Ponerse en su lugar

La Iglesia católica supo valientemente mantenerse en su lugar. No abandonó a las víctimas ni fue indiferente ante lo que se está viviendo en el país.

Migrantes y refugiados

Así como hay familias que se debilitan porque contraen matrimonio solamente entre ellos, las sociedades también se debilitan sin los enfoques de los de otras nacionalidades.

“Con la iglesia hemos topado…”

Si la Iglesia pide que las autoridades protejan a los ciudadanos, es precisamente para evitar que la gente se haga justicia por su propia mano.