrario, recomendó desde hace semanas las “nanopartículas”, que hace pocos días también fueron recomendadas con foto del frasco por el senador de la República, Martí Batres. Gracias a esa foto se supo que son un concentrado de ácido cítrico. Pero bien concentrado, supone esta ñora, porque los apretaron en cositas chiquititas como las nanopartículas. Y si en algo Olguita es experta últimamente es en hacer chiquitas las cosas: la otora poderosa Secretaría de Gobernación ya nadie la encuentra, y con el rayo nanoparticulizador atacó al CONAPRED para reducirlo también, como supimos la semana pasada. No que esta ñora fuera muy fan de ese Consejo en particular, la verdad.

El escándalo de esta semana también parece haberse originado con una enfermedad: el estreñimiento de ideas que padece la no primera dama. Nadie habrá tenido la valentía para recomendarle que tome dos cucharadas de aceite de oliva en ayunas con un vaso de agua tibia, qué gachos. Quizá así se le curaría no sólo el estreñimiento de ideas, sino que le fluiría la empatía que cualquier ser humano más o menos funcional tiene para cualquier niño que esté enfermo y más si es de cáncer; con tantita prudencia y dos rayitas menos de soberbia le habría ido menos mal.

En cambio, su peor es nada que nos desgobierna a todos debería probar el atole de arroz para contener lo contrario: la diarrea; perdón, la verborrea con que nos atiza todos los días, a todas horas, en vivo, a color, en blanco y negro, en video grabado… El colmo fue su discurso del aniversario del 1 de julio, (opacado por el estreñimiento de la media naranja), hablar en un escenario vacío, con una silla vacía, seguro fue con feng shui para que hiciera juego con su discurso vacío.

Para el viaje a los “Estates” que esta ñora ya se enteró, como el resto de los mexicanos, tendrá lugar el 8 de julio, habrá que empacar varios remedios, porque enfermarse por allá, como cualquiera sabe es un lío mayúsculo, y más sin seguro médico. Es evidente, que ningún funcionario mexicano viajará con seguro médico porque esos ya no existen en esta administración. Que el jefe de la seguridad de la Ciudad de México sea atendido en un hospital privado es una mera ilusión óptica o quizá es pagado por su familia de rancia estirpe priista y artística.

En fin, esta ñora les recomienda que carguen unas cuantas gotitas de aceite esencial de lavanda, porque dormir en la cama que no es de uno, siempre es difícil y más si se va uno a entrevistar con el agente naranja y aunque “Andreus Manueeel sea mi amigou” quién sabe si en medio de la reunión se da cuenta que es “bad man” y se arma un san quintín, porque nada de dar resultados en el combate al narcotráfico, y qué es eso de andar poniendo trabas a las inversiones ya pactadas, y otros detalles así…

Por eso, también espera esta ñora que Marcelo lleve suficientes bolsitas de tila ya que eso de buscar quedar bien con demócratas y republicanos en medio de una batalla electoral le va a recordar aquel día en que lincharon a dos policías y los quemaron vivos en pleno Tlahuac en 2004, cuando era jefe de seguridad; caray, qué coincidencia: el mismo puesto que García Harsfush. Claro que fue cuando Marcelo conoció el desempleo porque tuvo que renunciar por su pésimo desempeño, riesgo que ningún miembro del gabinete actual parece que tener. No importa lo mal que hagan su chamba, o si se le encuentran más propiedades que al nopal, o si nadie sabe por qué cobra un sueldo si todo, aparentemente, lo hace el subsecretario…

Pues esta ñora se va a preparar un tecito de manzanilla para asentar el estómago que trae descompuesto con aquello del segundo aniversario de la elección y porque no puede creer lo que leyó en Twitter. Parecer que la compañía que fabrica las nanopartículas se registró como tal este año, en febrero o marzo y su titular comparte apellido, Pariente de hecho, con la esposa de Zoé Robledo, director general del IMSS. Al parecer ese remedio sí es muy casero, y sobre todo, muy familiar.

 

Te puede interesar: Canciones para acompañar al sexenio

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.