Oídos sordos

Abogados laboristas expertos señalan que las acciones de la directiva de Notimex que encabeza Sanjuana Martínez son violatorias del Capítulo 23 y del Anexo 23-A del T-MEC, así como de los convenios 87, 97 y 135 de la OIT.


notimex 


Con el mes en curso comenzó la vigencia del Tratado de Libre Comercio entre México, Estados Unidos y Canadá, T-MEC, y al momento mismo de entrar en vigor, se evidenciaron las primeras violaciones a lo que ahí se establece.

Violaciones que se han cometido y se siguen cometiendo bajo la anuencia tácita del inmutable gobierno de la República, con el titular del Poder Ejecutivo desviando la mirada y con la arrogancia prepotente de doña Sanjuana Martínez, directora general de Notimex, la agencia de noticias del Estado mexicano.

Sin mover un dedo, o precisamente por no mover un dedo, al primer minuto del 1 de julio, tal como lo advierte con puntualidad un comunicado del Sindicato Único de Trabajadores de Notimex (Sutnotimex), el gobierno mexicano ya estaba incumpliendo compromisos asumidos en el capítulo laboral del nuevo Tratado.

No se trata de hacer aquí un recuento pormenorizado de esas violaciones; pero hay que recordar, a manera de ejemplo, que contra la agencia existen al menos 85 demandas por despido injustificado.

Hay evidencias al alcance de quien las quiera ver, de que la agencia continuó trabajando pese a haber recibido la instrucción expresa de que parara y, aunque a menor escala, sigue haciéndolo cuatro meses después de haber estallado una huelga cuya legitimidad avalaron las autoridades laborales.

Señalan abogados laboristas expertos que las acciones de la directiva de Notimex que encabeza Sanjuana Martínez son violatorias del Capítulo 23 y del Anexo 23-A del T-MEC, así como de los convenios 87, 97 y 135 de la OIT.

De todo esto están enterados en Palacio Nacional. Aunque hagan como que no saben nada.

Pero lo peor es que los trabajadores en huelga siguen sin percibir salario, la mesa de negociaciones no se ha instalado y todo indica que los dirigentes de la agencia apuestan a que los huelguistas se cansarán.

Mientras todo eso prevalece, en Palacio siguen imperando las loas de los “periodistas” que aplauden cada ocurrencia, cada gesto, cada mal chiste que se suelta en las homilías mañaneras.

Y de las arbitrariedades en Notimex, el predicador no se da por aludido.


Te puede interesar: De candidatos y gobernantes

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.