¿La corrupción somos todos?

Ana Teresa López de Llergo .

Imprimir

Hace varios años, estuvo en México una personalidad a nivel mundial. Varias veces nos había visitado y mantiene contacto cercano con mexicanos de distintas edades, ocupaciones y niveles socioeconómicos. Esa vez, entre diversas manifestaciones de afecto, poco antes de despedirse dijo: en México es preciso extirpar la corrupción.

En esta tierra nos preciamos de ser acogedores, cálidos… y es verdad, pero también ese modo de ser sencillo y con facilidad para resolver todo fácilmente, lo hemos confundido con la capacidad para saltarnos las leyes. Y, así la hemos pasado, bastante bien. En México todo se puede. Salvo algunas excepciones, la generalidad de las personas sin mayores complicaciones hacemos lo que nos viene en gana, mientras no nos vea la autoridad competente.

Así, a pequeña escala, si no se me ha olvidado la gramática, se puede conjugar el verbo corrupción: yo soy corrupto, tú eres corrupto, él o ella es corrupto (a), nosotros somos corruptos, ustedes son corruptos, ellos son corruptos. Pero, con esa práctica, nos hemos ido corroyendo, poco a poco, hasta llegar a cuestiones muy trascendentales: faltas de honestidad en el trabajo, adopción de la mentira, cultivo de la injusticia personal e institucional, y que cada uno lo complete según su experiencia.

Los pequeños detalles tienen importancia, si no se cuidan la pequeña desviación crece y el mal se impone. Un gran problema no aparece de la noche a la mañana, siempre hay síntomas, pero por ser intrascendentes, los dejamos estar y por allí empieza el descamino. Antiguamente se cuidaban con gran atención las mínimas faltas, se corregía al culpable, si no rectificaba se le aislaba para que no diera mal ejemplo, y con cariño se le ayudaba a rectificar.

Santa Teresa de los Andes habla del eterno antagonismo entre la sombra y la luz, los hijos de la sombra demuelen, los hijos de la luz regeneran. En todas las personas hay luz y sombra, la primera batalla se ha de librar en el centro de nuestra alma. Luego, las siguientes batallas se alternarán dentro y fuera, tratar de mejorar y ayudar a otros a mejorar. La meta está en regenerar, la muerte entonces no es derrota.

El sábado 7 de julio, leí un artículo que Jorge Traslosheros publicó en “la Razón” titulado “Reflexiones de un católico sobre la jornada electoral”. Muy positivamente analiza la jornada electoral, nos hace ver los adelantos en la implantación de la democracia. Su experiencia, como la mía, es que votamos en casillas llenas de personas de buena voluntad. Yo si me emocioné, cuando a temprana hora del domingo había una fila enorme, nada que ver con el sexenio pasado.

De todos modos, a pesar de esa experiencia luminosa, me quedan muchas sombras. Cuestiones observadas, comentarios escuchados. Como quien revisa una imagen vuelve una y otra vez el pensamiento de por qué en los dos momentos en que tuve que llenar las papeletas tardaron tanto las personas que estaban delante de mí. ¿Qué más hicieron? Había personas mayores, lentas de movimientos y con otras deficiencias, no era el caso de esos dos muchachos  jóvenes y fuertes.

Bastantes comentarios escuché de que no votarían por su candidato sino por Enrique Peña Nieto para asegurar que no ganara López Obrador, el temor era fundado porque las encuestas estaban muy parejas. Con este modo de votar no expusimos nuestra preferencia, nos fuimos a la simulación de un juego de azar.

Otros afirmaban estar cansados de tantas muertes y tan cercanas, la inseguridad y los pleitos a mano armada se han adueñado de las zonas residenciales. Por eso, preferían al candidato que ofreciera la paz. Pero nos hemos puesto a pensar: la paz ¿a costa de claudicar? ¿estamos dispuestos a perder lo ganado? ¿nos inclinamos a que el mal crezca sin obstáculos pero oculto?

Así estuvimos por años, con una paz y tranquilidad ficticia, que ya tenía sus brotes y que los tendrá con más fuerza si no se combate el narcotráfico. Los que cultivan la droga son un peligro, también lo son los que la consumen. Muchos de los crímenes que actualmente se están cometiendo son provocados por personas fuera de sí, completamente drogados. ¿Esa es la paz que queremos? quien promete la paz a base de pactos se engaña y nos engaña, con el mal no se puede convivir.

También se acusan unos partidos y otros de que compraron los votos, parece que sí. Sin embargo, qué pasa con los compradores, ¿dónde están sus ideales, sus principios, su amor a la democracia, a la verdad?

Y, los narcos ¿estuvieron quietos? hay quienes aseguran que quisieron castigar a Calderón y soltaron dinerales  para que votaran por Peña.

¿Qué cómo saber por quién votaron? para eso están los celulares, una foto de la planilla y ya está. Y vuelvo a mi duda ¿por que tardaron tanto los que me antecedieron a votar?

Todos los periódicos se enfocan a tal o cual candidato, a tal o cual político, pero si el pueblo nos portáramos de otro modo podríamos mejorarlos y mejorar nuestra patria. Tenemos una grandísima responsabilidad, vendieron votos porque hubo compradores, queremos dejar la lucha porque somos cobardes, no nos engañemos.

Mi deseo es que cada uno vayamos al fondo de las cuestiones, que no nos dejemos manipular, que si buscamos el bien, el bien es más fuerte que el mal y se impondrá.

Pensar, pensar, pensar es lo que necesitamos y actuar, actuar, pero actuar bien. Regenerarnos, regenerarnos, regenerarnos. Eso sí forja una democracia.

La semana anterior a las elecciones fui al Estado de México, en una casita de las afueras de Atlacomulco pusieron una manta: ¡Gracias Calderón! Un buen ejemplo nunca visto y menos en ese estado.

@yoinfluyo

alopezde@up.edu.mx


( 12 Votes )
 
comments

Comentarios  

 
0 #3 Dimna González 23-07-2012 12:29
Ayer nada menos, comentaba con mis hijos, sobre las elecciones y otras situaciones en las que está implicada la moral y cómo la Iglesia en su Doctrina Social, nos deja claro qué hacer en cada caso y cómo algunos casos deben ser tratados de manera diferente.
Pero lo que sí nos quedó claro, es cómo el "nomás tantito" ha dañado nuestra manera de obrar cómo hemos permitido que nuestros hijos obren sin tomar en cuenta su conciencia.
Todo esto por el sentido que le da Ada al artículo en su comentario.
Gracias Ana Teresa por la reflexión. Gracias a Ada porque también su comentario es importante y gracias a Ernesto g, porque tampoco debemos perder las reglas gramaticales
Citar
 
 
+6 #2 Ada 19-07-2012 11:25
Gracias por esas líneas, que en lo personal, tienen mucho para reflexionar.
Totalmante de acuerdo, hasta que encuentro alguien que piensa en el mismo sentido, porque la mayoría con quien platico, piensa que sino está prohibido entonces está permitido. Y es así como justifican las acciones de gobernantes, aspirantes y simpatizantes. Esto nos lleva a siempre andar buscando las "lagunas de las leyes" para de esa manera evadir la verdad. Hay un principio básico que nunca debemos violar: RESPETAR.
Citar
 
 
+1 #1 Ernesto g 19-07-2012 10:47
De acuerdo que hay luces y sombras, y que aportemos para que las luces abunden.
( ;-) Para no dejar que una pequeña desviación gramatical crezca hay que decir que corrupción es sustantivo y que los sustantivos no se conjugan.)
Citar
 
  • 1
  • 2
  • 3
Juan Pablo II: tres eventos relevantes En un pontificado tan largo como el de Juan Pablo II (1978 a 2005) y con una personalidad tan... leer más... Especiales
En un mes, OCDE modifica panorama de la pobreza en México El diagnóstico sobre la pobreza en México de la OCDE cambió sustancialmente, pues luego de un... leer más... ROOT
EDITORIAL - ¿Padres laicos? La imposición de una agenda ya superada y anacrónica, siempre será una injusticia de... leer más... Editorial
Una mirada a la Teología del Cuerpo de Juan Pablo II Una mirada a la Teología del Cuerpo de Juan Pablo II leer más... Especiales
ONU saluda apoyo de Perú a proyecto ley unión gay La ONU saludó el apoyo del Ministerio de Justicia y la Defensoría del Pueblo a un proyecto... leer más... Internacional
Operación pionera salva a mujer embarazada Es la primera vez que se practica a una mujer embarazada con cardiopatía una operación... leer más... Familia
¿Conviene a capitalinos que el DF se convierta en un estado? No sabemos si los que vivimos en la Capital, tendríamos algún beneficio si el Distrito Federal... leer más... Nacional
El aborto y la sociología En una entrevista al Dr. Alejandro Navas, catedrático de la Universidad Navarra, explica la... leer más... Familia
Campamentos de desplazados crecen en Haití Muchos de los campamentos para haitianos desplazados por el terremoto de 2010 están creciendo... leer más... Internacional
Marie Collins, ejemplo del perdón El Papa Francisco nombro a Marie Collins, una víctima de los abusos sexuales como integrante... leer más... Internacional
Urge Coparmex-DF blindar a la Ciudad del “efecto cucaracha” Coparmex Ciudad de México reflexiona sobre el clima de inseguridad y de las posibles... leer más... Nacional
Creador de técnica in vitro: amenaza clonación a raza humana Jacques Testart padre científico del primer niño probeta, denuncia un uso equivocado de la... leer más... Familia
Cristianos y musulmanes deben estar unidos contra extremismo Obispos de la Asamblea de los Ordinarios Católicos de Tierra Santa, han realizado un documento... leer más... Internacional
EDITORIAL – “Te doy gracias, mujer trabajadora” En México, 15.54 por ciento de los hogares son encabezados por mujeres. Debido a una cultura... leer más... Editorial
Venezuela y los organismos multilaterales americanos La crisis venezolana ha sido objeto de un tratamiento desigual en los más importantes foros de... leer más... Internacional
La paz es posible sólo con Dios, recuerda al mundo Juan XXIII “Pacem in terris” es un documento de gran trascendencia y con vigencia actual.... leer más... Especiales
INE: todo terminó en un “reparto de cuotas” La nueva conformación del INE se vio sujeta por el reparto de cuotas partidistas y los 11... leer más... Nacional
¿Crees que las drogas te ayudan? Una hiena y un emú, en la nueva campaña de publicidad donde el objetivo de la campaña es... leer más... Familia
The Website Grade for yoinfluyo.com! Website Monitoring - InternetSupervision.com