El pensamiento mágico y la familia Adams

Las últimas semanas en el gobierno sólo han llegado malas noticias, algunas por la salud, otras por la familia, por el asesinato de periodistas y por la recesión.



Esta ñora ha tenido una semanita bastante difícil. El refrigerador no acaba de quedar, sigue haciendo escarcha donde no debe y ya van cuatro vueltas del técnico. El domingo, se descompuso la bomba del agua de condominio y rezando todos porque la arreglaran antes de que se nos vaciara por completo el tinaco. Para colmo de males, cada que esta ñora va al súper, le alcanza para menos y hasta está pensando en volver a la familia vegetariana porque, sobre todo, la carne está carísima. Lo único que consuela a esta ñora es que el ando-con-chamarra-hasta-en-Yucatán-porque-seguro-traigo-algún-aditamento-médico-colgado ha tenido varias semanas con peor suerte.

Primero que si le da covid, luego el cateterismo “de rutina”, después que si no lo dejan jugar beisbol porque lo andan espiando y ¡luego la casa del terror con la familia Adams! Bueno, en realidad serían los López Adams de Texas. Por cierto, esta ñora no quiere parece como viejita chismosa de esas que veían feo y decían “nomás están arrejuntados”, pero hay fotos por ahí de la señora pachochuda con Trump y con Bill Clinton, y subiendo a aviones y con diversos paisajes; pero ni una con traje de novia o algo que se le parezca. Esta ñora no cree que eso cambie el fondo de la situación, pero una es ñora y por eso se fija y se acuerda de Bartlett que sí uso ese argumento para justificar las casas que estaban a nombre de “su pareja sentimental con la que se ve de vez en cuando si tienen suerte y coinciden en la fila del Oxxo”.

En fin, que esta ñora oyó cómo el me-tardo-medio-minuto-en-tratar-de-servirme-un-tamal-pero-quiero-aparentar-que-gozo-de-cabal-salud decía aquello de “la señora al parecer tiene dinero” como si eso justificara que ella y su hijo hayan vivido en una casa prestada por un empleado de una empresa con contratos directos con PEMEX. Lo de la casa comprada después, pues capaz que sí es con el fruto del sudor legal de la frente de ella o de él o de ambos, ya se verá. Lo primero es sospechoso en el mejor de los escenarios.

Lo curioso es que de los escándalos que pegaban en ese renglón de la corrupción se acaban bastante rápido en redes. Ya nadie se acuerda de que la Delfina fue encontrada culpable de rasurarse la lana de los burócratas de Texcoco cuando era presidenta municipal (es como Dedos, nadie sabe de donde sale pero se puede llevar lo que sea), y de las casas de Bartlett, perdón, de la “pareja sentimental” y de los sobres de Pío y Martín… Bueno, sí nos acordamos, pero nomás para hacer estos recuentos. ¿Será diferente esta vez? ¿O se repetirá y repetirá como “la familia Adams” el programa que la ñora vería cuando era muy muy escuincla?

En eso de las malas semanas, destaca el escándalo que sigue con los nombramientos para la embajada en Panamá. Esta ñora piensa que mandar a la Jesusa Rodríguez en lugar del Pedro Salmerón es una prueba evidente de que cualquier intento para que internacionalmente lo tomen en serio como presidente, ya de plano dejó de interesarle. La verdad sí está muy feo que México pierda su prestigio donde sobran elementos muy preparados para el puesto en el servicio exterior. Por lo menos, los futbolistas panameños no jugaron con coraje por tanto desprecio y la Selección ganó el partido por la mínima diferencia, me recuerda el ñor.

Pero en el recuento de las malas noticas, el número de periodistas muertos este año, va a casi uno por semana. Al soy-tan-diplomático-que-públicamente-agredo-una-funcionaria-de-Panamá eso le afecta mucho aunque quiera disimular, pues lo hace quedar muy mal. Sobre todo porque en el caso de Lourdes Maldonado hay evidencia de cómo le pedía en plena mañanera apoyo porque temía que Jaime Bonilla atentara contra su vida. A tal grado no les gusta en Palacio eso de los periodistas muertos, que han tratado de decir que Roberto Toledo asesinado en Michoacán ¡no era periodista porque dobleteaba en un despacho de abogados! De entrada, cualquier vida cuenta sin importar la lista a la que pertenezcan, pero sólo prueba que al defenderá-a-los-amiguitos-de-mi-esposa-y-les-dejaré-destrozar-los-libros-de-texto nomás le importa que no lo salpiquen con nada, pero cada día se hunde más.

Lo de la recesión de la economía no sólo es mala noticia para el quiero-nacionalizar-el-litio-para-salir-en-la-lista-de-Cárdenas-y-López-Mateos sino para todos. Ya desde antes no funcionaron sus decretos y pensamientos mágicos de “vamos a crecer a 6 por ciento”, “vamos a crecer al 5 por ciento” o al número que te guste más. Es obvio para esta ñora, y para cualquiera, que si no deja de gastar en sólo tres proyectos destinados al fracaso; si sigue terco con la Reforma Eléctrica y atacando a empresas privadas en todos los frentes pues no hay modo y las cosas se pondrán peores.

La única buena noticia que ha tenido en los últimos días el defenderé-a-Gatell-hasta-que-deje-de-serme-útil-para-ocultar-mi-fracaso ha sido que Largo, perdón, con lo de la familia Adams esta ñora anda confundida. Decía que el augusto y adusto secretario de Gobernación, Adán Augusto, jaló los hilos y las orejas para que Ricardo Monreal se sosegara y dejara de “molestar” con lo de la Comisión Especial para investigar lo que pasa en Veracruz. Esta ñora reconoce que se equivocó al pensar que Monreal se vería más hábil o tendría más poder para actuar, que causaría problemas en la aprobación de las Reformas y que así se notarían más las grietas en Morena… Ni modo, a veces, esta ñora también se deja llevar por el pensamiento mágico.


Te puede interesar: Lo que no va a cambiar

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.