Comprar armas en EU es más fácil que comprar dulces

Los últimos tiroteos en Estados Unidos han generado debates sobre si son provocados por problemas mentales, por los discursos de odio o por la facilidad con la que se puede obtener un arma.


Armas Estados Unidos


En las últimas semanas, han llamado la atención los tiroteos de Texas y Filadelfia, los cuales reabrieron el debate sobre la portación de armas en Estados Unidos. Para Alejandro Hope, analista y experto en seguridad, estos recientes tiroteos han dado lugar a diferentes debates en relación con la portación de armas, incluso uno sobre la salud mental de la población estadounidense.

Según Hope, no se puede negar que hay problemas serios de salud mental; sin embargo, las cifras de desorden mental no son peores que las de países desarrollados, por ejemplo; en la tasa de suicidio, indicador que permite estimar las enfermedades mentales, EU está por debajo de Japón, Corea y muchos países europeos.

Por otro lado, el especialista en psicología Ángel G. Juárez, quien se desempeña como supervisor ejecutivo de salud mental en DOC.com y jefe de Operaciones Clínicas y Factor de Riesgo Psicosocial en Desser Consultores, indica que, a pesar de tener accesos a las armas, no todos los que se atreven a perpetrar estos atentados lo hacen por alguna causa en particular; es decir que, para generar una acción, ya sea un abrazo o alguna agresión, debe existir una motivación, creencias, valores, la cultura y, en este caso, también los discursos provocadores del presidente Donald Trump.

Te podría interesar: Aún hay héroes anónimos 

Las opiniones difieren. Alejandro Hope indica que debe hacerse un estudio más a fondo de lo que ocurre en los Estados Unidos y dejar a un lado los análisis superficiales o dejar de buscar pretextos como los discursos de Trump, que si bien han magnificado el odio racial, el analista asegura que ese odio viene de tiempo atrás y no es muy diferente a lo que sucede en otros países como en Alemania o, al discurso del ministro del interior italiano Mateo Salvini, quien también ha hecho declaraciones contra los migrantes.

Ángel G. Juárez asegura que los impulsos que provocan estos atentados también pueden ser causados pòr estrés, frustraciones, etcétera; sin embargo, se debe de entender que hay un impulso que parte de la personalidad misma, como un nivel de angustia, dolor o incluso la misma violencia que hay en el entorno,en la escuela o en la familia.

Murán Soto Antaki, analista internacional, dice que si bien el principal factor por el que se dan los atentados en Estados Unidos es la excesiva facilidad con la que se venden las armas, durante la campaña de Trump en 2016 aumentaron en 17% los crímenes de xenofobia o racismo en los lugares en los que hizo campaña; por lo cual el analista asegura que si existe relación entre el discurso de Trump y los atentados, pero recalcó que el problema de fondo es la irrestricta venta de armas.

En ese sentido, Alejandro Hope concordó en que el principal problema es el negocio de la venta de armas, y que las empresas se dedican a cabildear con los políticos para mantener la Segunda Enmienda a pesar de que 80% de los estadounidenses está a favor de regular el uso de armas de grueso calibre; como ocurrió de 1994 a 2004, cuando estaba prohibida la venta de rifles de asalto, hasta que el presidente George W. Bush decidió no extender dicha prohibición. El atentado del pasado 5 de agosto fue ejecutado por Patrick Crusius con un rifle de asalto.

En relación con lo dicho por Alejandro, Murán Soto dijo que un ejemplo claro de cómo presionan los partidarios del uso de armas es el hecho de que la Asociación Nacional del Rifle inyectó 30 millones de dólares a la campaña electoral de Trump.

Más de 50 años han pasado desde el primer atentado masivo registrado en Estados Unidos, cuando un joven, en Texas, disparó indiscriminadamente a quienes pasaban, desde lo alto de una torre.

Según la organización Gun Violence Archive, se han contabilizado desde entonces 254 tiroteos masivos este año, hasta el 7 de agosto. Por eso, según medios internacionales, políticos con mucha influencia en las cámaras de Estados Unidos tienen pensado abrir un debate para endurecer los requisitos para la posesión de armas.

Ante esto, Alejandro Hope indicó que en los Estados Unidos hay un promedio diario de un tiroteo masivo que deja como resultado 4 o más víctimas; además, se estima que en el vecino país del norte hay 120 armas por cada 100 habitantes, mientras que en Canadá (otro país donde se permite la portación de armas) tiene un promedio de 34 armas por cada 100 habitantes, Francia tiene 20 por cada 100, y en el Reino Unido hay 5 por cada 100. Además, aseguro que en México 80% de las armas incautadas al crimen organizado fueron vendidas de manera legal en los Estados Unidos.

El especialista en psicología Ángel G. Juárez dice que existen ciertas conformaciones culturales que propician esos tiroteos, como factores psicosociales. Así ocurre en los Estados Unidos, donde se promueven modelos criminales que evidencian un síndrome de criminalidad con impulsos de violencia, como ocurre con algunos videojuegos.

Sobre la frecuencia con la que se dan los tiroteos en Estados Unidos, Murán Soto dijo que si bien es cierto que hay muchos tiroteos masivos, en este momento si se pueden relacionar los discursos de Trump con los ataques como el ocurrido en Texas, porque los dichos del presidente norteamericano legitiman las acciones de supremacistas blancos, y aseguró que de 2016 a 2018 han aumentado considerablemente los ataques raciales y los crímenes de supremacistas blancos.

Es por ello que Soto Antaki aseguró que la actuación del gobierno mexicano contra los atentados de Texas al calificarlos como terroristas son acertados, pues la intención en específico de ese tiroteo era causar terror a la comunidad indocumentada en El Paso.

Para finalizar, Alejandro Hope dijo que está comprobado que el estado con menos atentados es Nueva York, donde hay una regulación mayor para la compraventa de armas, mientras que en Texas hay más Guns Shop que tiendas de autoservicio. “A menor control de armas ocurren más incidentes letales como suicidio, homicidio, tiroteos y lesiones,” concluyó.

Sin embargo, para Ángel G. Juárez existe una combinación de factores psicosociales, de personalidad, de carácter, además de factores biológicos hereditarios, que provocan este problema, pero hizo hincapié en que no existe una causa que provoque al individuo este efecto, y señaló que a pesar de que se prohibiera vender armas, el problema no dejaría de existir.

En México también se permite portar armas, aunque la diferencia está en las regulaciones, las cuales hacen muy complicado obtener el permiso.

Según información proporcionada por la Secretaría de la Defensa Nacional, para obtener una licencia de portación de arma de fuego con fines de seguridad personal se requiere: Una solicitud dirigida a la Sedena; una carta que avale el modo honesto de vivir firmada por el jefe directo o en su caso el presidente municipal o alcalde de su entidad; en el caso de los hombres la Cartilla del Servicio Militar Nacional liberada; certificado médico, psicológico y de no consumo de drogas; carta de antecedentes no penales y un comprobante de domicilio vigente.

Además, según la Sedena, no basta cubrir los requisitos antes señalados. Con base en la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos y su Reglamento, queda a juicio de la propia Secretaría de la Defensa Nacional aprobar o no el permiso de portación, principalmente si se justifica que la seguridad del solicitante corre peligro.

 

Te puede interesar: Condenar a muerte no es justicia 

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.