La mayoría de los niños en EU consume alimentos ultraprocesados en exceso

“Los alimentos ultraprocesados son omnipresentes en la dieta de los niños”, comentó Fang Fang y recalcó que pese a la educación y nivel económico de los menores que participaron en el estudio, en todas las casas se consume chatarra.



De acuerdo con un estudio realizado por la Friedman School y publicado en el Journal of the American Medical Association (JAMA), el 87 por ciento de las calorías que consumen los niños y adolescentes estadounidenses proviene de alimentos ultraprocesados.

El estudio examinó la alimentación de 33 mil 795 niños de Estados Unidos, desde los dos hasta los 19 años, entre 1999 y 2018. Los alimentos ultraprocesados se caracterizan por tener exceso de azúcares, carbohidratos y mucha sal entre sus ingredientes y son productos listos para consumir.

El reporte indicó que de 1999 a 2018, el aumento de calorías surgió de pizzas y hamburguesas congeladas que representan de 2.2 por ciento a 11.2 por ciento de calorías y en segundo lugar, se colocaron los postres y bocadillos empaquetados, con un consumo de hasta el 12.9 por ciento.

Según el informe, el consumo de alimentos ultraprocesados fue mayor en población negra, representando un porcentaje de 10.3 por ciento; seguido de población mexicoestadounidense con un porcentaje de 7.6 por ciento y la población blanca no hispana tuvo un porcentaje de 5.2 por ciento.

“Muchos alimentos ultraprocesados son menos saludables y contienen más azúcar y sal y menos fibra que los alimentos sin procesar o mínimamente procesados, y el aumento de su consumo por parte de niños y adolescentes es preocupante”, comentó Fang Fang Zhang, epidemiólogo nutricional de Friedman School.

Entre los alimentos más consumidos se ubica la comida rápida, como hamburguesas y otros alimentos muy grasosos, además de cereales con gran contenido azucarado y embutidos como el salami. El consumo excesivo de esos alimentos puede causar obesidad y diabetes.

“Los alimentos ultraprocesados son omnipresentes en la dieta de los niños”, comentó Fang Fang y recalcó que pese a que el estudio examinó educación y ganancias económicas de las familias de los niños que ingresaron al estudio, el consumo de alimento chatarra se da en casi todos los hogares.

Por otro lado, el consumo de bebidas azucaradas disminuyó su consumo de 1999 a 2018, pasando de 10.3 por ciento a 5.3 por ciento, lo que, según expertos, se debe a las campañas que surgieron para reducir el consumo de esos productos. Finalmente, Fang Fang Zhang aseguró que “debemos movilizar la misma energía y nivel de compromiso frente a otros ultraprocesados no saludables como los pasteles, galletas o bizcochos de chocolate”.

 

Te puede interesar: Clases presenciales son un hecho y ya hay medidas sanitarias obligatorias: SEP

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.