Qué pena con las visitas

La ñora espera, por el bien de Greta, que esa escuincla, perdón, la bendición de alguien que ese alguien no olvide que es SU bendición y esté actuando como toda una ñora.


Greta 


Esta ñora como cualquiera se ha enterado de la visita de Greta a las Naciones Unidas. La ñora se niega a opinar de ella, fuera de decir qué bonitas trenzas le salen, porque desde hace unos años que la ñora desconfía de cualquier “cara” que se da a cualquier movimiento pro/a favor/en contra similares y conexos. Su desconfianza nació cuando se enteró que la famosísima Rosa Parks no había sido la primera en ser detenida por negarse a cambiar de asiento para cederlo a un blanco allá por 1955, sino que había sido elegida por la asociación que encabezaba las protestas –su mismo esposo formaba parte de ella– porque su aspecto y su trayectoria le daban ese “punch” mediático que necesitaban.

Obviamente, la ñora coincide que la causa de la igualdad y derechos civiles a la que Rosa dio cara es un asunto de absoluta justicia, pero que le traten de “vender” como muy natural y casual a las personas que abanderan una causa, a la ñora no le cuela a la primera, por loable que sea la causa. Y sólo espera, por el bien de Greta, que esa escuincla, perdón, la bendición de alguien que ese alguien no olvide que es SU bendición y esté actuando como toda una ñora.

Más allá de eso, a esta ñora le ha llamado la atención que algunas figuras destacadas del Senado o la Cámara de Diputados, en un descanso por terminar con el futuro de los niños al aprobar la “contrarreforma” a la “mal llamada reforma educativa”, hayan decidido que sería bueno invitar a Greta para que hable frente a nuestros libres y responsables diputados que mayoritariamente son “soldados” del presidente y fervientes creyentes en la transformación de cuarta, perdón, el autocorrector es fifí: la cuarta transformación.

Esta ñora está segura de que si se diera esa visita, estaríamos expuestos a quedar muy mal con las vistas, porque si algo ha defendido con palabras y con acciones el movimiento del despotrico-en-la-mañanera-contra-todo-el-que-me-mencione-la-ley es que su plan es regresar al pasado en materia energética. Supongo que nadie va a mencionarle a las visitas, la refinería de Dos Bocas que se está comiendo, mejor dicho, amenaza con atragantarse todos los recursos habidos y por haber; además de chorrocientas hectáreas de manglar. Sí, no de selva –para eso está el Tren Maya, que la cuatro piensa en todo– sino de manglar, uno de los ecosistemas más delicados y difíciles de reponer. Las tareas de los escuincles, perdón, bendiciones, le han enseñado mucho a esta ñora.

Quizá para cuando venga Greta y su comitiva el impresentable de Barttlet que desde la CFE ha fomentado el uso del carbón, ya no esté a cuadro porque parece que López está imitando al López que iba a defender el peso como un perro y ya se sabe que el peso nomás se perdió y puede que Barttlet también pierda... Y esperemos que tampoco se presente el senador de Morena que le vende carbón a la misma CFE, porque además del retroceso en esa materia habría que explicar en sueco qué es eso del conflicto de interés a la mexicana, ¡uy! otra vez qué pena con las visitas.

Asimismo, la ñora ha tratado de imaginar si a la recepción de Greta, si es que se concreta la invitación, van a convidar al secretario de Semarnat, ese que declaró que los generadores que aprovechan la energía eólica se “roban” el aire de nuestras comunidades indígenas. Imagínense de nuevo la pena con las visitas.

Quizá le puedan presumir la “salvación” del hermosísimo lago de Texcoco que gracias a la cruzada ecológica ahora es un paisaje digno de contemplarse: pletórico de peces “salados” porque con esa agua, peces de agua dulce como que no; y los cientos de especies que lo pueblan… nomás para no quedar mal, ni le vayan a platicar a las visitas de la cantidad de especies que sí están en peligro y el riesgo ecológico que los mantos freáticos que construir Santa Lucía traerá. Que como dicen las ñoras actuales, la ropa sucia se lava en casa con detergente biodegradable y de botella reciclable.

Lo que seguro les encantará a las visitas es presumirles lo bien que se recicla en México la política. Seguro les fascinará saber que el PRI que andaba muy quemado en sus usos y costumbres impositivos y controladores, encontró una nueva vida en Morena. Eso seguro nos deja como país de vanguardia, esta ñora apuesta lo que sea.

 

Te puede interesar: El presupuesto matruska 

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.