El show necesita espectadores

En Palacio Nacional, ya se dividió el territorio y la SEP es territorio de Beatriz.



A esta ñora le encanta un buen show, extraña muchísimo no poder ir así sin preocupación al cine o al teatro, y cree que muchos de sus compatriotas están con las mismas ganas y que quizá por eso se le sigue dando tanta importancia al espectáculo mañanero del me-vacuno-no-me-vacuno-me-vacuno-no-me-vacuno.

Porque ahora hasta anuncia con anticipación lo que hará, revivir temas del pasado casi remoto. Eso hizo el martes pasado cuando dedicó medio espectáculo a hablar del asunto de Florence Cassez tratando supuestamente de tirarle a Loret de Mola… pero casualmente comparte con Loret a la productora. La misma que estaba al frente del programa de Loret cuando lo del montaje produce desde hace más de dos años la mañanera. Quizá, como esta ñora leyó por ahí, el repitan-conmigo-mientras-golpean-tres-veces-sus-tacones-no-subió-la-gasolina-no-subió-la-gasolina-no-subió-la-gasolina tiene acciones en Latinus porque sólo se entiende que emplee tanto tiempo subiéndole el raiting. O sea del odio al amor hay un paso.

Pero ese show matutino que a estas alturas resulta tan largo y tan predecible como llegó a ser Siempre en Domingo en sus épocas (no es que esta ñora se acuerde, le han contado). Claro que Siempre en Domingo y “aún hay más” era semanal… aunque don Jacobo cubría de lunes a viernes el mundo “real” de la información antes de fracturarse su credibilidad. El punto es que en los ochenta si el cantante o grupo aparecía en Siempre en Domingo existía y si Jacobo hablaba del tema era real. Lo demás, no existía, no pasaba. Eso mismo quiere el me-urge-que-vacunen-a-los-maestros-a-ver-si-apoyan-a-Adame-para-que-me-ofrezca-a-sus-diputados-en-mi-nuevo-partido que sólo exista lo que sucede ahí.

Esta ñora ha notado que es fácil perderse de lo que pasa en el país. Por ejemplo, en la mañanera no se ha dicho prácticamente nada del acto heroico y más patriota que tirarse envuelto por la bandera cual niño héroe que están a punto de hacer con los libros de texto. Tanto los que los escriben como los ilustradores se inmolarán en el altar de la patria y harán gratuitamente y en un tiempo récord modificaciones a los libros de texto.

Según esta ñora ha logrado deducir de ese proceso, los voluntarios recibieron algo así como un curso exprés de planes y programas (los cuales no se tiene noticia de que se hayan modificado o por lo menos no es pública su modificación) y luego les repartieron unas cuantas hojitas del libro y les dijeron “cámbienle lo que quieran porque confiamos en su rápido aprendizaje y en su honestidad puesto que no van a cobrar”. No importa que las páginas sean parte de una secuencia, no importa si iban en coordinación con un contenido posterior nomás recórtele y péguele.

Y de manera paralela los ilustradores pues también vayan haciendo dibujitos más lindos, más mexicanos, más coloridos o más como quieran… y sí paralelo porque en un libro de texto todos saben que los dibujos son de adorno, nunca se usan para que los escuincles, perdón, las bendiciones los usen para un ejercicio o sirvan de apoyo didáctico.

A algunos les preocupa que esto implique una cuestión de adoctrinamiento, lo cual es posible… pero esta ñora cree que hasta para adoctrinar se necesita organizarse, ¿no? Y si cada cual hará un cachito… pero quién sabe a lo mejor por eso se ofrecieron esos héroes de la patria porque en el fondo los mueven las ganas de adoctrinar.

Sin embargo, lo más extraño, la verdad no es extraño, rectifica esta ñora, lo extraño sería que hubiera alguien preparado al frente de este importantísimo proyecto. El encargado de tamaña tarea es un amiguito de la no primera dama, que de pilón tiene el inspirador nombre de Marx (sí Marx) Arriaga. Fue uno de sus sinodales en su examen profesional. Luego pasó como tornado por la red de Bibliotecas, desplazando a Daniel Goldin, una figura reconocidísima internacionalmente. Lo más notable que hizo fue decir a las ñoras que el machismo se cura yendo a las bibliotecas públicas… de haber sabido.

La explicación para no pagar fue: “estar atravesando un periodo electoral el cual impide llevar a cabo un proceso que implique un pago en efectivo sin que esto se prestase a malos entendidos”. Esta ñora nomás con esa declaración ya se quedó de a seis, no menos como de a ocho… ¿Pago en efectivo? ¿Qué no les pueden depositar, hacer un spei o darles un cheque? ¿Y si harán un trabajo profesional para el Estado mexicano cómo sería un tema electoral? ¿Tampoco les van a pagar a todos los burócratas que seguirán trabajando en las dependencias del país? ¿O don Marx va a dejar de cobrar su sueldo durante la campaña?

Pero claro, en la mañanera no se hablará de esto porque al parecer en Palacio Nacional ya se dividió el territorio y la SEP es territorio Beatriz… Pero cualquier espectáculo para triunfar requiere de espectadores… Y esta ñora está convencida en la medida en que los mexicanos dejarán de poner atención a las mañaneras y se enfocarán a esto de la SEP, al incendio en Minatitlán (donde hubo una masacre hace dos años y de la que no se sabe nada), al aumento de la inflación, al desastre de los incendios, a que cientos y cientos de médicos, enfermeras, laboratoristas y demás sin vacunar… pues otro gallo cantará y el ganso se callaría, por lo menos un poquito.


Te puede interesar: Los siete pecados capitales de este gobierno

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.