Revolución sexual ¿hacia dónde?

Norma Mendoza Alexandry .

La revolución sexual y sus consecuencias

¿Por qué cuesta tanto hablar de la revolución sexual si vivimos en el siglo XXI y ha habido un cambio radical en base a este concepto? En este artículo voy a resumir más abajo el testimonio de una mujer sexualmente desorientada que rectificó y que nos ubica en lo que ahora se ha convertido en una práctica común.

Pero antes, me permito comunicar a ustedes algunos breves antecedentes psico-sociales.

La píldora anticonceptiva de finales de los años 60 fue uno de los factores que desencadenó la llamada “revolución sexual” en Occidente. Los cambios sociales que se derivaron de esta, fueron de tendencia liberadora para las mujeres.

En un artículo de periódico Wall Street Journal (Marzo 2012)1, la investigadora del Hoover Institute Universidad de Stanford, Mary Eberstadt se pregunta si realmente la revolución sexual ha sido buena y liberadora  para las mujeres.  Ella misma responde con un tajante “No”  a este cuestionamiento.

Aludiendo a un mito sobre la Iglesia Católica que dice: “Si no fuera por la Iglesia Católica ya nadie se opondría a la anticoncepción”,  Eberstadt contesta que en realidad...”la guerra contra las mujeres es un mito” –y más adelante afirma que debido a esta tendencia ha habido cambios: “Ahora las familias son más pequeñas; las tasas de nacimientos han caído; los divorcios y los nacimientos fuera del matrimonio están por las nubes... La demografía ha empezado a funcionar ahora contra el moderno estado de bienestar, que se ha hecho difícil de mantener con menos hijos y padres más ancianos...”

Eberstadt pregunta.  ¿La revolución sexual ha hecho más felices a las mujeres?

Confusión entre sexualidad normal y anormal

En el ámbito puramente psicológico, acudimos al psiquiatra doctor A. Polaino2 quien dice que se trivializan y diluyen trastornos que son por sí mismos suficientemente importantes como para ser estudiados y atendidos por un clínico. 

Si existen trastornos, en lugar de estudiarlos, son desnaturalizados en su auténtica significación al reducirlos a nuevas formas alternativas -y en tanto que afectados por la permisividad, son socialmente aceptables, con los que cualquier persona puede procurarse la satisfacción sexual que se le antoje, sea esta normal o anormal (patológica).

La sexualidad humana es enormemente versátil como consecuencia de no estar del todo determinada biológicamente, de no ser completamente innata, de ser modificable por influencias del aprendizaje y de la educación y de irse configurando a lo largo de la trayectoria biográfica de cada persona de acuerdo con las elecciones que cada uno hace, a tenor de la libertad que cada persona tiene.

Esto explica la enorme versatilidad que la conducta sexual tiene en la especie humana.

Pongamos un ejemplo actual de la experiencia personal de una mujer que plasma los confusos alcances de la revolución sexual a la que nos referimos.

Experiencia de una mujer, relatada por ella misma.

“-Permítanme decirles el último acontecimiento en mi vida: No he tenido relaciones sexuales en ya casi cuatro años. No soy perfecta, pero durante los últimos años de mi vida no ha habido desviaciones. Admito que no soy virgen. Tampoco soy una reprimida sexual. No soy una helada obsesiva-compulsiva con problemas psicológicos. Y hasta el punto que yo sé, no soy totalmente repulsiva. Sin embargo, al observar el mundo a mi alrededor, si eres mujer, no importa cómo te veas, siempre hay alguien que piensa que estás “bastante bien”.

Lo que pasó conmigo es que llegué a una decisión por razones éticas, morales y hasta religiosas: no tener ya relaciones sexuales y lo he sostenido más de tres años. Usted se preguntará:  -¿por qué ella me estará diciendo esto? -Buena pregunta.  Eso es el por qué me ha llevado tanto tiempo decirlo.

Voy a trasmitirles algo crucial. Entre más pienso y aprendo sobre el aborto, estoy más convencida de que la manera de ocultarlo, es convencer a la gente que aún no existe un ser humano después de la concepción y que “eso” se extirpará con la aspiradora.

Así, mientras las personas tengan relaciones sexuales a pesar del hecho de que no tienen interés o deseos de procrear, seguirá habiendo abortos. Y sí, esto también incluye la anticoncepción. Todos sabemos que no existe ningún método completamente seguro aparte de la abstinencia.

Yo personalmente creo que la mejor manera de que un niño venga a este mundo, es naciendo de dos personas unidas en matrimonio  -esto es, comprometidos uno con la otra ante los ojos de Dios y de los hombres.

Así, decidí seguir el consejo de Mahatma Gandhi acerca de que: yo voy a ser el cambio que deseo que haya en el mundo. Decidí poner un alto a actividades de “hacer-bebés” hasta que estuviese en una situación en la que sintiera que era lo mejor al hacer esta actividad.

¡Ah!  ¡Ustedes están pensando que lo que acabo de decir es sólo una estúpida regla de mi tonta, anticuada y opresiva religión patriarcal!

Primero les voy a recomendar que se calmen.  En segundo lugar, permítanme decirles que –Si, hay algo de eso-.

La ley moral está basada en la ley natural.  La razón por la que Dios nos dio estas molestas reglas es porque son buenas para nosotros.

Cuando la gente sigue los principios básicos de la moral sexual judeo-cristiana, simplemente viven mejor. Llevan una vida de amorosa responsabilidad en la que por ejemplo, su reacción a una prueba positiva de embarazo es con lágrimas de alegría y abrazos, opuesto a los ataques de pánico y sudores de temor.

Yo sé esto, porque he vivido la otra vida.  Mi vida nunca fue lo que se llama “promiscua”, pero tampoco viví una vida sexualmente moral. Debido a que yo quería entregarme totalmente a hombres que no estaban dispuestos a hacer lo mismo por mí, viví una vida con el corazón roto y muy confundida.

Finalmente hace cuatro años, noté que cada vez que daba mi corazón a alguien, ya no era igual. Cada vez había menos y menos corazón para dar. Me convertí en una mujer menos abierta, más reservada y hasta amargada. Sentí como una pared alrededor de mi corazón y ésta se hacía cada vez más gruesa y alta.

Yo sabía que  -si Dios lo quisiera-, algún día tendría un esposo.  Pero, ¿quería yo que él se conformara con lo que sobraba de mí?  ¿Quería yo que él tuviera que escalar esa pared para llegar hasta mi corazón?  Entre tanto, yo estaba perdiendo el respeto de mi misma.

Después decidí tomar la decisión de poner fin a ese estilo de vida.  Yo no soy la persona más responsable del mundo. Tengo deudas y hasta descuido cuánto dinero me queda en el banco. Alguna vez ni siquiera me preocupé por lavar mi carro en todo un año.

Pero aún así puedo tomar la decisión de animar a otras a vivir la vida de otra manera. Hoy puedo decirles lo irresponsable que es involucrarse en relaciones sexuales pasajeras y no-procreativas.

Hoy practico lo que digo. Tengo ya 32 años de edad y últimamente he salido con un hombre responsable de 40 años. Ambos pensamos que tener bebés debe ser privilegio exclusivo de personas casadas.

Quiero que tú quienquiera que seas, vea y sepa que sí es posible hacer decisiones morales, aún en estos tiempos. No te sometas a lo que Chesterton llamaba “La degradante esclavitud de ser hija de estos tiempos”. ¡Haz tus propias decisiones; no te creas esa mentira de que si no tienes relaciones sexuales te vas a marchitar o tus partes íntimas caerán en desuso!  Aunque te acusen de vivir una vida de privaciones, ellos en cambio son prisioneros de sus impulsos, invitando a un embarazo no planeado o a enfermedades de trasmisión sexual, o a un aborto, o a la depresión, o a la pérdida del respeto propio, etcétera.

Yo ya me retiré de todo eso y soy inmensamente feliz.  He sentido cómo mi corazón se ha curado y vuelve a sanar.  Sé que la próxima vez que me entregue a un hombre, será en mi noche de bodas; será a alguien en quien yo ponga mi confianza y él será quien a su vez se entregue a mí. Aún más, cuando tengamos un bebé será en las mejores circunstancias posibles, para que podamos dar a ese bebé la mejor vida posible.

Soy una mujer ordinaria con sentimientos bastante ordinarios. Lo que deseo comunicar a ustedes es algo así como: -Miren, si ella puede lograrlo, entonces... creo que yo también-.

Quizá puedas pensar: -Esa persona con la que estoy dice que está enamorado de mí y  quiere tener relaciones sexuales conmigo-. Esa persona miente; así de simple. Debo preguntarme: ¿Quiero estar con una persona que solamente quiere estar conmigo si me acuesto con él? ¿Se llama “amor” a eso?

Para mi la respuesta es: NO.  Y No, punto.
¿Cuál es tu respuesta?”
Kristen Walker
(Life News, 2-24-12)

Conclusión

La confusión que hoy está vigente en el ámbito de la sexualidad humana, en opinión de un prestigiado psiquiatra3 tiene algunos factores precisos:

  1. La función sexual se ha transformado en una motivación ideológica útil para movimientos como el de los gay o las feministas (conocido como Women’s Lib).
  2. El hecho de que se ha ampliado el repertorio de los comportamientos del que tradicionalmente disponía el hombre para la satisfacción de su sexualidad. Esto se derivó del uso de procedimientos anticonceptivos y cayó en la exclusiva búsqueda de placer.
  3. Se ha relativizado la sexualidad al amparo del permisivismo social, lo que ha penetrado sin mayor dificultad en muchas conductas humanas.

Finalmente habrá que preguntarse:
¿Por qué webs que están dirigidas por mujeres y destinadas a mujeres se centran tanto en hombres que no terminan de madurar y reflejan tanta desesperación sobre las relaciones entre ambos sexos? 

¿Por qué hoy hay mujeres con mucho talento que deciden tirar la toalla y tener hijos solas, recurriendo al semen de donantes anónimos, creando así –por primera vez de manera intencionada—un mundo de hijos sin padres?

¿O cómo explicar el que, en una época en que el progreso de las mujeres estadounidenses y europeas ha sido enorme, sus niveles de satisfacción vayan en declive?

A partir de datos de varias encuestas realizadas en EU y Europa, los investigadores de la Wharton School, Universidad de Pennsylvania, B. Stevenson y J. Wolfers 4 muestran que el grado de satisfacción que declaran las mujeres, ha descendido en los últimos 35 años, precisamente en un período en el que han mejorado indudablemente su educación, sus ingresos, su situación profesional y social.

La revolución sexual acogida por el feminismo de género, se ejemplifica en un dicho popular:
“¡Ten cuidado con lo que deseas ya que... Se te podría realizar!”

1 Ace-Prensa, 24-03-12
2 Polaino Lorente, Aquilino. Sexo y Cultura. RIALP, 1995
3 Polaino Lorente, Aquilino. Sexo y Cultura. RIALP, 1995
4 B. Stevenson y J. Wolfers. The Paradox of Declining Female Happiness. Wharton School Univ. Pennsylvania, 2009.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com


( 16 Votes )
 
comments

Comentarios  

 
0 #3 Estela 30-05-2012 14:26
Ahora las mujeres tenemos tantas oportunidades que nos permiten superarnos hasta sin gastar ni tener que trasladarnos y, duele de verdad, que muchas prefieran caer en lo negativo de estos tiempos en vez de aprovechar todo lo positivo. Personalmente, aunque no soy monedita de oro, soy muy feliz, realizada, reconocida y hasta admirada por lo que he vivido; estoy segura de que es el fruto del esfuerzo diario para decir "si" o "no" cuando corresponde y sostenerlo con el carácter que me permite enfrentar las consecuencias. :roll:
Citar
 
 
+2 #2 Ma. Elena Melgarejo 26-05-2012 18:33
El contenido de la carta que cita Norma Mendoza, deberían leerla numerosas mujeres que han perdido su identidad. Esta chica se percata de que ha sido instrumentaliza da, convertida en objeto de placer en el que el verdadero amor está ausente. Cae en la cuenta de que con ese derrotero se convierte quizá en una mujer incapaz de ser amada, de formar una familia y de vivir una vida feliz. Experimenta baja autoestima y por fortuna se da cuenta de que está en sus manos cortar con lo que la rebaja no sólo ante sí misma, sino ante los demás. Su confesión abierta para ayudar a quienes se encuentren en la situación en la que ella estuvo, es veraz y generosa, vale la pena tomarla en cuenta.
Citar
 
 
+3 #1 Israel 26-05-2012 08:52
Es una lástima que los que buscan la libertad sexual se han convertido en esclavos de sus institntos.
Citar
 
  • 1
  • 2
  • 3
Juan Pablo II: tres eventos relevantes En un pontificado tan largo como el de Juan Pablo II (1978 a 2005) y con una personalidad tan... leer más... Especiales
En un mes, OCDE modifica panorama de la pobreza en México El diagnóstico sobre la pobreza en México de la OCDE cambió sustancialmente, pues luego de un... leer más... ROOT
EDITORIAL - ¿Padres laicos? La imposición de una agenda ya superada y anacrónica, siempre será una injusticia de... leer más... Editorial
Una mirada a la Teología del Cuerpo de Juan Pablo II Una mirada a la Teología del Cuerpo de Juan Pablo II leer más... Especiales
ONU saluda apoyo de Perú a proyecto ley unión gay La ONU saludó el apoyo del Ministerio de Justicia y la Defensoría del Pueblo a un proyecto... leer más... Internacional
Operación pionera salva a mujer embarazada Es la primera vez que se practica a una mujer embarazada con cardiopatía una operación... leer más... Familia
¿Conviene a capitalinos que el DF se convierta en un estado? No sabemos si los que vivimos en la Capital, tendríamos algún beneficio si el Distrito Federal... leer más... Nacional
El aborto y la sociología En una entrevista al Dr. Alejandro Navas, catedrático de la Universidad Navarra, explica la... leer más... Familia
Campamentos de desplazados crecen en Haití Muchos de los campamentos para haitianos desplazados por el terremoto de 2010 están creciendo... leer más... Internacional
Marie Collins, ejemplo del perdón El Papa Francisco nombro a Marie Collins, una víctima de los abusos sexuales como integrante... leer más... Internacional
Urge Coparmex-DF blindar a la Ciudad del “efecto cucaracha” Coparmex Ciudad de México reflexiona sobre el clima de inseguridad y de las posibles... leer más... Nacional
Creador de técnica in vitro: amenaza clonación a raza humana Jacques Testart padre científico del primer niño probeta, denuncia un uso equivocado de la... leer más... Familia
Cristianos y musulmanes deben estar unidos contra extremismo Obispos de la Asamblea de los Ordinarios Católicos de Tierra Santa, han realizado un documento... leer más... Internacional
EDITORIAL – “Te doy gracias, mujer trabajadora” En México, 15.54 por ciento de los hogares son encabezados por mujeres. Debido a una cultura... leer más... Editorial
Venezuela y los organismos multilaterales americanos La crisis venezolana ha sido objeto de un tratamiento desigual en los más importantes foros de... leer más... Internacional
La paz es posible sólo con Dios, recuerda al mundo Juan XXIII “Pacem in terris” es un documento de gran trascendencia y con vigencia actual.... leer más... Especiales
INE: todo terminó en un “reparto de cuotas” La nueva conformación del INE se vio sujeta por el reparto de cuotas partidistas y los 11... leer más... Nacional
¿Crees que las drogas te ayudan? Una hiena y un emú, en la nueva campaña de publicidad donde el objetivo de la campaña es... leer más... Familia
The Website Grade for yoinfluyo.com! Website Monitoring - InternetSupervision.com