El PIB de América Latina y el Caribe crecerá 2.1% en 2022: CEPAL

En materia de empleo, el organismo proyecta una tasa de desocupación de 11.5 por ciento para las mujeres, mientras que para los hombres la desocupación sería de 8 por ciento para este 2022.



La región de América Latina y el Caribe enfrenta un 2022 muy complejo a causa de la persistencia e incertidumbre sobre la evolución de la pandemia, lo que producirá fuerte desaceleración del crecimiento, baja inversión, lenta recuperación del empleo, persistencia de los efectos sociales provocados por la crisis, aumentos en las presiones inflacionarias y desequilibrios financieros.

Así lo señala la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) en su informe anual Balance Preliminar de las Economías de América Latina y el Caribe 2021, el cual estima un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) para la región de 2.1 por ciento, debido a un debilitamiento a nivel mundial, una pérdida del poder adquisitivo y una posible inestabilidad financiera.

La CEPAL indicó que dos áreas de preocupación para el crecimiento son los bajos niveles de inversión pública y el incremento en el pago de intereses, este último incremento del pago en los últimos años ha reducido el espacio para otros gastos prioritarios.

En materia de empleo, el organismo proyecta una tasa de desocupación de 11.5 por ciento para las mujeres, mientras que para los hombres la desocupación sería de 8 por ciento para este 2022, casi igual a la de 2021 (8.1 por ciento), pero todavía muy por encima del 6.8 por ciento en 2019.

En conferencia de prensa, la secretaria ejecutiva del organismo, Alicia Bárcena, acentuó la desigualdad entre hombres y mujeres, lo que refleja la sobrecarga del cuidado sobre las mejores y el menor dinamismo de sectores que concentran el empleo femenino, como los servicios.

El informe también aborda uno de los temas económicos más preocupantes en la actualidad a nivel regional y mundial: el alza de precios de los productos y servicios. En 2021 se registraron presiones inflacionarias en la mayoría de los países de la región, lideradas por aumentos en los alimentos y la energía, y se espera que estas persistan en 2022.

La Cepal resaltó que la inflación es un fenómeno multicausal, por lo que las autoridades monetarias deben seguir utilizando el amplio espectro de instrumentos con los que cuenta, más allá de la tasa de intereses, para enfrentar las presiones inflacionarias sin menoscabar los impulsos por recuperar el crecimiento y el empleo y alcanzar un crecimiento sostenible, inclusivo e igualdad, señala el documento.

México crecerá 2.9% este año

La CEPAL recortó su pronóstico de crecimiento para México en 2.9 por ciento en el PIB para este año, muy debajo de lo que estaba todavía pronosticado en diciembre pasado del 3.2 por ciento.

Este pronóstico es inferior al tres por ciento esperado por el Banco Mundial y se encuentra lejos del estimado oficial por el Gobierno Federal, que está en 4.1 por ciento.

Otro factor es que México será una de las seis economías de la región menos dinámicas, apenas arriba de Ecuador, que registrará un crecimiento de su PIB de 2.6 por ciento; de Chile, y su avance de 1.9 por ciento; de Haití, que tendrá un desempleo de apenas 1.4 por ciento; Suriname, con un avance de 1.5 por ciento y Brasil que será el último con un crecimiento de 0.5 por ciento de su PIB.

La secretaría ejecutiva de la CEPAL, Alicia Bárcena, explicó que este desempeño de los dos gigantes económicos regionales tendrá repercusión en el promedio del PIB regional, que apenas llegará a 2.1 por ciento. Que esta moderación de la dinámica económica será resultado de un menor impulso de Estados Unidos y China, que acotarán la potencia de su recuperación.


Te puede interesar: IMSS relanza el Permiso COVID 3.0 para solicitar incapacidad laboral

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.