México ante el COVID-19

Hoy es necesario demostrar unidad y empatía que tanto nos caracteriza como mexicanos ante el mundo para juntos salir adelante.


Pandemia


Actualmente enfrentamos un reto que no se veía desde hace muchos años. Debido a los grandes avances de la ciencia y la medicina que se dan día a día, los gobiernos de todo el mundo empezaron a ver la posibilidad de una crisis de salud en sus territorios como algo complicado y a una escala global como imposible. Los descuidos fitosanitarios en países como China y la arrogancia de otros nos han sumido en una pandemia.

El virus que enfrentamos hoy en día se llama COVID-19 que según la OMS es: “La enfermedad infecciosa causada por el coronavirus que se ha descubierto más recientemente. Tanto el nuevo virus como la enfermedad eran desconocidos antes de que estallara el brote en Wuhan (China) en diciembre de 2019.”

Como bien dice la OMS el COVID-19 se descubrió en China en diciembre del año anterior, su nivel de contagio es tan alto que empezó a llegar a otros países y después a otros continentes a una velocidad alarmante, primero llegando a Europa y después a América. Sin embargo, nuestro actual gobierno no lo reconoció como una crisis de la que se debieran preocupar, a pesar de las advertencias de otros gobiernos y de la misma OMS, no fue sino hasta hace una semana que el gobierno mexicano empezó a tomar cartas en el asunto. Esto impactó de manera contundente en las vidas de los mexicanos, especialmente en la economía, ya que para empezar, el hecho de que dieran el anuncio de la crisis después de la quincena implicó que las personas ya se la hubieran gastado y por lo tanto no tienen suficiente para acatarlas medidas de aislamiento social que se piden ya que en los sectores más vulnerables no pueden darse el lujo de dejar de trabajar.

Todo esto sumado a la estrepitosa caída del barril de petróleo en un 80 por ciento dejándolo aproximadamente a 10 dólares por barril, más el golpe al sector turístico en una de las fechas más importantes del año, han causado una depreciación del peso frente al dólar como nunca se había visto. Por lo que hemos tenido incrementos en ciertos productos que se importan, sin embargo, por el lado positivo se ha disminuido el precio de la gasolina y con ellos los costos logísticos que influyen en las cadenas de suministro de ciertas industrias.

Por todo esto muchas empresas, incluso antes de que se hiciera oficial la crisis, empezaron a mandar con esquemas de home office a sus empleados, y otras a adelantarles las vacaciones para poder protegerlos y protegerse a ellas mismas. Esto es muy importante ya que el capital humano representa un elemento esencial para cualquier organización, incluso en las plantas y organizaciones más automatizadas se necesita del capital humano para operar estos activos fijos, por lo que hoy en día tanto las organizaciones como el gobierno deben de tomar en cuenta la importancia de este. Ya que, incluso si los obligan a seguir trabajando de nada serviría que estuvieran enfermos y esto podría representar perdidas a largo plazo.

Hoy más que nunca el gobierno mexicano debe de voltear hacia otros países que ya sufrieron este virus y procurar seguir sus acciones para reducir el tiempo que la economía mexicana estará parada, es indispensable que se tome conciencia y se empiecen a llevar a cabo acciones poniendo el ejemplo y administrando los recursos del estado, priorizando la erradicación de este virus, la salud y bienestar de los mexicanos con incentivos económicos y políticas fiscales amigables. Por nuestra parte, como ciudadanos podemos apoyar quedándonos en casa y siguiendo las indicaciones de los organismos de salud y no cayendo en la histeria colectiva, debemos de mostrar esa unidad y empatía que tanto nos caracteriza como mexicanos ante el mundo para juntos salir adelante.


Te puede interesar: Del corazón de un barrio bajo

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.