Guía para invertir en el extranjero

La inversión es una herramienta de gran utilidad si se requiere generar patrimonio y seguridad financiera, especialmente en los primeros años de vida de una persona que empieza a trabajar.


Guia para invertir


Uno de los retos más importantes dentro de la vida de un joven emprendedor es la decisión del ahorro e inversión, ya que esto lo puede encaminar a generar proyectos de gran impacto, tanto de índole personal como de carácter social.

Para generar un marco teórico y profundizar sobre el tema, retomemos el primer de los dos aspectos mencionados; el ahorro. En México, este tema sigue siendo un “tabú”, ya que la cultura del ahorro en el país es prácticamente nula. Según datos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, sólo 43 por ciento de los mexicanos cuenta con algún tipo de ahorro, y aunque este dato pueda sonar alentador, casi la mitad lo hace debajo del colchón o mediante un sistema de “tandas”. Esto deja en evidencia la ausencia de cultura financiera en el país, que generalmente, suele ir ligado a un bajo ingreso mensual por persona y/o a gastos excesivos generados por y para el bienestar familiar.

Si tomamos en cuenta información proporcionada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), donde la población en México para 2050 se estima tendrá una proyección de 148 millones de habitantes a lo largo de la República Mexicana y que dentro de este grupo, casi la mitad de la población en el país se encuentra dentro del rango de edad de 15 a 44 años, nos lleva automáticamente a la conclusión de que la mayoría de los jóvenes en el país no tendrán una pensión digna ni forma de mantenerse económicamente plenos después de su edad de jubilación. He aquí la importancia del ahorro para los jóvenes en el país, ya que no sólo se genera una seguridad y plenitud financiera momentánea, sino que inmediatamente proyecta al joven emprendedor hacia un bienestar económico a futuro.

Habiendo señalado la relevancia del ahorro, analicemos el tema de la inversión, siendo catalogada esta última (la inversión) como la consecuencia inmediata del primer factor (el ahorro), ya que el objetivo principal de este sistema consiste en generar el capital suficiente para poder incrementarlo después.

Si el ahorro en México es un tema que no se practica en el día a día, la inversión es prácticamente una utopía exclusiva de las “clases altas” de la sociedad mexicana. Por lo mismo, mucho menos en la población económicamente activa menor a 25 años en el país.

La inversión es una herramienta de gran utilidad si se requiere generar patrimonio y seguridad financiera, especialmente en los primeros años de vida de una persona que empieza a trabajar.

Afortunadamente el sistema financiero en México, ofrece un sinfín de instrumentos y herramientas financieras, para las cuales, solo es necesario: 1) contar la edad mínima para la apertura de cuenta (18 años); 2) comprobante de domicilio vigente no mayor a 3 meses, 3) identificación oficial vigente (INE, pasaporte, y en caso de ser extranjero, FM) y; 4) Generar un depósito mínimo de mil a 2,500 pesos (en algunas entidades bancarias) para el caso de una cuenta de inversión, o de cien pesos para una cuenta de ahorro. Con estos requisitos, adquieres la capacidad de generar derechos y obligaciones con terceros para poder invertir en instrumentos financieros con rendimientos atractivos y muchas veces, sin costo.

Por ejemplo, los instrumentos que invierten en la denominación de renta fija, y que suelen catalogarse como “instrumentos de bajo riesgo”, tienen como función principal generar una promesa de pago con los gobiernos de ciertos países (en el caso de México, los más comunes son CETES, Bondes y UDIBONOS), y ofrecen tasas regularmente fijas cercanas al 7.0 y 8.0 por ciento. De esta manera, aseguras que tu dinero no se ponga en riesgo, ya que va ligado al funcionamiento y, por lo mismo, al cumplimiento del gobierno del país en el que inviertas. Además, existen plazos de 28, 90, 180 y 365 días, que se acoplan a cualquier tipo de inversionista. Este tipo de inversiones se recomiendan para personas con una aversión al riesgo baja.

Por otro lado, existen los instrumentos de renta variable, los cuales se denominan como “instrumentos de riesgo moderado/alto”. En este rubro existen un sinfín de instrumentos que prometen rendimientos muy atractivos, pero con un costo de perderlos mucho mayor a los de renta fija, ya que suelen ir ligados a las expectativas de los proyectos generados por las empresas que cotizan en bolsa. Dentro de la lista de estos instrumentos existen los de “riesgo moderado”, como los pagarés, papeles comerciales y las obligaciones financieras, y los de “alto riesgo”, como la FIBRAS, acciones, ETF´s, Forex (divisas) y derivados. Por otro lado, si lo que se desea es invertir en empresas fuera del país, cualquier casa de bolsa o banco te ofrece la oportunidad de invertir por medio del SIC (Sistema Internacional de Cotizaciones), que amplia tu portafolio de inversión a empresas listadas fuera de México (ej. Amazon, Google o Facebook).

Los instrumentos financieros de renta variable pueden ser fácilmente controlados si se cuenta con un asesor en una entidad bancaria o en casa de bolsa. Principalmente, se recomienda para personas con una aversión al riesgo alta.

Para decidir en qué tipo de mercado invertir, se necesitan tomar en cuenta algunos puntos, tales como; 1) Certeza absoluta de que la entidad financiera en la cual se depositará la confianza cuenta con todos los permisos brindados por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP); 2) Asesoramiento profesional y especializado sobre los instrumentos que están a tu disposición, ya que muchas veces, un mal consejo puede llevarnos a invertir en mercados para los cuales no estamos preparados a enfrentar; 3) Tener confianza sobre la decisión que se llevará acabo, “el inversionista debe tener total confianza y comodidad en el proceso”; 4) Estar enterado sobre el esquema fiscal en el cual tendrás que pagar impuestos, ya que se rige bajo diferentes estándares en México y en el extranjero; y 5) Brindar paciencia a tu inversión es de vital importancia si lo que buscas es estabilidad financiera y beneficios a futuro.

“Siempre supe que iba a ser rico, no creo haberlo dudado ni un minuto”.

Warren Buffet (Inversionista, CEO y 3er hombre más rico del mundo).

Bibliografía

//www.condusef.gob.mx/Revista/index.php/ahorro/ahorro/168-como-ahorramos-losmexicanos

//www.revistaneo.com/articles/2019/08/19/como-se-conforma-la-poblacion-joven-enmexico

//www.forbes.com.mx/los-10-paises-que-mas-ahorran-en-el-mundo/

//www.elmundofinanciero.com/noticia/73970/economia/los-diez-paises-que-mas-ahorrandel-
mundo-y-como-lo-hacen.html

//www.bbc.com/mundo/noticias/2016/05/160516_economia_ahorro_5_paises_beneficios_
ganancias_ms

//www.elfinanciero.com.mx/mis-finanzas/quieres-invertir-tu-dinero-fuera-de-mexico

//www.entrepreneur.com/article/267618

 

Te puede interesar: Como ave en una jaula

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.