300 AMLOS

Al aparecer los ejemplares de la “Cartilla moral” que se imprimieron en los Talleres Gráficos de la nación a principios del sexenio no llegaron ni los 300 y algunos más que están en campaña.



Esta ñora tiene una confesión que hacer, en la noche del 1º de julio de 2018 pensó que este momento no llegaría, es decir, creyó que las elecciones intermedias no sucederían, así tal cual. Por lo cual, aunque las próximas semanas serán de lodo, bajeza y escasez de propuestas por lo menos hay campañas electorales. Esta ñora se va a aferrar a lo de este año y esperará no volver a vivir otros tres años pensando si serán las últimas.

Por más que el me-dieron-calabazas-insisto-en-hablar-de-migración-cuando-se-trata-de-cambio-climático lo intentó, no está técnicamente en la boleta. Claro esta ñora hace coraje cada mañana con las barbaridades que sigue diciendo cada mañanera, pero hoy el foco se está extendiendo a los más de 300 candidatos que bajo las siglas de Morena hoy están en la contienda.

Y al aparecer los ejemplares de la “Cartilla moral” que se imprimieron en los Talleres Gráficos de la nación a principios del sexenio, pues no llegaron ni los 300 y algunos más que están en campaña. O nada más se los mandaron a la oposición, porque por lo menos hasta hoy (recuerde querido lector que esto se escribe un día antes de publicarse) todos los escándalos inmorales han sido protagonizados por candidatos morenos. Ya habrá de la oposición es cosa de tiempo.

Pero por ahora, primero está lo de la pellizcada, que dicen que no era pellizcada que apenas era gordita de frijol porque fue con su consentimiento “posterior”, porque antes que la mano de David Monreal se posara en su glúteo la candidata a una presidencia municipal no había manifestado, a la vista, su anuencia. Por cierto, esta ñora volvió a escuchar una grabación que se difundió a principios del año donde el “chief” de los senadores, Ricardo, hacía de hermano mayor y regañaba a Davicito por no querer involucrarse en su campaña e irse a dormir temprano. Si se juzgara por esa grabación y como dice el mismo Ricardo, parece que el más interesado es Richie y no David.

Luego la ñora leyó sobre otro asunto de comida. Resulta que el candidato de Iztapalapa, Aldo Sánchez, andaba comiendo en un restaurante en Xochimilco y se le hizo fácil pasarse sin pagar y luego baleó a los meseros que le reclamaron. Esta ñora supone que como el-precio-de-la-tortilla-no-está-más-alto-y-si-usted-cree-eso-es-por-ser-neoliberal-y-querer-comer nunca ha salido en sus videos promocionales de las garnachas pagando la comida, pues el candidato no sabía que había que pagar. Lo de los balazos habrá sido su toque personal, ¿no?

De lo de Benjamín Huerta, que es acusado de violar a un menor, y ese mismo día se presenta a votar para que Pemex tenga todo el control como antes, esta ñora prefiere ya no abundar. Como madre de una bendición, no alcanza a comprender cómo todavía hubo una “negociación” por dinero para que se bajara la acusación.

Esta ñora no es de la vela perpetua, nomás trata de ser coherente y honesta, y saca a colación estas “debilidades” que en solo dos días llenaron las noticias, por lo que dicen en sí de cada personaje en cuestión: si son machos manoseadores, ladrones violentos, pasivas abusadas o pederastas… que los electores deberán tomar en cuenta para darles o no su voto.

Pero también porque no-sean-apocalípticos-es-ampliación-de-periodo-no-reelección asumió como forma de gobierno no la legalidad, sino la “moralidad”. Presumió que gobernar era tan fácil que le deja tiempo libre para escribir su libro de la “Economía moral”, sino que ahora seguro sacará el de la “Justicia moral” para abundar sobre cómo sólo Zaldívar puede garantizar que todos los jueces dejen de ser “amorales” y se conviertan en morales morenos.

También ha señalado varias veces que x acción podrá ser legal, pero no es moral y se la pasa señalando incluso cómo debemos los ñores y las ñoras educar a nuestros escuincles, perdón, bendiciones que tienen que ir ya a la escuela porque ven muchas horas de pantalla y se están volviendo consumistas. Esta ñora estuvo a punto de comprarles un nuevo juego de video a sus escuincles, nomás por el coraje de oír esa barbaridad.

Esta ñora estudió la materia de Ética hace muchos años y no tiene más que el sentido común para darse cuenta de que al si-hay-vacunas-falsas-a-la-venta-es-para-desprestigiarme-porque-todo-gira-en-torno-a-mí por lo menos podría haber puesto sus estándares más altos en los candidatos que se asocian a su partido y con los que pretendía fusionarse y venderse como los 300 amlos más.

Y además, que debería revisar sus conceptos y explicar por qué es moral que el Ejército suspenda en Jalisco la vacunación a personal médico de todo el estado, por qué es moral quitar apoyos a científicos que cumplen con los estándares de calidad nomás porque trabajan en una universidad privada, por qué es moral que se esté decidiendo la política gringa de dar o no visas y la política de los países centroamericanos pidiendo que un tercer país pague por un programa inventado (y fracaso en México) que ellos ni han pedido… eso no es ni moral, ni legal y sí muy demente.

Esta ñora extiende una respetuosa invitación a sus lectores a ir por el voto inteligente e ir averiguando quiénes son todos los candidatos en los 300 distritos para ir tomando nota no sólo de por quién votar sino de a quienes se vigilará con lupa para que respondan a sus electores, los plurinominales se vigilarán por añadidura. La elección es sólo el primer paso.


Te puede interesar: Ganar la Cámara o perder el país 

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.