Dime adónde viajas y te diré quién eres

Marcelo Ebrard que es medio viajado, aunque inexperto en política internacional, ayudó a ponernos a los pies de Trump.



Cuando esta ñora era ñorita, soñaba con viajar por todo el mundo y eso no ha cambiado con la edad, sigue soñando que viaja por todo el mundo… el asunto es que los lugares a los que vas dicen mucho de ti. Pero también lo dice cuánto entusiasmo le pones a tus viajes y por cuánto tiempo los planeas.

Los viajes que uno planea le dan tiempo a uno para ver a dónde irá, qué visitará y hasta qué ropa llevará. Y así anda desde marzo el guardo-tan-bien-la-investidura-presidencial-que-ni-parezco-presidente anunciando que va a Guatemala, El Salvador, Honduras, Belice y de ahí se va a dar un brinco a visitar Cuba, ¿cómo no? Después de todo si dedicó el discurso de la Independencia de México para alabar a Cuba, pues ni modo que se quede con las ganas de visitarla. Nomás nos faltó una escala en Venezuela para tener el panorama completo de “dime adónde viajas y te diré quién eres”.

Por cierto, esta ñora leyó que para taparle el ojo al macho, volará en avión comercial a Guatemala y luego regresará de Cuba en otro vuelo comercial, extrañamente ninguno de los dos tocará el aeropuerto Felipe Ángeles (a este paso las únicas alas ahí serán las del “ángeles”). Eso sí, entre países sí usará aviones militares. Y es para taparle el ojo al macho porque francamente si ya un avión militar volará a Guatemala para estar listo y llevarlo a siguiente destino, ¿no era más económico que se subiera ahí y no se gastara en pasajes para él y su séquito en un vuelo comercial? Y lo mismo, el avión que lo lleve a Cuba igual va a regresar, ¿vacío? ¿O aprovechan y nos traen más esclavos médicos, perdón, médicos cubanos dizque para ayudarnos en mejorar la salud?

Ahora, lo interesante es que este viaje que lleva meses planeándolo y seguro ya hasta escogió las guayaberas que llevará, pero de pronto como que se lo andan amargando los vientos del norte. Así se sintió la balconeada que el agente naranja hizo el sábado pasado poniendo a Marce y al casi-propongo-que-se-llame-Instituto-Para-Que-Sólo-Yo-Gane-Todas-Las-Elecciones-pero-las-siglas-eran-muy-largas como los campeones del juego “Trump pide” porque fueron los que más rápido le entregaron a 20 mil militares de la Guardia Nacional para cumplir sus deseos.

No se trata sólo de que el recuerdo de su primer viaje internacional cuando en plena pandemia aparecía aplaudiendo se ve todavía más oscurecido por esa doblegada sumisión. Además, ahora sabemos que los cacahuates que se había comido el ayudante de Marce fueron lo único que México sacó de aquellos días y no se tenía que haber sido así. Según oyó esta ñora un especialista, el doblez fue claramente fruto de la inhabilidad, por inexperiencia quizá, de Marce, su changuito y demás ayudantes que México. Si hubieran tenido más colmillo y conocimiento, decía este experto, se podrían haber propuesto subidas similares de aranceles a productos gringos y no plegarse a la primera a los deseos de Trump.

Si Marce que es medio viajado, aunque inexperto en política internacional, ayudó a ponernos a los pies de Trump, ¿qué no pasará con todos los nuevos embajadores que se están designando claramente como pago a favores políticos y que ni siquiera sabemos si hablan algo más que español? El caso más reciente es el del exgobernador de Campeche cuyo hijo que era diputado plurinominal del PRI se vendió a Morena para asegurarse vacaciones en Santo Domingo durmiendo en la embajada.

Esta ñora sabe que todos los gobiernos suelen nombrar así por amiguismo o para que no estorbe a algunos embajadores; pero el resto es sustentado es un excelente cuerpo diplomático de carrera. En este sexenio, ya se perdió totalmente ese equilibrio. Ya de plano, el senador César Cravioto de Morena que ni autoridad tiene solito tiene en el asunto, anda ofreciendo a los gobernadores de los estados con elecciones embajadas a cambio de “portarse bien”, que en lengua morenista es: faciliten las trampas para que nosotros ganemos las elecciones en todas partes.

La verdad es que esta ñora no sabe quiénes son los embajadores de la gira artística, perdón, la gira presidencial de la próxima semana, y si ya tienen todo listo para que el viaje sea todo un “éxito”; pero sí sabe que Trump no es el único que le anda poniendo sorpresas al claro-que-hay-vuelos-en-el-AIFA-nomás-que-todos-son-temprano-porque-todavía-no-ponemos-luces-en-las-pistas, resulta que Biden le pidió una reunión virtual de pronto para hoy viernes. Esta ñora seguro anda de mal pensada creyendo que le va a advertir que cerrar las oficinas de la DEA es mala idea o que le va a pedir que ponga todavía más soldaditos en la frontera porque no son suficientes o que le va leer cómo lo del litio viola el T-MEC… seguro que Biden sólo le va a dar recomendaciones de donde comer bien rico en Belice o en El Salvador, ¿no?

En fin, esta ñora se despide con algo de nostalgia porque se acaba de dar cuenta de que ha viajado menos de que había soñado en su juventud y que aunque sea más caro llevar a los escuincles, perdón, bendiciones, espera poder hacer más viajes próximamente.

 

Te puede interesar: Predicciones sobre la litioaventura

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.