Miles exigen retirar iniciativas para legalizar el aborto

"Las mujeres merecen más que un aborto", indicó Alison González Andrade, vocera de Pasos por la vida. 


 Marcha por la Vida


Miles de personas de distintos estados de la República participaron en la 8a. Marcha por la vida, convocada por la asociación Pasos por la vida, al término de la cual exigieron se retiren las 24 iniciativas para legalizar el aborto que existen tanto en el Congreso de la Unión como en las legislaturas estatales y, en cambio, exhortaron a que se promuevan leyes que protejan la vida del niño por nacer y de la mujer embarazada. 



A través de Alison González, vocera de la asociación, se subrayó el interés por la salud de la mujer, por su desarrollo profesional, y por su seguridad; así como para que cuente con las herramientas necesarias para salir adelante ante un embarazo en dificultad.



La 8a. Marcha por la vida se desarrolló el sábado 18 de mayo, teniendo como punto de inicio el Monumento a la Madre de la Ciudad de México, donde se llevó a cabo un festival que comenzó alrededor de las 9:30 de la mañana.



Tras la conclusión del festival se llamó a los participantes a ponerse en marcha con dirección a la Cámara de Diputados de la Ciudad de México, inundando con un río de personas la calle Villalogín para después tomar Avenida Paseo de la Reforma. 



Algunos políticos de diferentes extracciones también marcharon como fue el caso de Claudia Caballero, diputada local de Nuevo León por el Partido Revolucionario Institucional (PRI); la exsenadora Lizbeth Hernández Lecona también por el PRI; Carlos Leal diputado local de Nuevo León, postulado por el Partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena); Alejandra Reynoso, senadora de la República por Guanajuato del Partido Acción Nacional (PAN), Elsa Méndez diputada local en Querétaro por el PAN así como Cecilia Romero de larga trayectoria política en el mismo partido; además de Esmeralda de los Ángeles Moreno, diputada federal por el estado de México del Partido Encuentro Social (PES), entre otros. 



Los contingentes de estados como Veracruz y Guanajuato o tan lejanos como Nuevo León, expresaron de diferentes maneras su alegría y pasión por la vida desde la concepción hasta la muerte natural. Con porras, pancartas y música externaron su sentir incluso un conjunto de "chinelos", dieron ejemplo de la cultura de nuestro pueblo durante el evento.



Los ciudadanos siguieron por Juárez, doblaron en Eje Central para después tomar la calle de Donceles, ya en la recta final hacia el recinto legislativo. A su paso muchos de los transeúntes se detuvieron a ver la marcha y hasta un visitante argentino felicitó a los participantes.



Al frente del edificio de Donceles se instaló un templete desde el cual se dirigió el mensaje de cierre en voz de Alison González Andrade en nombre de Pasos por la Vida, en el cual recordó que desde hace 12 años las modificaciones legales que permiten el aborto en la capital han perdido la vida por lo menos 200 mil niños en el vientre de su madre y exigió la derogación de esta ley.



Así subrayó que "estar a favor de la vida es estar a favor de la mujer". Y agregó "desde aquí exigimos a Porfirio Muñoz Ledo y a Olga Sánchez Cordero que detengan sus intentos de aprobar una ley, la cual terminaría con la vida de miles de mexicanos. Las mujeres merecen más que un aborto".



González Andrade sostuvo que “preservar la vida no es un tema de derechas o izquierdas sino que involucra a todos” e indicó que el reto actual es lograr que las mujeres sientan seguridad y tengan oportunidades de desarrollo. 



Se llamó al Poder Judicial en especial a los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación a abandonar las agendas internacionales proaborto que buscan el descenso poblacional en los países en vías de desarrollo y, en cambio, se les pidió que defendieran a los más indefensos porque con el aborto se privilegia la ley del más fuerte.



A los políticos se les exhortó a crear políticas públicas que protejan los derechos humanos; los funcionarios públicos a defender a los ciudadanos de la violencia; a los médicos a cuidar de la salud y la vida de las personas, además, a los intelectuales a favorecer condiciones para una convivencia armónica. 



González Andrade finalizó subrayando que la marcha pone de manifiesto la disposición "de apoyar y acoger a todas las mujeres embarazadas que se sienten solas ante un embarazo de inesperado, porque no están solas".

 

Te puede interesar: La niñez debe estar al centro de la agenda política y social: Unicef 


@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.